X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

análisis

Los bancos europeos dependen de los tipos de interés alemanes

Un análisis de la correlación entre las acciones de los bancos de la Eurozona y las rentabilidades de los bonos alemanes pone de manifiesto hasta qué punto dependen las entidades de los tipos a largo plazo

23/09/2019 - 

MADRID. No es buen momento para ser analista de banca. Los bancos se han convertido en instituciones enormes y complejas que, en su mayoría, cuentan con presencia global y con muy diversos modelos y áreas de negocio. Además, sus márgenes, ya de por sí estrechos, se ven presionados por el cambiante entorno regulatorio y las jóvenes empresas tecnofinancieras (fintech). No es una situación fácil. Y menos aún si uno no se limita a analizar el sector bancario sino que ha invertido en él: a mediados de agosto, el sector alcanzó en las bolsas europeas su nivel de valoración más bajo desde 1989.

¿Qué pueden hacer quienes quieran seguir invirtiendo en bancos, quizás por razones anticíclicas? Al y fin al cabo, además del bajo precio a largo plazo, una ratio precio-valor contable de tan solo 0,6 resulta tentadora, si nos fiamos de las cifras contables publicadas. A primera vista, la clave para sortear la complejidad del sector podría estar en una correlación sorprendente. 

Como ilustra nuestro 'Gráfico de la Semana', el comportamiento del sector bancario en relación con el mercado general muestra un asombroso paralelismo con la evolución de los bonos de gobierno alemán (bunds) a diez años. El coeficiente de correlación, calculado a partir de la rentabilidad semanal de los últimos once años, es de 0,91.


Esta sincronía responde probablemente a la combinación de dos factores. Por un lado, los tipos de interés a largo plazo se consideran un indicador de la opinión de los inversores con respecto a las perspectivas económicas. La banca es un sector muy cíclico y, por lo tanto, está predestinado a beneficiarse de la mejora del sentimiento económico. 

En segundo lugar están los márgenes financieros, que siguen teniendo un peso mucho mayor para los bancos europeos que para los estadounidenses, donde los préstamos corporativos han perdido su importancia. Como el tramo corto de la curva de tipos, y sobre todo el tipo de interés de referencia del Banco Central Europeo (BCE) para las operaciones de refinanciación, lleva tiempo en niveles cercanos o iguales al 0%, los márgenes financieros dependen en gran medida del nivel de tipos de interés del tramo largo de la curva. ¿Conocer esta correlación facilita la inversión en bancos? Solo desde una perspectiva ex-post, desafortunadamente. 

Es necesario tener una opinión formada sobre cómo evolucionarán los tipos de interés a diez años. Así que quien opine que los tipos de interés se mantendrán en niveles bajos durante algún tiempo, tendrá que buscar rentabilidad en otro sitio.

Equipo de Análisis de DWS

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email