GRUPO PLAZA

entrevista francisco ruiz, world trade center barcelona 

"Los macroeventos hace tiempo que terminaron. Un edificio para 700 personas es suficiente"

22/11/2021 - 

ALICANTE. Francisco Ruiz Mañas es un hombre experimentado en el turismo MICE, el turismo de eventos corporativos, y de congresos. Es el gerente del World Trade Center, un edificio ubicado en el Puerto de Barcelona, que tiene capacidad para albergar oficinas, eventos y un hotel que da servicio a los cruceristas que llegan a la ciudad. Anteriormente, estuvo en la génesis de la Expo '92 de Sevilla. El pasado 11 de noviembre estuvo en Alicante para hablar del turismo de congresos, de cuándo será la recuperación completa y qué potencialidades debe reunir una ciudad para albergar eventos. Esta fue la conversación con Alicante Plaza.

 -¿Cuándo cree que se recuperará el turismo MICE?

-Pienso que el turismo MICE va a costar un poco en recuperarse, más que el congresual. El corporativo va a ser más rápido. Auguro que en la primavera de 2022 estará recuperado el 90% respecto a lo que fue el 2019. En los últimos meses, sí que hemos detectado que se ha recuperado exponencialmente.

-¿Es posible que las cantidades que muevan los congresos ya no serán tan grandes como hemos conocido hasta ahora? ¿Vamos a volver a ver macroeventos?

-Es que los macroeventos ya hace tiempo que han acabado. Sí que los hay, pero hay menos que hace 5 ó 10 años. Esa tendencia de hacer eventos más reducidos o de dimensiones más amigables no viene como consecuencia de la pandemia, ya se producía con anterioridad. En los últimos meses, he organizado de eventos back to back -espalda con espalda- de entre 25 y 100 personas, pero que han durado 15 días.

-¿El modelo telemático o híbrido va a continuar?

-La parte digital ha venido para quedarse, pero en mi opinión va incidir menos de lo que los profesionales hablan. La reunión y el encuentro presencial todavía es vital. De hecho, formo parte de feria que se celebró en octubre y teníamos dudas de alcanzar las cifras de 2019, y al final, las han superado ligeramente. Por lo tanto, esta es mi experiencia.

-En su intervención en Alicante, habló de que no es partidario de edificios congresuales grandes, más bien pequeños de no más de 700 personas y modulables. ¿Explíquelo?

-Hay dos situaciones. Los edificios grandes, o puntos feriales, que son de función pública y estos deben estar en las ciudades, con los que se intenta captar eventos de ciudad. Cuanto más grande es la ciudad, mayor debe ser ese recinto. Después están los productos medios o intermedios, y aconsejo que sean productos muy flexibles, polivalentes, y no hay que hacer es como han hecho algunas ciudades como dos auditorios a la vez. Un buen auditorio, de unas dimensiones correctas, con una horquilla de 600-700 personas es suficiente. Insisto, un edificio con salas polivalentes con buenas alturas y muy fáciles de adaptarse las necesidades del cliente porque los eventos corporativos son muy a medida. Esta es mi experiencia de muchos años.

-¿Cómo de importante es tener una estrategia para captar eventos?

-En la cadena de valor es de cualquier producto MICE, la sede del congreso o evento es una de las partes. El destino debe tener otras cosas, como buenas comunicaciones y muchas más fortalezas, no sólo la sede. Es la suma de muchos factores. La ciudad es su conjunto debe ofrecer unas ciertas virtudes que harán que sea un destino agradable para cualquier turista que viene de Madrid o Barcelona, o de cualquier punto de Europa.

-¿Hay alguna ciudad que haya trabajado bien para captar al turista MICE?

-En España es un país maduro en el sector MICE y tiene una serie de destinos, cada uno con sus virtudes, también con debilidades, muy buenos. A parte de Madrid y Barcelona, Alicante, Málaga, Sevilla, València y el norte de España son buenos destinos para los eventos. No estamos hablando de uno y otro. Hay muchos. Y hay que tener en cuenta que los productos van rotando, pues nunca se quedan en una ciudad durante 10 años. Están dos o tres años, como mucho. Por ello, recomiendo, que en España, las ciudades tienen que hacer proyectos, no conmemoraciones; tienen que hacer proyectos de ciudad; tener la suma de valores en todo el destino y en el entorno más cercano, como puede ser el resto de una provincia, que le dé una suma de fortalezas que hace que la cadena de valor sea el adecuada para el potencial evento.

-Con los entornos hay que colaborar más que competir…

-Este es otro de los temas. Los efectos rebosaderos son muy importantes. Por ejemplo, si València está muy llena, no hay que tener miedo, vendrán a Alicante. Si Barcelona está muy llena, irán a València. Por lo tanto, cada uno juega con las cartas que tiene y puede haber segundas y terceras oportunidades. Ahora bien, después de la pandemia hay que ver cómo responde el mercado porque estamos viendo como los precios se están luchando una barbaridad y hay que buscar un equilibrio, pues para dar un buen servicio hay que ofrecer un precio razonable. No digo un precio caro, digo un precio razonable.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email