GRUPO PLAZA

la apuesta por la zarzuela se redobla

Les Arts presenta un 'Barberillo de Lavapiés' con alineación estelar

14/04/2021 - 

VALÈNCIA. La apuesta por la zarzuela de gran formato en la sala Principal de Les Arts por parte del director artístico Iglesias Noriega no puede ser más clara. Como ocurrió con La Tabernera del Puerto a finales de 2019, esta temporada el coliseo también reúne a algunos de los nombres más destacados de las escenas españolas para poner en valor la lírica española. Lo hace a través de uno de los grandes títulos del género, El barberillo de Lavapiés. Una producción del Teatro de la Zarzuela que ha pasado también por Oviedo y Sevilla. 

Y en los créditos, dos nombres brillan especialmente, Alfredo Sanzol como director de escena y Miguel Ángel Gómez Martínez como director musical. Dos personas que no necesitan presentación pero sí una novedad que contar: es la primera adaptación e incursión de Sanzol en la lírica española y también la primera vez de Gómez Martínez en el foso de la sala principal (anteriormente actuó en el Auditori con un concierto).

El barberillo de Lavapiés cuenta la historia de Lamparilla y Paloma, en una historia que discurre en una romería en el Pardo y en cuya trama se dan conspiraciones para derrocar al poder y otras ideas revolucionarias. La obra, estrenada en 1874, surgió de la unión entre el compositor Francisco Asenjo Barbieri, imprescindible en la historia del teatro lírico español, y Luis Mariano de Larra, dramaturgo e hijo del articulista romántico; obteniendo entonces un gran éxito. Ahora, Alfredo Sanzol realiza un adaptación (“las buenas adaptaciones son las que no se notan, las que la prensa dice que no he tenido que hacer casi trabajo”) conservando su esencia pero de “mucha vigencia”: una metáfora “cómo los gobernantes muchas veces buscando objetivos que no tienen que ver con lo más importante de la vida entorpecen lo que es importante”. “Cuando los gobernantes pierden el norte surge el politiqueo y se entorpece el servicio público de la política”, ha sentenciado, mientras ponía como ejemplo de la vigencia de la trama la situación política de Madrid.

En definitiva, una historia llena de sátira y humanidad que, como primera incursión de Sanzol en el género musical, no ha sido difícil porque “todo lo que se puede hacer en un escenario es música, incluso solo las palabras”.

A los personajes les acompaña una escenografía que, aparentemente sobria, el director de escena ha ensalzado: “va a pasar a la historia”. A cargo de Alejandro Andújar, se trata de ocho elementos móviles de gran dimensión, casi arquitectónicos, que se transforman en las partes inferiores para recrear los diferentes espacios abiertos y cerrados del Madrid en el que se enmarca la obra. Una escenografía pensada para destacar el vestuario (también de Andújar) y la luz “mágica” de Pedro Yagüe. También las coreografías del Premio Nacional de Danza Antonio Ruz, cuyo “estilo contemporáneo, sin prejuicios, les da una forma y belleza que consiguen que puesta en escena cobre una vitalidad y se logre un espectáculo total”.

En lo músical, Miguel Ángel Gómez Martínez fue ayer el máximo defensor de las formaciones residentes en Les Arts. Alabó sobremanera a la Orquesta de la Comunitat Valenciana, que calificó de “muy inteligente” por saber adaptarse rápidamente a sus instrucciones, y también ensalzó al Cor de la Generalitat, con el que ya había trabajado anteriormente y al que -de pasó- echó un capote asegurando que “cuando las cosas funcionan, no hay por qué cambiarlas”, en relación a la situación laboral que atraviesa la formación. Este pase cuenta con una dificultad surgida (cómo no) del protocolo anti-covid: la rondalla de la Orquestra de Plectre “El Micalet”, que en principio debería compartir espacio con la OCV en el foso y ver directamente al director, tiene que separase hasta estar detrás del escenario con una distancia que hace imposible la interacción. Un obstáculo que ha sido “muy grave”, pero que han salvado “con mucho trabajo” y a través de “renuncias, tanto de la OCV como de la rondalla”.

En el reparto, destaca Borja Quiza en el papel de Lamparilla y la alicantina Sandra Ferrández, que debuta como Paloma. Completan el reparto Maria Miró (Marquesita del Bierzo), Javier Tomé (Don Luis de Haro), David Sánchez (Don Juan de Peralta), Abel García (Don Pedro de Monforte) y Ángel Burgos (Lope); además de contar con Carmen Avivar, David Asín y Antonio Gómez del Cor de la Generalitat.

Les Arts representará El barberillo de Lavapiés, de Barbieri, los días 16, 18, 20 y 22 de abril.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email