GRUPO PLAZA

entrevista (II) SOBRE LA COMUNITAT VALENCIANA 

Leire Pajín: "Este país ha cambiado en los últimos 15 años. El PPCV, no; sigue con la guerra estéril del agua" 

Foto: RAFA MOLINA
27/05/2024 - 

BENIDORM. En esta segunda parte de la entrevista con Leire Pajín, la ex ministra aborda cuestiones relacionadas con la Comunitat Valenciana, el Gobierno de PP y Vox o el nuevo liderazgo del PSPV con Diana Morant al frente. También habla de la cuestión hídrica y de la falta de médicos que ahora arguye la Conselleria de Sanidad.

-¿Qué opinión el merece el Gobierno de PP y Vox en la Generalitat Valenciana? ¿Qué es lo que más le ha sorprendido de esa coalición?

-Bueno, lo que más me ha sorprendido es que sea Vox quien marque la hoja de ruta y que cada vez que hay un sector de esta comunidad que pide algo tan básico como que se cumpla la Constitución, por ejemplo, estos días que nuestros profesores han pedido que se invierta en un sector como la educación pública, que es un derecho constitucional, en vez de escuchar a ese sector se arremeta contra ellos. Es decir, a mí me parece que lo que ha cambiado radicalmente en un año son las prioridades. Hasta hace un año había un gobierno sensible a los retos de la ciudadanía y hoy es un gobierno sensible al extremismo y a los objetivos de Vox. Esto es lo que veo con más claridad en el cambio del último año.

"El PSPV, después de la derrota electoral, ha construido de forma rápida y segura un liderazgo en el que creo "

-¿Ve posible revertir esa situación teniendo en cuenta cómo se produjo la derrota del Botànic?

-Bueno, en primer lugar, creo que es reversible la forma de hacer política en esta comunidad. Y yo creo que ahí Diana Morant, nuestra secretaria general, está planteando una forma de hacer política, planteando acuerdos encima de la mesa, tendiendo la mano al presidente de la Generalitat para aquello que es política de la mayoría social de esta tierra. Y en segundo lugar, creo claramente que el PSPV, después de la derrota electoral, ha construido de forma rápida y segura un liderazgo en el que creo profundamente y que estoy segura de que va a dar frutos muy, muy a corto plazo.

-Entonces, ¿es optimista de cara al 2027, o antes, que pueda haber un cambio de gobierno?

-Soy muy optimista porque creo mucho en esta tierra y creo mucho además en los liderazgos que hemos construido en este tiempo. Creo que Diana Morant es una mujer con gran experiencia. Primero en la proximidad. Conoce bien los retos de esta tierra porque ha sido alcaldesa de una ciudad como Gandía, que es una ciudad relevante de nuestra tierra. Lo es ahora, ministra el Gobierno de España. Esto le da también una capacidad de gestión y un conocimiento de la realidad muy importante y es una líder indiscutible de nuestro partido. Creo que es una candidata llamada a ser presidenta muy pronto en las próximas elecciones.

Foto: RAFA MOLINA

-Hay debates que están muy en el día a día en esta comunidad, que están muy relacionados también con Europa. Usted lo ha mencionado antes el agua con recursos hídricos, que se convierte así en un tema recurrente...Usted vivió el gran debate de las desaladoras...

-De hecho, es curioso, lo he pensado mucho estos días. Este país ha cambiado radicalmente en los últimos 15 años. Los últimos 12 o 13 que yo he estado fuera de la política. Pero hay una cosa que no ha cambiado, que es el intento permanente del Partido Popular de la Comunidad Valenciana en hacer del agua una guerra política estéril en vez de buscar soluciones. Por mi experiencia lo he visto aquí, y lo he visto también en Cataluña. Cuando hay un gobierno que en vez de poner soluciones y ponerse a trabajar, cada uno desde su responsabilidad, tendiendo la mano a otras administraciones, a Europa, para trabajar juntos en la garantía del agua lo que hace es poner el acento en la división, en el debate estéril. Lo que ocurre es que luego no hay resultados. La diferencia es que cuando hay un gobierno que invierte en desaladoras, en reutilización de agua, en modernización de regadíos, el agua se garantiza. Lo que tuve que oír yo hace 15 años sobre el Gobierno del que yo formaba parte respecto al agua, y resulta que muchos años después hemos estado bebiendo y utilizando el agua de aquel gobierno durante muchos años. Yo lo que recomiendo aquí, desde luego, es no entrar en ese debate. No vamos a entrar en la trampa de la guerra estéril del agua, sino, como siempre, la garantía de crear infraestructuras del agua que garanticen sostenibilidad del agua para el futuro.

"Cuando hay un gobierno que invierte en desaladoras, en reutilización de agua, en modernización de regadíos, el agua se garantiza"

-Como ex ministra de Sanidad, ¿se sorprende que ahora el Gobierno valenciano diga que no hay médicos o que no va a haber médicos suficientes para este verano?

Bueno, lo que me sorprende es que el Gobierno de la Generalitat siempre busque fuera a un responsable, incluso cuando tiene todas las competencias transferidas, como en el caso de Sanidad. Creo que es tremendamente importante entender que invertir en sanidad y en educación es la mejor garantía, ya no solo de cohesión social y de igualdad de oportunidades, sino también de futuro, de capacidad de futuro para nuestra tierra. A día de hoy, y creo que el gobierno del señor Mazón debe echarle más horas a ver cómo invierte más y cómo soluciona los problemas de los médicos en esta tierra que en echar la culpa a los demás de ello. Aquí no hay una receta mágica. Lo que hay que hacer es invertir más, retener el talento de los médicos en nuestra comunidad y crear más plazas para los hospitales públicos y los centros de atención primaria. Esta es la política que hay que seguir haciendo.

Foto: RAFA MOLINA

Posiblemente su respuesta será que hay que reformar la financiación...

-Bueno, siempre he creído en la reforma del sistema de financiación. De hecho, si alguien puso encima de la mesa el debate una vez más sobre la reforma de la financiación necesaria para la Comunitat Valenciana, fue Ximo Puig y no lo hizo solo lo hizo de la mano de todos los sectores económicos y sociales de esta comunidad, que es como hay que hacer las cosas. Hay que sentarse con todos los sectores, llegar a acuerdos amplios y reivindicar lo que es justo. Y por supuesto que hay que revisar una financiación que sea suficiente y justa para territorios con población como el nuestro, que requieren de una mayor inversión, entre otras cosas, en servicios públicos. Ahí donde vamos a tener más problemas es en el PP. El señor Mazón va a tener que convencer primero al señor Feijóo para que apoye esta reivindicación, que por otro lado, los socialistas valencianos llevan mucho tiempo reivindicando.

"El señor Mazón va a tener que convencer primero al señor Feijóo para que apoye la reivindicación de la financiación"

-No sé si desde que usted dejó la primera línea de la política hasta ahora y quizá yo creo que hay una cosa que sí que es similar: hay mucha tensión y polarización. ¿Es es un problema para trasladar mensajes?

-Totalmente. Fíjese cuando cuando yo formaba parte del Gobierno de España y estaba en primera línea política, la tensión, los ataques continuados, especialmente a las mujeres que nos dedicábamos a la política, ya eran un elemento desgraciadamente muy protagonista de la vida pública. Hoy eso tiene un mayor impacto por las redes sociales, porque la capacidad de hacer viral o hacer correr una mentira o la construcción de un bulo sobre alguien es muy sencilla. Yo creo en una forma de hacer política diferente. Creo que se puede claramente cambiar la conversación pública y confrontar las ideas de una forma apasionada incluso, pero sin insultar a nadie y sin, sobre todo, construir ninguna falsedad acusatoria sobre nadie. Y creo que tenemos que hacer una profunda reflexión todos, porque siempre ponemos el acento en la gente que que dedicamos una parte de nuestro tiempo a la política pública. Pero la reflexión tiene que ir más allá, tiene que ir a los medios de comunicación que deciden qué titulares se ponen o qué temas interesan, o aquellos que se desechan porque no venden periódicos o no dan likes. Creo que es una reflexión también para los ciudadanos que en un momento determinado les llega una información y no la contrastan, y la reenvían simplemente porque porque no les cae bien el personaje. Creo que es una revisión mucho más profunda que solo para la política y creo que tenemos mucho que ganar todos. Si cambiamos esa forma de entender el diálogo público. Y yo desde luego soy muy partidaria de hacerlo.

-¿Lo ve factible a corto plazo?

-Bueno, yo  soy optimista por una razón, porque creo que lo contrario va a destruir los elementos más fundamentales de nuestra convivencia y creo que nuestra, nuestra convivencia, nuestra capacidad de entendernos entre plurales, entre gente muy distinta, es muy sano. Yo, desde luego, siempre he tenido a gala tener amigos de todos los colores políticos y creo que es muy sano escuchar a gente que no opina como tú. Y es verdad que ahí hay que hacer una apuesta también por espacios de redes sociales, donde uno no consuma solo lo que el algoritmo cree que quieres consumir, porque a priori es lo que encaja con tu ideología, sino más bien más bien al contrario. El poder escuchar a otros y incluso poder cambiar de opinión. ¿Por qué no? Debe ser posible si otro te ha dado dado un argumento de peso.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas