X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

presentación de la temporada 2019-2020

Les Arts saca músculo en el año 1 de su nueva etapa

A pesar de algunas carencias y las prisas, Jesús Iglesias Noriega ha presentado una temporada que busca llegar a nuevos públicos sin renunciar a la proyección internacional

1/06/2019 - 

VALÈNCIA. La grandilocuencia de un hecho muchas veces es agitada por la prensa. “Es un día histórico”, se dice constantemente para atraer la atención. En el caso de ayer en Les Arts, fueron sus propios responsables los que hicieron suyo el discurso de esa rueda de prensa marcaba un momento crucial: el inicio definitivo de la etapa de Jesús Iglesias Noriega. Sobre el escenario, el actual conseller de Cultura, Vicent Marzà, la presidenta del nuevo patronato, Susana Lloret, y el mencionado director artístico del coliseo, responsable directo de la programación que se presentaba.

No lo tenía fácil, puesto que se incorporó en su puesto el 1 de enero de este mismo año, en un contexto de enorme inestabilidad en el Palau de Les Arts. En tan solo este tiempo, ha diseñado una programación que multiplica las posibilidades del espacio, que aspira a ser “un teatro musical” con la incorporación de ciclos de flamenco, otras músicas, danza, o la ampliación de apuestas como la de la zarzuela o los conciertos sinfónicos.  La temporada 2019/2020 estará compuesta por nueve óperas, una zarzuela, tres espectáculos de danza, cinco recitales de lied y uno de grandes voces, seis conciertos sinfónicos, cuatro espectáculos de flamenco, dos de bandas de músicas, y uno de jazz y otro de fado.

Con un presupuesto para la programación de 5,6 millones de euros, se ha aumentado un 30% los espectáculos de taquilla. “La programación busca tener una visión de 360 grados a la realidad del espectador”, decía Susana Lloret. “Les Arts mira hacia nuevos públicos y se posiciona como un lugar para todos, pero sin perder la excelencia internacional”, insistía Marzà. Y aunque con la temporada presentada ayer, el actual equipo de gestión pudiera sacar pecho, también hay carencias a resolver: no ha habido presupuesto ni tiempo para una gran producción propia, y muchos nombres deseados no han podido cuajar ante la falta de previsión, al tener que programar con tan sólo unos meses de antelación. También se han resuelto otras tantas carencias: los géneros del repertorio se amplían, y se cumplen algunas de las demandas del público, como es el caso del ciclo de lied.

Además, multiplican su apuesta por sacar el proyecto más allá del edificio, multiplicando su presencia en Castellón y llevando su propuesta a la Filmoteca, estrechando lazos con las bandas musicales y con instituciones como la universidad, o proponiendo nuevas acciones en torno a la política de precios. Todo con el objetivo de “crear nuevos públicos” sin perder el carácter internacional del centro.

La temporada de ópera, espectáculo a espectáculo

La programación de la temporada 2019/2020 en Les Arts sigue viniendo muy marcada por los grandes eventos de ópera, que son el hilo de todo el curso. En este apartado, se programan obras que comprenden desde el barroco Ariodante (no se programaba desde 2008) hasta la ópera del siglo XX con Elektra y Les mamelles de tirésias, pasando por tres obras de la época clásica (Il tutore burlato, La nozze di figaro y La finta giardiniera), el belcanto en Il Viaggio a Reims y el romanticismo francés en Faust.

Il viaggio a Reims. Foto: BAUS

La pretemporada se suprime, tal y como se conocía formalmente, pero sí abrirá la temporada a precios populares La nozze di figaro, de Mozart. Una producción del Teatro Real que reivindica al compositor austríaco como autor lírico y que goza de un montaje muy clásico, pero promete una acción viva sobre el escenario. Contará con Christopher Moulds como director musical, y Emilio Sagi en la escena, y el elenco estará acompañado por la orquesta de València y el Cor de la Generalitat. De Mozart también se estrenará La finta giardiniera en versión semiescenificiada y con una única fecha. Se trata de una de las primeras obras del compositor, en la que, para su puesta musical, se ha optado por subir al escenario los instrumentos clásicos de Les Arts Florissants bajo la dirección de William Christie, Paul Agnew y Sophie Daneman.

Más tarde será el turno de Les mamelles de Tirésias, obra de Francis Poulenc en su versión con arreglo a dos pianos de Benjamin Britten. Esta ópera es una de las primeras que se programan en francés en toda la historia del coliseo y la primera de Poulenc. La interpretación correrá a cargo del alumnado del Centre Plácido Domingo y se representará el Martí i Soler.

En diciembre llegará la primera gran apueta de Les Arts, con Nabucco de Giuseppe Verdi. Una producción de la Washington National Opera que será la cita anual de Plácido Domingo al coliseo valenciano, en dos de las seis funciones asumirá el rol Amartuvshin Enkhbat. Será bajo la dirección musical de Jordi Bernàcer y Thasseus Strassberger en la dirección de escena y escenografía.

Le seguirá otro de los platos fuertes: la Elektra de Richard Strauss, producida por la Opera National de Paris y con uno de los nombres más relevantes de la temporada: Marc Albrecht, que asume la dirección musical. Robert Crasen será el encargado de llevar a escena una obra oscura a través de un gran montaje y tres protagonistas que apuntan alto: Doris Soffel, Irene Theorin y Sara Jakubiak.

'Nabucco'. Foto: SCOTT SUCHMAN

De la oscuridad se pasará a la ópera bufa Il viaggio a Reims, de Gioachino Rossini. Un montaje del que Iglesias Noriega a destacado su dinamismo: “Es una obra en la que lo pasaremos muy bien”. El montaje contará con otro gran nombre de la temporada, Damiano Michieletto, como director de escena, que acompañará a Francesco Lanzillota, encargado de la dirección musical.

Ariodante devuelve a Händel a Les Arts, que no se programaba desde 2008. Uno de los grandes héroes romántico creador por el compositor alemán que trae al coliseo una obra “muy apreciada por el público melómano”. Su director musical, Andrea Marcon, ganó un premio Campoamor con este montaje. Le acompañará Richard Jones a la dirección de escena.

Los dos últimos montajes de la temporada son, por una parte, Il Tutore Burlato, la obra recuperada de Vicente Martí i Soler, que se representará en la sala dedicada a su nombre. Esta es la única producción propia de Les Arts este año, que será la que girará por la provincia de València en el programa Les Arts Volants. El elenco de la obra estará formado por el alumnado del Centre de Perfeccionament, y cuenta con Cristóbal Soler a los mandos de la sección musical, y con Jaume Policarpo a la escenografía y dirección de escena. Por otra parte, el Faust de Gounod, que ya se representó en 2009 en Les Arts y que forma parte del repertorio del Cor y la Orquesta de la Generalitat, cerrará la temporada.

Les Arts se llena de nuevas músicas

Los grandes nombres no solo conformarán la programación de ópera del Palau de Les Arts. Sendos ciclos de otras músicas traerán a València a algunos de sus mejores representantes. Claro ejemplo es el de los conciertos sinfónicos del Audiotorio, que componen James Gaffigan, Michele Mariotti, Gustavo Gimeno, Juanjo Mena, Ivor Bolton y Danielle Gati.

La zarzuela tendrá su hueco en la Sala Principal con una de sus obras cumbre: La tabernera del Puerto de Pablo Sorozábal. Esta producción de Teatro de la Zarzuela cuenta con varios nombres a anotar: por supuesto, la dirección de escena de Mario Gas, que acompaña la parte musical, de la que se encargará Guillermo García-Calvo; por otra parte, el vestuario correrá a cargo de Franca Squarciapino, un nombre tan ligado a la ópera como al cine que fue ganadora de un Óscar por su trabajo en Cyrano de Bergerac (Jean-Paul Rappeneau, 1990). En el elenco destacan dos actores valencianos, como son Marina Monzó y Antonio Gandía.

Rosángeles Valls. Foto: EVA MÁÑEZ

Otro gran ciclo será el de danza, que abrirá el que es, según Iglesias Noriega, uno de los asuntos pendientes de Les Arts con el ecosistema cultural valenciano: programar a Arandana Dansa, que subirá al Martín i Soler el montaje Átman, el comiat. En clave de homenaje a toda la carrera de Rosángeles Valls, esta obra, que remite al foclore valenciano, correrá a cargo -en su composición musical- de Pep Llopis. Completan el menú de danza Carmen, de la Compañía  Nacional de Danza, en un montaje desprovisto de todo costumbrismo; y Una oda al tiempo de la mítica compañía de María Pagés, una de las más importantes de danza flamenca.

El ciclo de lied, que como se ha mencionado anteriormente, fue una de las demandas del público que recibieron desde el nuevo equipo, se llevará íntegramente a la Sala Principal “para explotarla más”. Para ello, se ha construido especialmente una concha sonora para adaptar el espacio a las voces (en su mayoría debutantes en Les Arts) de Piort Beczala, Violeta Urmana, Philippe Jarouskky, Simon Keenlyside y Ainhoa Arteta.

También habrá un concierto bajo la marca “Grandes voces”, que en esta temporada traerá a Les Arts una de las mezzosoprano más mediáticas del momento: Joyce DiDonato.

Joyce DiDonato

Otra de las grandes novedades de esta temporada es el ciclo de flamenco, que intentará hacerse un hueco en la programación del coliseo con algunos de los mejores representantes del género: Diego el Cigala (que actuará en el Teatro Principal), Rocío Márquez, Duquende y Manuel Lombo. También pasarán por el Auditori dos espectáculos de otras músicas, como es el de Chick Corea, con su trío de jazz, o el primer montaje de fado de la historia de Les Arts, del que se encargará Mariza.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email