X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

SERIES VINTAGE

Los 10 momentazos televisivos del 2015 que llegaron de Norteamérica

20/12/2015 - 

VALENCIA. 2015 ha sido un año enormemente prolífico en los Estados Unidos en cuanto a producción de ficción se refiere. Al cupo habitual procedente de las televisiones en abierto y de cable, se une el boom de las plataformas bajo demanda. Lejos de sacar a la palestra únicamente proyectos pilotos como ocurrió en 2014, los nuevos canales online han puesto el acelerador hasta tal punto que por ejemplo Netflix cierra este 2015 con 30 producciones nuevas en su haber y ocho nominaciones a los Globos de Oro.

Por nuestras pantallas han pasado personajes de toda ralea. Es complicado elegir, y bastante subjetivo, sinceramente. Aún así nos hemos decidido a elegir algunos de los mejores fogonazos: los que particularmente no olvidaremos. Esta es nuestra selección de los momentazos seriéfilos del 2015 llegados desde la industria norteamericana. 

La gran catarsis catódica: Jon Snow contra los caminantes blancos (Juego de Tronos)

Si hay una producción que ha hecho desaparecer la barrera entre el cine y la televisión desde el punto de vista de factura técnica, esa es Juego de Tronos. La reconstrucción digital de la batalla de Casa Austera más allá del Muro en la quinta temporada es la escena con los efectos visuales más espectaculares jamás vistos en la historia de la televisión y uno de los momentos más memorables de la saga en la pantalla. Una catarsis catódica difícil de olvidar, y probablemente el gran hit del año.

Desde la perspectiva de la Comunidad Valenciana, el paso de la serie por Peñíscola, con el rodaje de algunas escenas de la sexta temporada y la contratación de más de 1.200 extras, ha supuesto una importante entrada de capital en la comarca, tal y como informábamos en Valencia Plaza. Un aliciente, el de ser escenario para el rodaje de cualquier ficción, que ojalá vaya en aumento el próximo año.

La boda roja de Fargo

Después de la tormenta siempre llega la calma. Bien lo saben los guionistas responsables de la adaptación de Juego de Tronos, que nos tienen acostumbrados a dejarnos sin aliento tras el penúltimo episodio de cada temporada aproximadamente. Aquella sangrienta boda roja que no dejó títere con cabeza en la tercera tanda de la saga de R. R. Martin fue un episodio noveno, como lo es la reconstrucción de la masacre de Sioux Falls en lo nuevo de Fargo. Un capítulo brillante en su conjunto al aunar todos los elementos del universo Coen, con sus múltiples capas y los guiños autorreferenciales; más la violencia Tarantiniana con decenas de cadáveres y balazos; y por último llevándonos hasta el clímax narrativo de la historia. Tras la masacre llega con el episodio final la paz y la calma familiar, y con ella la reflexión sobre el sentido de la vida y los momentos absurdos vividos, el tema filosófico subyacente tomado con bastante humor. Una serie que nos deja un gran sabor de boca y la declaramos también una de nuestras preferidas. Despedimos esta semana pasada hasta el 2017 a Lou Solverson (Patrick Wilson), a su suegro el Sheriff Hank Larsson (Ted Danson), y a la peluquera Peggy (Kirsten Dunst), que volverán, tal vez ellos no pero sí su guionista Noah Hawley, con una tercera como se acaba de anunciar estos días.

Hasta siempre, Don Draper (Mad Men)

El pasado mes de mayo nos despedimos de Don Draper. Convertido en el chico del anuncio, el atormentado publicista se nos hizo hippie con una enorme sonrisa de satisfacción, después de siete temporadas envuelto en cigarrillos y mujeres guapas. Nuestro compañero El Cabecicubo se preguntaba, tras el final de una de las mejores series de la historia, si volveremos a ver alguna vez otra ficción tan redonda como Mad Men. El reto es difícil pero confiemos en que el 2016 nos devuelva a personajes como el inolvidable Don Draper.

La mejor serie de animación adulta, Rick y Morty, una parodia de Doc y Marty de Regreso al Futuro

Después de dos temporadas Rick y Morty, la serie de animación adulta creada por Dan Harmon, probablemente se haya ganado el puesto de lujo de mejor serie dentro su género. La irreverente comedia de ciencia ficción en la que un abuelo alcohólico y su nieto sobreviven a múltiples aventuras al estilo Doctor Who, nació como parodia de los protagonistas de Regreso al futuro Doc y Marty

Precisamente este año hemos celebrado el 30 aniversario de Regreso al futuro. Y aunque nuestro ranking pretende reflejar principalmente los mejores instantes seriéfilos, no podemos obviar el gran momento televisivo del año fuera de la ficción: La aparición de Michael J. Fox y Christopher Lloyd en el programa de Jimmy Kimmel. La ovación a Marty McFly y Doc Brown subidos en su DeLorean nos puso la piel de gallina a todos los amantes de la trilogía. Rick y Morty, pero también Marty y Doc, merecen este homenaje dentro de lo mejor del año.

Louie: el equilibrista entre lo profundo y lo ligero

Louie seguramente sea la serie más inteligente e inabarcable de las que tenemos en antena. La serie es capaz de tratar numerosas cuestiones existenciales de calado con el tono justo. Su creador y protagonista, el comediante Louie C.K., es un perfecto equilibrista entre lo profundo y lo ligero. Las variaciones entre temporadas continúan siendo mínimas, mientras que las historias se siguen entrelazando y retroalimentando. En esta quinta temporada nos ha fascinado la evolución de la relación entre dos descreídos y solitarios amigos/amantes como son Louie y Pamela (Pamela Adlon). La mediana edad, el miedo a envejecer en soledad, la contestación a la necesidad de establecer relaciones funcionariales, la levedad de lo que nos rodea... Todo ello proyectado desde el prisma del gran Louie C.K. que no muestra ni pizca de agotamiento.

Alicia Florrick no se lo monta nada mal (The Good Wife)

Los del cine tienen a George Clooney. En la televisión tenemos a Jeffrey Dean Morgan. Mucho más atractivo y menos manido, el otro canoso de la pantalla, antes conocido como Denny por su papel en Anatomía de Grey, y que pronto veremos en lo nuevo de The Walking Dead, reaparecía esta temporada para trabajar como investigador para el nuevo despacho de Alicia Florrick en The Good Wife, para disfrute del público femenino. Una Alicia que, lejos de mostrar agotamiento después de siete temporadas, se reinventa una vez más para sudar tinta como abogada de oficio. Los suculentos casos que pasan por sus manos relacionados con el mundo tecnológico e inspirados en la actualidad, junto a la llegada de Jason Crusoe, el nuevo galán antes mencionado, y la magnífica trama en torno a Eli Gold, mantienen la serie otro año más entre lo mejor que ha pasado por nuestras pantallas. Y nos lleva a preguntarnos con envidia cómo hace Alicia Florrick para montárselo tan bien por muy desfavorables que sean las circunstancias. Hasta resolviendo un caso de 135 dólares nos parece una mujer fascinante.

Hacer “buena” televisión sin despeinarse (UnReal)

Quinn King, la manipuladora productora ejecutiva del programa de telerrealidad Everlasting, un dating al estilo Un príncipe para corina, nos daba una lección magistral de televisión sin despeinarse en la ficción UnReal, la comedia negra y sensación del verano. “Recibiréis una paga extra si me conseguís desnudos, llamadas al 911 o peleas entre concursantes. Dadme un poco de buena televisión”. Aunque su personaje, en un divertido tono de culebrón, está llevado hasta el extremo como fórmula para la crítica más ácida, rezuma cierta verdad incómoda. Con esta parodia los profesionales del audiovisual parecemos corderitos al lado de esta jefa sin escrúpulos dispuesta a todo por disparar el share de su programa. El personaje de Quinn tiene ganado para nosotros el puesto de mejor villana del 2015.

El retorno de Hugh Laurie como político (Veep)

Armando Ianucci, creador de Veep, nos tenía acostumbrados a disfrutar de su sátira sobre la Casa Blanca a través de políticos idiotas e incompetentes, liderados por su protagonista Selina Meyer (Julia Louis-Dreyfus). En la cuarta temporada la burla hacia la política estadounidense se vuelve todavía más cruel con la llegada del senador Tom James (Hugh Laurie), candidato a la Vicepresidencia junto a Selina Meyer. El personaje de Tom James aporta como novedad que es totalmente lo contrario al resto de colaboradores de Selina. James es un político preparado, honesto y equilibrado. El perfecto candidato que casi mejor tener en tu equipo porque competir contra él podría ser la perdición. Si acabase gobernando un político tan brillante sería el fin de la primera potencia mundial. Imagínense si nos ocurriese eso en España, hoy, por ejemplo. Qué sería de nosotros (sic).

La violación, uno de los grandes temas del 2015 (Jessica Jones y Outlander)

Conocíamos otras violaciones seriéfilas, pero ninguna como las de Jessica Jones y Outlander. Era 2012 y en Mad Men el cirujano Greg Harris abusaba de su esposa, la voluptuosa Joan (Christina Hendricks). Aquella violación representaba la pérdida de poder del hombre, frustrado por el éxito profesional de su mujer, y su intento de reafirmarse. Después llegó Downton Abbey con la violación de Anna. La cadena ITV recibió multitud de quejas porque se vio como un recurso gratuito, aunque en realidad en la escena no se veía nada y solo se escuchaba un grito en off. La cadena británica sorteaba de esta forma el escándalo. 

En el extremo contrario HBO, especialista en romper tabús, nos ha mostrado diversas violaciones en su ficción, como la de la psiquiatra de Tony en Los Soprano, o las de Juego de Tronos, aunque éstas ni siquiera existieran en los libros, como la de Khal Drogo a Daenerys en la primera temporada y la de Jaime Lannister a su hermana Cersei en la cuarta. Este año, en su quinta, hemos visto a Ramsay Bolton abusar de su reciente esposa Sansa. Todos sabemos, sin embargo, que Juego de tronos juega al exceso, a la violencia y al sexo explícito gratuito.

2015 supone un paso más allá desde dos aspectos. En el femenino con Jessica Jones porque, aunque no vemos en ningún momento el abuso, el personaje femenino se enfrenta a su violador, lo supera y resiste. El final de su arco no es el del shock postraumático únicamente sino el de la redención. Un nuevo tipo de mujer ha llegado a nuestras pantallas con la superantiheroína de Marvel.

En el caso de Outlander por ser la primera violación entre hombres. El sádico “Black Jack” Randall (Tobias Menzies) violaba a Jamie Fraser (Sam Heughan) en la escena más cruel del año. La serie sobre la colonización británica de Escocia subvertía de esta forma los cánones de las historias románticas. La protagonista femenina, enfermera de guerra, se mostraba como una mujer fuerte, mayor que él y con experiencia en la vida. El galán era en este caso el joven, virgen e inexperto de la historia, y de remate era violado por otro hombre.

Dos casos, Jessica Jones y Outlander, donde se da la vuelta al rol del débil y el fuerte. Y una de las tendencias que nos ha regalado el 2015 con la que terminamos nuestra lista.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email