X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

análisis

Llega la hora de la verdad para el metal de los dioses

9/06/2017 - 

CASTELLÓN. Por primera vez en casi seis años, el precio del oro asoma por encima de la directriz bajista que se generó tras los máximos históricos de septiembre de 2011, cuando se alcanzó el precio de los 1.920 dólares por onza troy. Desde entonces, hemos visto como el precio del metal de los dioses perdió su directriz alcista seis meses más tarde y con la confirmación de la pérdida del enorme triángulo recto bajista al perder la zona de los 1.550 dólares, literalmente se derrumbó hasta marcar suelo temporal en el año 2013 y proseguir luego con un ligero goteo a la baja.

No fue hasta diciembre de 2015, a punto de acercarse al número redondo de los 1.000 dólares por onza, cuando dejó el suelo definitivo y comenzó su proceso de recuperación tal y como podemos ver en el siguiente gráfico:



El primer impulso le ha llevado hasta el primer nivel de retroceso por Fibonacci del 38,2% de toda la corrección y que se encuentra en los 1.381 dólares por onza. Ahí se encontraba con la importante tendencia bajista de largo plazo además de niveles de resistencias mejores. En definitiva, una zona muy difícil de romper al alza, pero el ver como la corrección de este impulso no deja un nuevo mínimo ha vuelto a llevarnos la cotización a un nivel de precios donde ahora solo tiene delante la tendencia principal bajista.

Es importante resaltar que estamos viendo un gráfico semanal y, por lo tanto, no solo debemos tener la paciencia suficiente como para esperar la ruptura con dos velas seguidas, sino que además, y debido a la importancia de la línea tendencia, el cierre mensual para confirmar o rechazar la ruptura de dicha tendencia.

El adelantarse a la ruptura puede ser peligroso si uno no es disciplinado con el stop de pérdidas en caso de que se pierda la pequeña canalización alcista. Sin embargo, un escenario de ruptura de la tendencia principal bajista nos debe llevar en primer lugar a los recientes máximos de 1.381 dólares y posteriormente a los 1.484 dólares la onza sin que se pierda la pauta de mínimos crecientes, que sería nuestra señal de salida en caso de emergencia.

Así pues, vayan buscando como poder hacerse con oro físico sin prisa porque mientras que no haya inflación en las economías pues no correrá mucho el precio, pero para cuando la haya ya habrá hecho tarde. Mejor empiece a buscar la mejor manera de hacerlo y le propongo valore como alternativa de diversificación el hacerlo de manera conjunta con otros inversores a través de OroCashSC.

Eduardo Bolinches es fundador de OrocashSC

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email