X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

una comisión estudiará la situación

Los bloques portuarios se salvan de la demolición

Foto: KIKE TABERNER

El edificio será rehabilitado con la intención de incrementar el parque público de vivienda social

17/04/2018 - 

VALÈNCIA. Los bloques portuarios han cambiado de nombre. Hasta la semana pasada se llamaban Ruiz Jarabo, en alusión al que fuera ministro de Justicia franquista; desde el pasado jueves, en función de la Ley de Memoria Histórica, han sido rebautizados como Manuela Solís. El nuevo nombre implica también nueva vida. Por ahora no serán demolidos. Pero por ahora sólo.

La concejala de Vivienda y Patrimonio del Ayuntamiento, María Oliver, y la directora de la Entitat Valenciana d’Habitatge i Sòl, Helena Beunza, coincidieron este martes en determinar que el edificio no sea demolido, salvo que se declare en situación de ruina técnica. Así lo han hablado en un encuentro que se ha producido esta mañana. Desde la Generalitat advierten que la decisión final aún no se ha adoptado, por lo que la prórroga es temporal.

Foto: KIKE TABERNER

Según informaron fuentes municipales, la intención de Oliver es que el edificio sea rehabilitado con la intención de incrementar el parque público de vivienda social, posiblemente bajo un programa ARRU (Áreas de Regeneración y Renovación Urbana), siguiendo la lógica de actuación que viene realizándose en El Cabanyal desde el consistorio.

En este momento se están elaborando informes técnicos sobre el estado del edificio y sus habitantes para adecuar la actuación a las necesidades. Además, se está estudiando la situación de cada uno de los 168 inmuebles para disponer de la información actualizada. 

Foto: KIKE TABERNER

Del total de las viviendas que componen el grupo 87 pertenecen a particulares, 36 a la Generalitat, 34 al Plan Cabanyal y siete al Ayuntamiento. En torno a medio centenar de las viviendas están ocupadas, en algunos casos incluso por familiares de otros legítimos propietarios. Asimismo, algunas de las escaleras y zonas comunes se hallan en pésimo estado de conservación, con problemas de mantenimiento, mientras que en otros portales la situación está más normalizada.

Antes de actuar precipitadamente, tanto Ayuntamiento como Generalitat han acordado realizar informes sobre el terreno, serios y detallados, tras los cuales se emplazará a todas las entidades públicas implicadas, a los propietarios y a los vecinos para decidir colectivamente cual es la acción más adecuada para el bloque.

Foto: KIKE TABERNER

Por este motivo se ha creado una comisión para estudiar actuaciones de mejora y solucionar los problemas que afectan a los vecinos. Esta comisión estará formada por representantes de la Generalitat, el Plan Cabanyal, el Ayuntamiento de València y representantes vecinales. 

Así lo ha anunciado la directora general de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana, Rebeca Torró, en una reunión con representantes de la Plataforma Bloques Portuarios, en la que ha estado acompañada por la directora general de la Entitat Valenciana d´Habitatge i Sòl (EVha), Helena Beunza y el gerente de Plan Cabanyal, Vicent Gallart

Foto: KIKE TABERNER

“Las viviendas del Bloque Portuarios estaban condenadas al derribo con el anterior plan urbanístico de El Cabanyal. En la actualidad el bloque presenta de manera concentrada idénticos problemas que los que aquejan el barrio de El Cabanyal en la denominada ‘zona cero’, marcada por los derribos y el abandono del conjunto edificado, debido a la gestión pública realizada con el fin de ejecutar la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez”, ha expuesto la concejala Oliver.

Las viviendas fueron proyectadas por el arquitecto Antonio Tatay entre 1949 y 1952 para trabajadores del Puerto de València y se construyeron entre 1952 y 1954. Son el último recuerdo de un barrio desaparecido, el Clot. Los bloques jamás han estado incluido en el plan general de la ciudad; es un edificio fuera de ordenamiento. De planta baja más seis alturas, los bloques constan de 168 viviendas de 2, 3 y 4 dormitorios con una superficie media en torno a los 50 metros cuadrados que se distribuye en 12 núcleos de comunicación vertical que sirven a dos viviendas por planta.

Noticias relacionadas

Foto: KIKE TABERNER
el muro

El patrimonio se cae

Ante la ausencia de prevención y conservación se nos cae el patrimonio. Ha sido el caso del muro de los Silos de Burjassot del siglo XVI. Tranquilos. No pasa nada. Ya lo reconstruirán con ladrillos y algo de cemento.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email