GRUPO PLAZA

análisis

Los mercados descuentan subidas de tipos en Europa para dentro de un año

A juicio del director de Riesgos de Ebury están comenzando a aceptar que el BCE reducirá sus compras de bonos soberanos de acuerdo con el cronograma

18/09/2018 - 

MADRID. Las monedas de los mercados emergentes finalmente disfrutaron de un fuerte rebote la semana pasada. Fueron liderados por la lira turca, que se disparó después de que su banco central subiera las tasas en casi un 5%, al 24%. Esto llevó a la lira a superar al resto de principales monedas por segunda semana consecutiva. 

Las lecturas de inflación en Estados Unidos, más bajas de lo esperado, también ayudaron a reducir tanto los rendimientos de los bonos de EE UU como al dólar estadounidense, que terminó la semana a la baja frente a todas las demás monedas, excepto las asiáticas. A éstas últimas se les mantuvo a raya por la continua incertidumbre sobre el resultado del conflicto comercial entre EE UU y China.

Las reuniones del banco central robarán la atención esta semana tanto en el G10 como en los países de mercados emergentes. Las más críticas serán las del Banco de Japón, el Norges Bank, el Banco de la Reserva de Sudáfrica, el Banco Nacional Suizo y el Banco Central de Brasil.

Perspectivas de las principales monedas

Euro

A medida que los temores de una confrontación por el presupuesto italiano retroceden, los mercados están comenzando a aceptar que el BCE reducirá sus compras de bonos soberanos de acuerdo con el cronograma y que las alzas llegarán en algún momento en la segunda mitad del próximo año. El BCE confirmó esta perspectiva en sus comunicaciones de la reunión de la semana pasada. El presidente Draghi habló sobre el crecimiento y sobre las perspectivas de que la inflación vuelva a su objetivo en los próximos meses. Estaremos atentos a los datos PMI del viernes para confirmar que la expansión económica en la Eurozona sigue por buen camino, aunque no vemos movimientos bruscos en la relación euro/dólar hasta que surjan signos más claros de una tendencia al alza en la inflación de la zona euro.

Libra esterlina

El Banco de Inglaterra dejó la política sin cambios la semana pasada, como se esperaba. Sin embargo, otros comentarios positivos en cuanto a las negociaciones del Brexit apoyaron a la libra. En particular, el principal negociador de la UE, Michel Barnier, sugirió que era probable llegar a un acuerdo en las próximas semanas. Esto confirma nuestra opinión de que un Brexit sin trato es un resultado poco probable y que la libra ha sido excesivamente castigada en las últimas semanas. Esta semana, la atención se centra en los datos de inflación del miércoles, ya que el Banco de Inglaterra dejó claro que nuevas alzas dependerán de las expectativas de inflación en el futuro.

Dólar estadounidense

El repunte de los rendimientos del Tesoro de EE UU, que comenzó después de la publicación de los sólidos datos de empleo, se vio temporalmente interrumpida por una inflación inferior a la esperada. Esta semana, los datos serán relativamente escasos, dominados por indicadores de segundo nivel como las ventas de viviendas. En consecuencia, el dólar será impulsado, principalmente, por los titulares de los diversos conflictos comerciales y noticias de otros lugares.

Enrique Díaz-Álvarez es director de Riesgos de Ebury

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email