GRUPO PLAZA

elecciones 26m

Los candidatos que se quedaron 'a la luna de València' por los pelos

27/05/2019 - 

VALÈNCIA. Los comicios municipales sirvieron este domingo para elegir qué candidatos ocuparán un escaño en los Ayuntamientos durante los próximos cuatro años. Y por descarte, también dirimieron qué aspirantes se quedaron a las puertas, algunos de los cuales llegaron a soñar en la noche electoral con obtener una plaza en el hemiciclo municipal.

En València, Compromís logró retener la Alcaldía aumentando un edil hasta los 10, el Partido Popular se hizo con ocho plazas, dos menos de los que ostentaba, y los socialistas (siete ediles) ganaron dos respecto a 2015. Por su parte, Ciudadanos se quedó estancado en los seis concejales, y Vox entró discretamente con dos. La sorpresa de la noche fue protagonizada por Unides Podem, que verá los toros desde la barrera en la capital este mandato al no conseguir superar el listón del 5% de votos.

Así pues, la izquierda con representación podrá reeditar el Govern de La Nau sin Unides Podem, mientras que la derecha se quedó a un sólo edil de la vara de mando y constituirá oposición de nuevo. La fotografía de equilibrios en el seno de cada bloque experimenta cambios -los tres ediles de Podem se reparten a razón de uno para Compromís y dos para PSPV; y el PP transfiere dos a Vox- pero la fuerza entre bloques se mantiene: 17 versus 16.

Borja Sanjuán. Foto: DANIEL GARCÍA-SALA

Con estas variaciones, la noche electoral dejó a varios rostros sin escaño. Y de todos ellos, quizá el que más cerca estuvo de resultar elegido edil fue el número ocho del PSPV,  Borja Sanjuán. Hasta avanzado el recuento de votos, los socialistas mantenían este escaño, que finalmente pasó a manos del PP de María José Català. Exasesor de Manolo Mata en Les Corts Valencianes, el ya pasado mandato Sanjuán pasó por el equipo del president de la Generalitat, Ximo Puig, y finalmente se unió al grupo de la líder de los socialistas en la capital, Sandra Gómez, y ha resultado un miembro clave de su campaña.

Ferran Puchades. Foto: KIKE TABERNER

En Compromís, la primera fuerza de la ciudad, se quedó fuera el undécimo candidato, quien hasta ahora era el secretario autonómico de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas, Ferran Puchades, y a quien las primarias de la coalición lo habían relegado a esta plaza de difícil elección.

María Oliver y Jaime Paulino. Foto: ESTRELLA JOVER

La otra fuerza de la izquierda, Unides Podem, quedó fuera pese a que las encuestas les otorgaban dos ediles. Su candidata, María Oliver, había formado parte del grupo municipal de València en Comú -matriz de Podem- y ostentado la portavocía desde mitad del pasado mandato. Oliver dirigió las concejalías de Vivienda y Educación. El otro rostro que hubiera obtenido plaza de haberse cumplido las previsiones demoscópicas es el de Jaime Paulino, secretario general de Podem València y número dos de la candidatura.

María José Miquel Alcamí.

En Ciudadanos, los votos dieron para seis concejales, no más. Si la fuerza que lidera Fernando Giner lo hubiera conseguido, para lo que le hicieron falta 5.500 votos, además de los 68.200 recabados, habría entrado en el consistorio María José Miquel Alcamí, quien en 2016 había ocupado el número 10 en la lista al Congreso de los Diputados por la provincia de Valencia. Huelga resaltar que Manuel Camarasa y José María Bravo, números ocho y nueve respectivamente, también quedan fuera del hemiciclo tras ser ediles de la formación naranja durante el pasado mandato. 

Carlos Mundina 
En el Partido Popular, se quedó a un paso de entrar en el Ayuntamiento Carlos Mundina, asesor del grupo municipal este último mandato y el único del equipo de asesores que no está imputado en el caso Taula. Català lo situó en la plaza novena de la lista municipal, pero los votos no alcanzaron para que obtuviera un escaño. Asiento, huelga recordar, que ocupó temporalmente en el último mandato de Rita Barberà, cuando tuvo que sustituir a Alfonso Grau tras su dimisión.

 
Vox entró con fuerza moderada: 2 ediles. Ocuparán estos escaños el abogado Pepe Gosálbez, y su número dos Vicente Montañez. Detrás esperaban su turno Chimo Díaz y María Dolores Jiménez. El primero, presidente de la falla de La Merced. La segunda había estado la mayoría del mandato anterior como concejala de Ciudadanos, pero el partido la suspendió de militancia y pasó a formar parte del grupo de No Adscritos. Se afilió al partido de Abascal y se presentó en la cuarta posición. Las encuestas no auguraban ni su entrada ni la de Chimo Díaz; estas predicciones, sí se cumplieron.

Noticias relacionadas

Foto: EVA MÁÑEZ
‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID

Verano de jarrones chinos y segundas vueltas

Mucho me temo que hasta septiembre no habrá gobierno ni nacional, ni en algunos casos autonómicos,-por ejemplo Madrid-. Pero mientras tanto, tendremos en pleno apogeo a los jarrones chinos habituales transmitiendo todo tipo de mensajes con las meninges derretidas por los calores estivales

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email