GRUPO PLAZA

Los sindicatos piden acelerar la vacunación de la comunidad educativa y medidas para la vuelta al cole tras la Navidad

Foto: ROBER SOLSONA
21/12/2021 - 

VALÈNCIA. (EP) Sindicatos del ámbito educativo solicitan a la Conselleria que se adopten nuevas medidas ante la escalada de contagios de covid y para evitar que se produzca un incremento en las aulas a la vuelta de las vacaciones de Navidad.

El Sindicat de Treballadors i Treballadores de l'Ensenyament de País Valencià (STEPV-Iv) ha manifestado, ante el "incremento imparable de casos que está obligando al confinamiento de muchas aulas", la necesidad de que "se aprovechan las vacaciones escolares de Navidad para acabar de vacunar el alumnado que ha quedado pendiente en esta primera fase en los centros escolares".

Además, el sindicato exige que "en la reanudación de las actividades lectivas todos los centros educativos dispongan del material anticovid necesario para continuar haciendo frente a la pandemia".

Igualmente, pide a la Conselleria que valore la situación de la evolución de la pandemia antes de la incorporación del alumnado en los centros educativos después de Navidad y "tome las medidas necesarias porque se evite un posible incremento de los contagios".

Finalmente, insta al gobierno valenciano a "acelerar la vacunación con la tercera dosis al profesorado que así lo necesite para que el retorno a la actividad lectiva sea lo más segura posible".

Desde FSIE-Comunitat Valenciana, sindicato mayoritario en la enseñanza concertada, relaman la "urgente revisión" de los protocolos sanitarios anticovid de los centros de atención especial y la inoculación de la tercera dosis a los profesionales de la educación y la atención a las personas con discapacidad.

Educación especial

FSIE asegura que ha recopilado "numerosas preocupaciones de los diferentes centros de educación especial de la Comunitat Valenciana, que insisten en que los protocolos sanitarios actuales destinados a centros de infantil y primaria no se ajustan a la realidad". Así, señalan que los alumnos "no utilizan mascarillas y, si lo hacen, no son funcionales porque están exentos de la obligatoriedad de su uso".

A esta circunstancia se añade que "las características de este alumnado impiden guardar las medidas higiénicas establecidas en los protocolos por lo que "se hace necesario hacer un protocolo ad hoc que proteja a los alumnos y a los profesionales".

Además, en los grupos de convivencia estable, a diferencia de los centros ordinarios, el número de profesionales que intervienen en el aula con el alumnado es mucho más elevado.

De esta manera, en el caso de que se notifique un caso positivo en el aula, la totalidad de profesionales que intervienen en ese grupo de convivencia estable mantiene un contacto estrecho y las bajas son muy notables lo que "deja a estos centros en una situación de vulnerabilidad y riesgo de desatención muy elevando".

Para FSIE, las indicaciones de Salud Pública "son ambiguas e, incluso, contradictorias ya que cuando un profesional es contacto estrecho, a algunos les dan la baja, otros nada y a otros les comunican que no tengan contacto con alumnos, ni se mezclen con otros grupos mientras estén a la espera de una PCR". Sin embargo, para un centro de estas características, cuyos recursos humanos son muy limitados, esto es "absolutamente inviable".

En las circunstancias actuales, apuntan, el alumnado y profesorado que cuenta con pauta de vacunación completa está exento de realizar cuarentenas. Esto complica la atención ya que estos alumnos, a pesar de ser contacto estrecho, no guardar distancias y no utilizar mascarillas ni medidas higiénicas, y "mientras se les cita para PCR continúan asistiendo con normalidad".

FSIE cree que esta situación "se podría solventar si los alumnos guardaran cuarentena, al menos, hasta conocer el resultado de las pruebas, ya que no existen medidas de prevención suficientes para evitar la transmisión".

Así, explica a modo de ejemplo, que hay centros donde hay un brote de 8 casos positivos que se han ido encadenando desde hace 4 semanas, lo que evidencia que "es necesaria una revisión del protocolo para adaptarse a nuestra casuística y no repetir pruebas ni aumentar el riesgo de contagio, exponiendo a alumnos y profesionales en el periodo de espera hasta la prueba y el resultado".

Por su parte, USOCV ha pedido que "se preste atención a la protección de la salud del profesorado y personal de Administración y servicios (PAS) de los centros".

En este sentido, recuerdan que están vacunados con doble pauta de
Astrazeneca, y se ha de realizar "cuanto antes una dosis de refuerzo, ya que se está más desprotegido frente a la covid".

"Hace seis meses que se inocularon las segundas dosis, por lo que el riesgo es cada vez mayor. Siendo un sector esencial, creemos prioritario que se tome alguna medida al respecto", subrayan.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme