X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Los bancos extranjeros desbloquean la liquidación de RTVV

23/09/2015 - 

El Gobierno de Ximo Puig tiene más cerca consumar la liquidación del viejo ente Radiotelevisión Valenciana (RTVV), si es que esa es su intención, gracias a que la mayoría de los bancos acreedores ha aceptado el plan lanzado en 2012 por la Generalitat para que sea ésta la que asuma la deuda. Esto permitirá terminar de vaciar la sociedad, cuyo activo a finales de 2014 era de solo 12,8 millones de euros.

El plan del Ejecutivo de Alberto Fabra era traspasar a la Generalitat los más de 1.000 millones de euros de deuda que tenía entonces RTVV, pero para la cesión de deuda es necesaria la conformidad del acreedor. La mayoría de los bancos acreedores eran extranjeros.

A pesar de que la situación apenas cambiaba para las entidades, dado que la Generalitat es avalista de RTVV y está pagando el capital y los intereses desde 2009, el Consell de Fabra se vio sorprendido por la negativa de los bancos a aceptar la operación. El primer año, solo el Instituto Valenciano de Finanzas, dependiente de la propia Generalitat, dio su conformidad.

Ello suponía que el ente RTVV no se podía liquidar hasta más allá de 2030, cuando acabase de pagar. La liquidación inmediata supondría el impago de la deuda y los bancos podrían reclamársela de golpe a la Generalitat, cuya intención es pagarla año a año.

Sin embargo, en 2013 y 2014 los bancos han ido aceptando el acuerdo, sobre todo los extranjeros, hasta sumar 644 millones que ya están en el pasivo de la Generalitat. El año pasado lo firmaron Commerzbank, Bayerische Landesbank y Depfa ACS Bank.

Dos entidades españolas

A 31 de diciembre de 2014, solo dos entidades, BBVA y Santander, se mantenían como acreedoras de RTVV, por un total de 211 y 42,5 millones, respectivamente. En total, 253,5 millones, de los que este año está previsto amortizar 26 millones.

Cuando un banco acepta el acuerdo, la Generalitat asume la deuda con esa entidad y se convierte en acreedora de RTVV. A continuación, capitaliza el crédito, aumentando el fondo social del ente y, simultáneamente, reduce el fondo social en el mismo importe para absorber pérdidas. Lo mismo ocurre con los vencimientos de deuda no traspasada, que se amortizan a cargo de la Generalitat. En 2014 fueron 14 millones amortizados, mientras que los intereses pagados fueron 8,6 millones.

Atrapada por los costosos ‘swaps’ del BBVA

Según consta en la memoria de RTVV, colgada en internet -sin los informes de auditoría y de la Intervención- dentro de la Cuenta General de la Generalitat, RTVV tiene firmados desde 2010 dos contratos swap que le protegen de subidas de tipo de interés. Dado que los tipos están muy bajos, el valor negativo de estos swaps asciende cada año y supera los 19 millones.

El banco que preside Francisco González tiene potestad para cancelar esta operación cada septiembre desde 2014, pero es poco probable que lo haga mientras los tipos se mantengan bajos.

El ente RTVV registró unas pérdidas en 2014 de 8,93 millones de euros, casi todos generadas por el pago de la deuda. Son 18 millones menos que el año anterior.

La empresa RTVV SAU, que heredó todos los activos y el personal del ente para montar la nueva televisión -la que después ordenó cerrar Fabra- registró unas pérdidas el año pasado de 54,77 millones, la cuarta parte que en 2013.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email