X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

un "posible borrado de datos de la Unidad de Conductas Adictivas"

Los inspectores de Sanidad analizan el posible borrado de datos en el Hospital de Alzira

21/03/2018 - 

VALÈNCIA. (EFE). La consellera de Sanidad, Carmen Montón, ha asegurado que inspectores de la Conselleria se han trasladado este miércoles al Hospital de La Ribera, en Alzira, para levantar actas por el posible borrado de datos denunciado por profesionales sanitarios del centro.

En concreto, Montón se ha referido a que "este miércoles mismo" han comunicado a la Conselleria de Sanidad el "posible borrado de datos de la Unidad de Conductas Adictivas" del centro de gestión privada que, a partir del 1 de abril, pasará al control público.

"Hoy mismo se están realizando estas inspecciones y levantando actas de lo que allí está sucediendo", ha señalado Montón, quien ha agregado que cuando termine todo el proceso y tengan el informe posterior valorarán la posibilidad de "seguir hacia adelante con algún tipo de acción administrativa o de otra índole".

Según la consellera, "estamos haciendo lo que corresponde a la administración y en cuanto se ha tenido la alerta por parte de los propios profesionales del Departamento de la Ribera de que estaban ante la sospecha o ante el procedimiento de borrado de datos".

Preguntada por si se ha certificado el borrado de datos sensibles, la consellera ha reiterado que lo que tiene su departamento es la alerta por parte de los profesionales.

"Con toda esa información, más la denuncia que se ha producido en la comisaría, tendremos que actuar", ha sentenciado.

Por su parte, Ribera Salud UTE ha "desmentido rotundamente" que se esté eliminando información sensible en el Hospital de la Ribera y ha asegurado que se trata de una "nueva calumnia dentro de la campaña de desprestigio que desde hace tiempo sufre nuestra organización y nuestros profesionales".

Según señala en un comunicado, la acusación "se enmarca en el proceso de traslado de información de carácter mercantil que la empresa debe conservar por imperativo legal, siguiendo el plan de reversión marcado por la Conselleria de Sanitat y el procedimiento legal habitual, para facilitar Sanitat su gestión a partir del día 1 de abril en un área tan compleja como el de Sistemas de Información".

Explica que el traslado de dicha información lo están realizando los actuales propietarios de las carpetas y personas o equipos que actualmente tienen acceso a dicha información, con el soporte técnico de los informáticos de b2bsalud, central de compras y servicios compartidos del grupo.

"Es rotundamente falso que desde Ribera Salud UTE se esté moviendo o eliminando ninguna información, archivo o carpeta corporativa, sino que es cada usuario o propietario de la información quien la cambia", aclara.

Añade que "en ningún caso se trata de información sensible o necesaria para continuar prestando el servicio de una forma adecuada a partir del 1 de abril".

Afirma que todo el proceso "se está realizando con total transparencia, está avalado por los asesores legales de la compañía y cumple la legislación vigente en materia de protección de datos y seguridad de la información".

Según explica, hasta el momento no tienen conocimiento de ninguna denuncia oficial por parte de trabajadores o sindicatos, ni de ninguna inspección oficial por parte de la Conselleria de Sanitat.

"No es la primera vez que nos enteramos de temas de gran calado por terceros o que la denuncia anónima de un sindicalista acaba en un juzgado con graves e infundadas acusaciones contra nuestra empresa o que se envían a inspectores sorpresa al hospital de Alzira porque se decía que estábamos quemando documentación", indica.

Asegura que no van a "consentir" que se les "acuse de algo tan grave sin pruebas que lo avalen" y retan a "todo aquel que tenga una evidencia, que lo ponga en conocimiento de la comisaría de policía más cercana".

"En caso contrario, se demostrará que una vez más estas acusaciones infundadas responden únicamente al objetivo de desprestigiar a nuestro grupo y a los profesionales que forman parte de él", afirma Ribera Salud UTE. 

Podemos pregunta a Sanidad si está investigando si se han borrado archivos en el Hospital de Alzira

El portavoz de Sanidad de Podemos en Les Corts, Daniel Geffner, ha presentado una pregunta a la Conselleria de Sanidad para que diga si se han emprendido acciones para determinar "si ha habido eliminación o pérdida de información clínica o de farmacia en el departamento de salud de la Ribera realizadas por empresas contratadas por Ribera Salud".

En un comunicado, Geffner ha explicado que "todo parece indicar que la conselleria habría actuado a raíz de denuncias efectuadas por personal que trabaja en el Hospital de Alzira, al detectar pérdida o eliminación de información relevante en farmacia e historias clínicas".

Además, apunta que según han publicado diversos medios una de las empresas que habría participado en la limpieza informática y eliminación de archivos sería B2B, empresa que "ha sido investigada por la UDEF por cobro de comisiones a los proveedores de endoprótesis", ha recordado.

"Dicha investigación llevada a cabo por la unidad de la Policía Nacional fue continuada en el juzgado número 4 de Valencia y hace escasas semanas el magistrado responsable de la causa acordó el sobreseimiento provisional, medida que ha sido recurrida por Podemos como acusación popular en fecha del 5 de marzo y que está pendiente de resolución", ha agregado el diputado de Podemos.

A su juicio, Sanidad debe explicar "si hubo pérdida de información relevante, así como si se había solicitado permiso a la conselleria para realizar cambios de determinada información sensible", y ha lamentado que el conocido como 'modelo Alzira' de concesión administrativa "vuelve a generar preocupación por unas acciones que todo parece indicar no transparentes ni controladas por la conselleria".

"Queremos luz y taquígrafos, una vez más, para evitar que intereses privados puedan ocasionar merma de la calidad asistencial", ha reiterado, para incidir también en que en el pasado y actualmente se producen incumplimientos en las concesiones administrativas "porque sus sistemas informáticos deberían haber incorporado los sistemas de conselleria, omisión que ha dificultado el control y que la información generada no esté disponible para la asistencia en todos los centros sanitarios públicos cuando los pacientes de dicho departamento de salud se desplazan".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email