GRUPO PLAZA

varios recursos y un fallo en la licitación

Las obras de La Nau de Sagunt acumulan casi tres años de retraso por un error en su licitación

25/08/2022 - 

VALÈNCIA. Parece una maldición, pero no lo es. Las obras de La Nau de Sagunt, licitadas y adjudicadas en noviembre de 2019 con un plazo de ocho meses, aún no han empezado. Acumulan 2 años y 10 meses de retraso. Y entre una de las causas que han provocado esta situación, un simple error burocrático.

Haciendo en cronograma, desde 2018 el edificio es de la Generalitat, pero no fue hasta finales de 2019 cuando se aprobaron las obras, por un valor de 1.677.511,92 euros (impuestos incluidos) a la empresa Binaria Compañía General de Construcciones, S.L. Una vez concluido el proceso con el que debían entrar las máquinas, el Ayuntamiento de Sagunto tramitó (tardando unos meses) la licencia de obras y actividad, pero al ser un edificio con un aforo mayor de 500 personas, era necesario también tener la autorización del Servicio de Espectáculos Públicos, dependiente de la conselleria de Justicia y Administraciones Públicas. La entidad local no remitió la documentación hasta junio de 2020, y la conselleria agotó el plazo máximo para contestar que los informes necesitaban algunas precisiones. Eso significó un retraso de casi medio año porque se tuvo que modificar la redacción del proyecto y volver a empezar el proceso de licencia.

Finalmente, a lo largo de 2021 consiguen el visto bueno del Ayuntamiento y Justicia, pero los restos de atrezzo, vestuario y otros objetos que se siguen conservando dentro se tenían que trasladar a un nuevo sitio para no entorpecer las obras, por lo que Cultura buscó durante varios semanas buscando una nave donde poder dejar todo el material.

Pero el mayor retraso ha sido por culpa de un error burocrático: la licitación que se sacó, en contra de lo habitual, no incluyó la dirección de la obra, y a punto de empezar, tuvieron que volver a paralizar el proceso para buscar esta figura legalmente imprescindible. Este fallo ya se intentó resolver justo después de la propia licitación de la ejecución de las obras. Resuelto el día 6 de noviembre ese concurso, Cultura publicó otro proceso el día anterior, el 5, para el “Servicio de dirección facultativa y coordinación de seguridad y salud para las obras de adecuación de una nave polivalente en Sagunto” por un valor de estimado de 117.425,46 euros. La licitación fue entonces recurrida por el Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia señalando varios puntos en el procedimientos que podrían ser irregulares. Presentado al Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, este estimó las medidas cautelares de suspender la licitación provisionalmente.

Render de la futura Nau de Sagunt. Foto: GVA

Para evitar que la suspensión se alargara, e incluso se ratificara el cambio de procedimiento, el 21 de enero de 2020, Conselleria de Cultura publica una resolución de desistimiento del procedimiento para que el propio personal del departamento se pueda hacer cargo de la obra “con el fin de evitar perjuicios mayores para el interés público, y al propio inmueble de interés patrimonial a intervenir, y ante la necesidad de comenzar las obras lo antes posible”.

Hasta enero de este año, 2022, no se publicó la licitación definitiva, la nueva por “Servicios de Dirección de Obra y Dirección de la Ejecución de las Instalaciones de las obras”, con un valor estimado de 41.400,00 euros. ¿Qué ha pasado estos siete meses? Pues que Cultura proponía que la licitación se resolviera únicamente a través del sobre económico. El mismo enero, el Colegio de Arquitectos de la Comunidad Valenciana presenta un recurso de reposición instando a hacer una evaluación subjetiva y a que la oferta económica se rebajara a un 49% de la puntuación, como máximo” al ser “un servicio de carácter intelectual”. El 2 de febrero, la Conselleria cede, y anula todo el proceso para volver a revisar los pliegos, que publican tan solo 15 días después.

El proceso hace que la mayoría de ofertas no se renueven, y finalmente, la licitación ha adjudicado los dos lotes a dos empresas diferentes, en un acta subida a la Plataforma de Contratación a principios de julio. En ella “se acuerda proponer a la empresa Raizde3 la “Dirección de Obra realizada por Arquitecto”, por importe de 13.068,00 euros, mientras que la empresa Adypau Ingenieros, se ha llevado el lote 2 “Dirección de la ejecucion de las instalaciones por Ingeniero Industrial, Ingeniero técnico industrial, o equivalentes” por importe de 12.387,38 euros”.

Recién resuelto, las empresas han presentado la documentación y la adjudicación aún no se ha formalizado. A la espera de ello, y salvo sorpresa (en estas obras nunca se sabe), los ocho meses de espera para hacer realidad La Nau de Sagunt podría empezar a contar antes de que acabe el año. Mientras, ni la Conselleria de Cultura ni el Ayuntamiento de Sagunto han resuelto cómo se va a gestionar el espacio y quién lo va a dotar de contenidos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme