GRUPO PLAZA

"no queremos que se interprete que somos malos gestores"

Los radiólogos valencianos exigen rigor en la memoria económica para revertir las resonancias

Foto: GUILLERMO LUCAS
10/05/2021 - 

VALÈNCIA. Los radiólogos valencianos exigen "rigor" en la memoria económica para revertir el servicio de resonancias magnéticas de los hospitales públicos a la Empresa Pública de Salud que proyecta la Conselleria de Sanidad. Así lo apuntan desde la Sociedad de Radiología de la Comunitat Valenciana (SRCV), donde instan al departamento de Ana Barceló a que sean exhaustivos en el cálculo del ahorro que supone devolver el servicio a la gestión pública. 

La Conselleria de Sanidad apuntaba en la memoria económica de la creación de esta sociedad para revertir servicios a lo público a un sobreprecio de 21 millones de euros el pasado año, un documento firmado el pasado 15 de abril por la subsecretaria de Sanidad, Mónica Almiñana y al que, desde la institución de profesionales de la radiología, ven algunas lagunas. Entre estas cuestiones, señalan que 17 de las 20 máquinas heredadas tienen una antigüedad y uso que están obsoletas tecnológicamente según los criterios de los fabricantes y la sociedades científicas.

También que las cantidades recogidas para invertir en tecnología no han tenido en cuenta el IVA o que no se han diferenciado distintos niveles de equipamiento adaptados a los hospitales ni se han tenido en cuenta el sobrecargo de algunos equipos. Además, añaden que no se ha incluido en el personal a revertir y en los costes otros especialistas necesarios como los anestesistas o los cardiólogos. Tampoco están de acuerdo con los costes promediados de farmacia o el coste marcado para reforma de las instalaciones para adecuarlas a la instalación de la maquinaria.

Desde la Sociedad no quieren que esta cuestión se vea como una crítica a la reversión del servicio, sino que aluden a las expectativas creadas. "El problema no es que el ahorro sea menor al que marcan, sino que se hagan trampas al solitario", señalan desde la institución. "No se baja al detalle y no queremos que se interprete que somos malos gestores porque no se ahorra lo estimado, cuando no se han realizado bien los cálculos", insisten. 

Foto: EVA MÁÑEZ

Los jefes de Radiología de 22 departamentos de salud firmaron la pasada semana una carta en la que se oponen a que la Empresa Pública de Salud (EPS) para pedir "una gestión única e integral" del servicio. En este sentido, los profesionales entienden que esta decisión implica no cumplir la promesa de revertir directamente a la gestión pública un servicio que fue externalizado en 2001.

Cabe recordar que la reversión de las resonancias magnéticas lleva más de dos años y medio de retraso y sigue gestionada por la UTE Erescanner Salud -participada por Eresa, Inscanner y Ribera Salud- tras la finalización del contrato. Un servicio que se presta a través de expedientes de resarcimiento por enriquecimiento injusto y que genera, según los profesionales, ineficiencias que van desde un peor diagnóstico y uso de las pruebas a una dificultad para transmitir el conocimiento en el servicio público.

En este sentido, los jefes de servicio reclamaban la integración "inmediata" de las resonancias, como el resto de técnicas, en los servicios de Radiología con "una gestión única e integral que garantice la asistencia, la docencia y la investigación a sus profesionales, en igualdad de condiciones con otras especialidades médicas". Además, recalcan que una gestión integral permitiría controlar la demanda y adecuar las pruebas, la óptima explotación de los recursos tecnológicos disponibles y con ello mejorar la gestión de las listas de espera.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email