Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

contemplan principalmente el cierre de espacios y suspensión de actividades en la vía pública

Llíria, Xirivella y Ontinyent amplían las medidas municipales para frenar el avance de la covid-19

20/11/2020 - 

VALÈNCIA. Los Ayuntamientos de Ontinyent, Llíria y Xirivella han considerado que la situación epidemiológica de sus municipios no ha mejorado lo suficiente como para levantar las medidas excepcionales impuestas sobre la ciudadanía. Así, estos consistorios han decidido prorrogar las restricciones que dependen de la administración local durante una o dos semanas más, dependiendo del cada caso. Cabe recordar que este paquete de actuaciones es perfectamente compatible y se complementa con el que la Generalitat Valenciana anunció a principios de mes para todo el territorio a nivel autonómico. 

Ontinyent ha prorrogado sus medidas hasta el próximo día 9 de diciembre. De este modo, las instalaciones deportivas tan solo estarán disponibles para entrenamientos y actividades federadas, siempre y cuando se celebren a puerta cerrada. El resto, quedan por el momento restringidas. El consistorio también procederá al cierre de los parques infantiles, zonas de juego y jardines, así como de todos los edificios donde se desarrollan actividades culturales: el Teatre Echegaray, la Sala Gomis o la Casa de la Cultura, entre otros muchos. 

Se mantiene también la suspensión de los mercados ambulantes del domingo y del lunes, y continúa vigente la cancelación de todos los permisos para la ocupación de la vía pública. Los autobuses seguirán funcionando a un 50% de su capacidad y, finalmente, también quedan aplazados todos los actos de naturaleza festiva, deportiva o cultural que hubiera previstos para las siguientes fechas. 

Ontinyent ha tomado esta decisión después de cuatro semanas muy duras, registrando datos alarmantes: 545, 847 y 944 contagios por cada 100.000 habitantes. Tan solo la semana pasada el municipio logró romper esta tendencia ascendente, con un dato de 711 casos por cada 100.000 habitantes. Aun así, el Ayuntamiento considera que esta cifra dista mucho de ser satisfactoria, por lo que continuará aplicando las restricciones que ha estimado oportunas. "A pesar de la mejora, continuamos en un nivel máximo de alerta sanitaria" reconocía el alcalde, Jorge Rodríguez. "No podemos relajarnos ante esta situación".

Por su parte, Llíria amplía por segunda vez las restricciones que ya anunció el pasado 29 de octubre. En esta ocasión, las medidas durarán una semana, por lo que estarán vigentes hasta el próximo 26 de noviembre. Continuarán suspendidas todas las licencias para la ocupación de la vía pública, así como la cesión de espacios municipales para cualquier tipo de actividad. Los parques y jardines se mantendrán cerrados, y no se podrá acceder a los vestuarios de las instalaciones deportivas. 

El Espai Jove no abrirá y la biblioteca municipal funcionará únicamente para el préstamo de libros. En cuanto a servicios municipales, se mantiene la necesidad de pedir cita previa para la Oficina de Atención Ciudadana, Servicios Sociales y Oficina de Recaudación. El resto de las dependencias de la administración local funcionarán a través de la atención telefónica. 

Actualmente, la incidencia acumulada en Llíria asciende a los 761 casos por cada 100.000 habitantes. Es por ello que el alcalde de la localidad, Manolo Civera, ha instado a no bajar la guardia y a "actuar de forma prudente para frenar la tendencia de los contagios". Por su parte, el consistorio ha reforzado las tareas de desinfección en todos aquellos puntos que se podrían considerar conflictivos. 

Finalmente, Xirivella contará con una ampliación de las medidas durante dos semanas, por lo que estas se alargarán hasta el próximo 3 de diciembre. En este caso, se mantiene el cierre del Auditorio, de las salas de fitness, de aerobic y de musculación, y también se prorroga la suspensión de las actividades orientadas a la tercera edad en espacios interiores. Asimismo, el decreto renueva la recomendación de cancelar cualquier acto social o familiar que hubiera previsto, y también anima a los ciudadanos a hacer uso de la vía telemática para sus trámites administrativos. 

Este municipio presenta ahora mismo una incidencia acumulada de 400 casos por cada 100.000 habitantes. Una cifra que alarma al gobierno y obliga a alargar las medidas: "Con la incidencia acumulada de los últimos 14 días, no nos queda otra opción: debemos seguir aplicando medidas restrictivas e insistir en la responsabilidad individual que todas y todos tenemos frente al virus", declaraba el alcalde Michel Montaner. "Es cierto que en las últimas actualizaciones observamos una ligera mejoría, pero estamos todavía muy lejos de niveles aceptables", concluía al respecto. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email