X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

encuesta de aegon

Los valencianos confían en que el Estado cubra dos tercios de sus ingresos en su jubilación

23/10/2017 - 

VALÈNCIA (VP). Los valencianos continúan delegando su jubilación en el sistema público de pensiones, ya que esperan que el 67% de sus ingresos proceda del Estado, dos puntos más que la media española. Ésta es una de las principales conclusiones del Estudio de Preparación para la Jubilación 2017 que Aegon ha realizado en 15 países de Europa, Asia, América y Australia, por sexto año consecutivo. Además, si atendemos al resto de ingresos a percibir durante el retiro, los valencianos consideran que el 21% de sus ingresos serán ahorros e inversiones y el 9% restante de los planes de pensiones contratados con su empresa.

La viabilidad del sistema público de pensiones sigue siendo un tema que inquieta especialmente a los valencianos. Así, ante la pregunta ‘¿Le preocupa la continuidad del sistema público de pensiones en España?’, el 47% de los valencianos (52% en la media nacional) reconoce estar muy preocupado, el 44% bastante preocupado mientras que el 4% asegura estar poco o nada preocupado.

Para Jaime Kirkpatrick, consejero delegado de Aegon España, “los valencianos están poco concienciados de la necesidad de planificar financieramente su futuro y diversificar las fuentes de ingresos para poder disfrutar de un retiro sin sobresaltos económicos. En este sentido, es vital que, en la medida de lo posible, reduzcamos nuestra dependencia del sistema público”.

El Estudio de Preparación para la Jubilación de Aegon clasifica a los españoles atendiendo a la periodicidad con la que ahorran y planifican financieramente su jubilación. En este sentido, el informe diferencia ahorradores habituales (aquellos que ahorran de forma continua para la jubilación), ahorradores ocasionales (lo hacen de forma esporádica), ahorradores aspiracionales (no ahorran para su jubilación pero tienen la intención de hacerlo), ahorradores en el pasado (no están ahorrando en la actualidad pero sí lo hicieron en el pasado) y no ahorradores (nunca han ahorrado ni tienen intención de hacerlo).


Atendiendo a esta clasificación, el 19% de los valencianos afirma ahorrar habitualmente para su jubilación, frente al 29% de los españoles y al 39% de la media internacional. Por su parte, un 31% de los valencianos comenta que ahorra solo ocasionalmente y un 19% reconoce que en la actualidad no está ahorrando pero sí pudo hacerlo en el pasado.
Por último, un 25% de los valencianos (frente al 22% de la media nacional) afirma que no está ahorrando para su jubilación pero sí tiene intención de hacerlo en el futuro, mientras que el 7% restante (un punto menos que la media española) reconoce que no ahorra nada ni tiene intención de hacerlo.  

El gran reto que deben acometer los valencianos es convertir ese 25% de ahorradores aspiracionales en habituales. No existe una correlación directa entre ahorrador habitual y nivel alto de ingresos por lo que es importante que los valencianos entiendan que, aunque sea mediante cantidades pequeñas, lo fundamental es dotar de periodicidad al ahorro de cara a la jubilación”, comenta Jaime Kirkpatrick.

Edad de jubilación de los valencianos: 65 años o antes

A pesar del bajo nivel de ahorro de los valencianos, el 64% de los encuestados espera jubilarse a los 65 años o antes. Por su parte, un 23% de los valencianos quiere retirarse en la franja de los 66-69 años mientras que un 8% admite que tendría que posponer su retiro a los 70 o más años.

Según Jaime Kirkpatrick, “el nivel de ahorro de valencianos no se corresponde en absoluto con sus expectativas de jubilación. A diferencia de otros países de Europa, muchos ciudadanos están convencidos de que podrán dejar de trabajar al alcanzar la edad estipulada y mantener un ritmo de vida similar al de la etapa laboral. Sin embargo, es muy posible que muchos se vean obligados a trabajar más allá de los 65 años si quieren seguir disfrutando de un nivel de ingresos suficiente”.

El Índice de Preparación para la Jubilación de Aegon (ARRI, por sus siglas en inglés) mide el nivel de planificación de los ciudadanos de cara a este período, en base a seis criterios: preparación financiera, conocimientos financieros, previsión de ingresos, nivel de responsabilidad personal y grado de concienciación.

Atendiendo a este índice, España se sitúa en los últimos puestos de los 15 estados encuestados, solo por delante de Japón, lo que representa una escasa preparación para la jubilación. Así, a pesar de haber mejorado ligeramente con respecto al año pasado, España obtiene en el índice ARRI una puntuación de 5,1 sobre 10, casi un punto menos que la media internacional (5,9).  
 

La mejoría de España, aunque solo haya sido de una décima, es una buena señal en términos cualitativos, ya que demuestra que nos estamos concienciando, aunque sea de forma paulatina, sobre la necesidad de planificar financieramente nuestro retiro. El continuo debate sobre la viabilidad del sistema de público de pensiones y las recomendaciones de complementar la pensión pública con el ahorro privado está calando ya en los ciudadanos”, comenta Jaime Kirkpatrick, consejero delegado de Aegon España.

La salud es otra de las variables que también influye en la planificación de la jubilación de los españoles ya que, según se deduce del presente estudio, aquellos que disfrutan de un mejor estado físico son más previsores y conscientes de esta necesidad.

Salud excelente

Los españoles que gozan de un estado de salud excelente son muy conscientes de la necesidad de mantener una planificación financiera (61%), son previsores (19%) y ahorradores habituales (42%), conocen con precisión a cuánto asciende su ahorro personal para la jubilación (56%) y, en definitiva, creen que disfrutarán de una buena jubilación (30%).

En la medida en que empeora el estado de salud de la muestra, los porcentajes anteriormente mencionados descienden de manera notable. Así, los españoles con una salud buena o aceptable son menos conscientes de la necesidad de una planificación financiera (39% y 44%, respectivamente), son menos previsores (16% en ambos casos), ahorran habitualmente en menor medida (27% y 24%), saben con menos precisión a cuánto asciende su ahorro privado para la jubilación (55% y 42%, respectivamente) y, por último, tienen menos confianza en que tendrán una buena jubilación (7% en ambos supuestos).
 

Esta relación directa entre la salud y la preparación para la jubilación también se refleja en el índice ARRI: quienes tienen una salud excelente obtienen una puntuación media de 6 puntos sobre 10 mientras que esta cifra se reduce a 4,9 entre los que tienen una salud buena o aceptable.
Según Jaime Kirkpatrick, consejero delegado de Aegon, “la salud es clave para poder disfrutar de nuestra jubilación pero, según muestra el presente estudio, también lo es para prepararla. Los españoles asocian su jubilación ideal a un retiro en el que disfrutar de una buena salud y tranquilidad financiera por lo que tiene lógica que quienes quieran tener un retiro cómodo se preparen ahorrando y cuidando sus hábitos de salud”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email