GRUPO PLAZA

Los contratistas impugnarán la obra del canal de acceso si Adif incluye una cláusula "abusiva"

Foto: EDUARDO MANZANA
29/07/2022 - 

VALÈNCIA. Los contratistas de obra pública inician una cruzada contra Adif. En los últimos meses han ido impugnando ante el Tribunal Central de Recursos Contractuales varias actuaciones licitadas por el ente público ante la incorporación en los pliegos de una cláusula que tachan de "abusiva". Y el canal de acceso ferroviario de València, que contempla el soterramiento de todas las vías a las estaciones de Valencia Nord y Joaquín Sorolla, prolongando los túneles del nudo sur, y la remodelación de la estación del AVE, podría correr la misma suerte.

En concreto, la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) denuncia que desde hace mes y medio Adif ha incorporado en sus pliegos "obligaciones esenciales y condiciones ejecución del contrato que son incompatible con el ordenamiento jurídico", señalan fuentes de la patronal. Así, la cláusula en cuestión se refiere a los motivos e incumplimientos, que puede incurrir el contratista y que comportan a la resolución del contrato.

Por tanto, la gestor ferroviario tiene la potestad de resolver el contrato de forma anticipada por incumplimientos, una cuestión que el sector ve "arbitraria y que genera inseguridad jurídca" ya que previamente ha habido un concurso y una adjudicación en base a un proyecto técnico. 

"Un abuso", según denuncian, que les ha llevado a impugnar sistemáticamente 16 obras a nivel nacional como el acceso ferroviario sur al Puerto de Castellón por 125 millones o la remodelación de la Estació del Nord de Valencia por valor de 19 millones."Hasta que no la quiten seguiremos ese camino", advierten. De esta manera, si el pliego de condiciones del canal ferroviario de València incluye este apartado, seguirá el mismo camino, avisan los contratistas. No obstante, todavía no se ha lanzado el pliego de licitación.

Playa de vías. Foto: KIKE TABERNER

Una impugnación que conllevaría el demorar aún más una obra que lleva años de retraso. Este jueves, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez; el President de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig; y el alcalde de València, Joan Ribó, suscribieron el convenio necesario para licitar estas obras de soterramiento de las vías del canal de acceso ferroviario de la ciudad de València. Una inversión de 550 millones de euros financiada al 50% por el Gobierno central, y la otra mitad, a partes iguales entre la administración autonómica y la municipal.

La intervención incluye no sólo el soterramiento de las vías de Cercanías y AVE desde la V-30, sino también la ampliación de la estación de Joaquín Sorolla, que en un principio iba a ser provisional pero que, con el incremento de usuarios derivado del desarrollo del Corredor Mediterráneo y la liberalización del sector ferroviario, necesitará más vías. Se instalarán dos andenes más y un vestíbulo puente, y se harán más grandes los aparcamientos.

En este proyecto también se derribará el conocido scalextric -el viaducto de Giorgeta- y se liberará por completo el espacio que ahora ocupa la playa de vías en superficie. La idea inicial era que  las máquinas pudieran entrar a principios de 2023, y acabar en 2027 esta compleja actuación. Entonces sería el momento en el que el Ayuntamiento de València pueda empezar con la urbanización del futuro bulevar García Lorca, sobre el canal de acceso.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme