GRUPO PLAZA

Los consumidores y el sector agrícola siguen pagando la guerra comercial entre Boeing y Airbus

13/10/2020 - 

BRUSELAS. La sentencia de la Organización Mundial del Comercio (OMC) dando la razón a la Unión Europea con sus subvenciones a la compañía aérea Airbus ha provocado la reacción en el Parlamento Europeo. Las demandas recíprocas entre Estados Unidos y la Unión Europea por sus respectivas subvenciones a Boeing y Airbus abrieron una guerra comercial que afectó al sector agrícola europeo, con sanciones directas a la importación por parte del ejecutivo norteamericano y que acaban pagando los consumidores por valor de más de 9.000 millones anuales en aranceles. Previamente, la OMC también había fallado a favor de las subvenciones a Boeing considerando que ambos estaban dentro de la ley.

La eurodiputada socialista Inmaculada Roríguez-Piñero ha lamentado que “la guerra comercial Airbus-Boeing les cueste a los consumidores 9.300 millones de euros cada año”, que se traducen en un aumento de aranceles sobre el sector agrario principalmente. 

La OMC ha fallado a favor a la UE por las ayudas indebidas que Estados Unidos concedió al fabricante de aviones Boeing, igual que en su día falló a favor de Washington por las ayudas que la Unión Europea había dado a Airbus. En este sentido, Rodríguez-Piñero, miembro de la comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo, ha advertido de que “las guerras comerciales solo conducen al empobrecimiento de los consumidores y a la pérdida de competitividad de nuestras economías”.

Cuando la OMC falló en 2019 a favor de las ayudas de Estados Unidos a Boeing, la Administración Trump, lejos de sancionar la industria aeronáutica, gravó con aranceles en un 25% de la sanción el mercado agroalimentario europeo. Ello suponía la recuperación en impuestos aduaneros de 1.100 millones de euros sobre productos agrícolas y sus derivados. En concreto, fueron los vinos y bebidas alcohólicas, el aceite de oliva y los productos lácteos los más afectados. Entre los países perjudicados directamente están el Reino Unido, Francia, España, Italia, Alemania e Irlanda. 

Subida de aranceles

La eurodiputada socialista Inmaculada Rodríguez-Piñero ha lamentado que la disputa que enfrenta al consorcio europeo Airbus con su rival americano Boeing les cueste a los consumidores un total de 9.290 millones de euros anuales: 2.890 millones en aranceles a productos de Estados Unidos como compensación por las subvenciones a Boeing, más 6.400 millones de euros a productos importados de Europa, que la Organización Mundial del Comercio ya autorizó hace un año.

Es por ello que, en noviembre del año pasado, el Parlamento Europeo aprobó una resolución común en la que instaba a la Comisión Europea para que subvencionara las pérdidas del sector agroalimentario, provocadas por las sanciones arancelarias de Estados Unidos a los productos agrarios europeos por el conflicto de competencia entre Airbus y Boeing. Ambas compañías aéreas denunciaron ante el tribunal de apelación de la OMC las ayudas estatales respectivas, lo que devino el año pasado en una resolución favorable para que Estados Unidos repercutieran 6.800 millones de euros en aranceles a productos europeos. Entretanto, la OMC ha resuelto la denuncia de la compañía europea contra Boeing, también en el mismo sentido. 

Rodríguez-Piñero ha insistido en que “estas disputas solo conducen a la pérdida de competitividad y al empobrecimiento de los consumidores”. Por ello, ha hecho un llamamiento a reformar el sistema de sanciones de la OMC "para que sectores que no recibieron ayudas, no paguen las consecuencias en forma de aumento de aranceles, como ha sucedido con el sector agrícola”. Y ha concluido que "las sanciones tienen que penalizar a quien incumple las normas”.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email