GRUPO PLAZA

de septiembre a diciembre

Las escuelas amenazan con privar del descuento del bono infantil si Generalitat no paga los 10 millones que adeuda

27/12/2016 - 

VALENCIA. La Asociación de Escuelas Infantiles Privadas en la comunidad valenciana (ACADE-ADEIV) ha denunciado hoy que que la Administración debe a los centros más de 10 millones de euros del pago de los bonos de los meses de septiembre a diciembre. Una situación que se está repitiendo en los últimos años y que pone en riesgo la continuidad de las escuelas. 

Si bien la mayor parte de escuelas han descontado a las familias el valor de los bonos en el coste de la plaza escolar porque, “por su situación económica, muchos padres no pueden hacer frente a la escolarización de sus hijos”, subraya Carmen Bardal, presidenta de ACADE-ADEIV, a partir de ahora amenazan con reconsiderar la sitaución. "Los centros privados de educación infantil de la comunidad valenciana están atravesando una situación muy complicada que pone en riesgo su continuidad", asegura.

Es por ello que el sector se está planteando en no adelantar a los padres los descuentos de los bonos en el coste de la plaza escolar ya que la mayor parte de los centros escolares, en su mayor parte pequeñas empresas familiares, se están quedando sin recursos para afrontar el próximo trimestre. Así lo afirma la presidenta de ACADE-ADEIV, Carmen Bardal, quien subraya que “muchas escuelas estarán en una situación económica muy comprometida para hacer frente a los pagos de impuesto que deben realizar en enero”.

Los retrasos en los pagos de los bonos infantiles a los centros es una constante en la comunidad valenciana, que ACADE-ADEIV ha denunciado reiteradamente. De hecho, no fue hasta este mes de septiembre cuando la Conselleria realizó el pago de los bonos que adeudaba de los meses de abril a junio del curso pasado. “Estamos muy decepcionados con la Administración por el incumplimiento de su compromiso”, recalca la presidenta de la asociación educativa.

Las consecuencias de estos retrasos para los centros son muchas ya que tienen que hacer frente con recursos propios, “y sin recibir ningún ingreso, a todos los gastos generados por la atención y manutención de los niños, salarios y costes laborales, seguros, mantenimiento de, impuestos, facturas… lo que está llevando a la descapitalización de muchas de estas pequeñas empresas educativas”, subraya Bardal.

Los presidentes de las delegaciones de Alicante, Ramiro López y Castellón, Elena Peset, hacen hincapié en la misma situación. “Tanto los centros como, sin duda, las familias, agradecemos el esfuerzo de la conselleria por incrementar el número y la cuantía de los bonos y que se tenga en cuenta la renta familiar para favorecer a los padres con menos recursos, pero de nada sirve si los centros no reciben estos ingresos. El momento es muy dramático. Las escuelas están sin fondos para continuar con su actividad y para adelantar los descuentos de los bonos a los padres. Las familias pueden ser las grandes perjudicadas por estos retrasos de la Administración”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email