X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

Los bancos centrales siembran las dudas del futuro

Las decisiones que se están tomando actualmente obedecen más a conseguir unos objetivos en el corto plazo como apunta el analista de XTB

21/10/2019 - 

VALÈNCIA. La situación actual de los tipos de interés está provocando un acceso preocupante al 'dinero barato'. La directriz que ha seguido la economía estadounidense ha sido la de proporcionar una barra libre de liquidez que podría volverse en su contra en un futuro. El impacto positivo del 'dinero barato' puede no tener un efecto tan importante en términos de crecimiento y sí producir un debilitamiento al sistema financiero. Los bajos tipos de interés perjudican a los prestamistas de capital, ya que la reducción de márgenes es evidente.

La herramienta más utilizada por prácticamente todas las economías ha sido la reducción de tipos de interés, una situación que debería de ser tomada eventualmente se ha normalizado. El problema no es la utilización de ésta en sí sino que no se ha puesto las bases de una modificación fiscal que estimulara realmente la economía global.

Continuar con unos tipos de interés tan bajos no es positivo para la economía y la facilidad de crédito tampoco es algo con lo que podamos subsistir durante un largo periodo de tiempo. Las compañías podrían tomar a su máxima expresión las circunstancias de dinero ilimitado y esta cuestión puede perturbar la realidad de la sostenibilidad del negocio. En un entorno de tipos de interés negativos, la reducción de los tipos a un nivel más bajo en territorio negativo significa esencialmente que los prestamistas están pagando más al banco central para mantener sus excesos de fondos de la noche a la mañana.

Las decisiones que se están tomando actualmente obedecen más a conseguir unos objetivos en el corto plazo, sin pensar mucho en las dificultades a las que nos podemos enfrentar en el largo. Muchas son las voces que alertan que se está tomando el camino en la dirección opuesta y que habría que revertir el proceso al que están sometiendo los bancos centrales a la economía, la facilidad de capital y la adicción a la que están incentivando los entes económicos de los diferentes países, se puede convertir más en el problema que en la solución. 

Aun con este peligro, se prevé que los bancos centrales sigan las directrices que llevan marcando durante los últimos años, el motivo que señalan en su discurso son los temores de desaceleración y las tensiones comerciales. Y principalmente la FED está dispuesta a seguir con su tijeretazo en los tipos de interés.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email