GRUPO PLAZA

hosbec lo atribuye al aumento de la demanda y la realidad económica actual

Los precios del alojamiento turístico de la Comunitat suben un 12,4% con respecto a 2019

3/06/2022 - 

BENIDORM. Los profesionales del sector apuntan a que el turismo empezará a recuperarse en este 2022 en la Comunitat Valenciana. Ahora, un informe lo confirma, tal y como recoge el análisis elaborado por Mabrian, empresa experta en inteligencia turística. Los indicadores se nivelan a los años anteriores a la pandemia, sobre todo en capacidad aérea y el interés por viajar, aunque no entra a valorar la rentabilidad de los negocios, como puede ser el alojamiento turístico. 

Si bien es cierto que se pronuncia sobre las tarifas, mencionando que en la actualidad se experimenta una "fuerte presión al alza de precios hoteleros". El estudio señala que en la Comunitat han subido una media de 12,4% desde el 2019 para estancias en junio. Una cifra que aumenta si la comparación se hace con este mismo periodo de 2021: ahora es un 21,3% más caro. Eso sí, la situación era bastante distinta a la actual aunque solo haya pasado un año.

En detalle, la empresa concreta que con respecto al 2019, para los hoteles de tres estrellas se ha incrementado un 16%, los de cuatro suben un 8,9% y los de cinco ascienden un 12,2%. En aquel momento, el mundo seguía en una normalidad que aportaba números de récord a zonas como Benidorm. Como es sabido, junio de 2020 llegó con la pandemia en su plenitud, mientras que en mayo de 2021 se eliminaba el cierre perimetral de la Comunitat después de un invierno complicado con los casos disparados. Aunque seguían muchas restricciones para evitar los contagios, lo que dificultaba que se recuperara la demanda.

Así, los precios de los hoteles tendían a la baja, lo que queda demostrado también en la diferencia de porcentajes entre el 2019 y el 2021. Tal y como recoge el informe, la disparidad entre el año pasado y este es de 17,5% (1,5 puntos porcentuales más que en 2019) para los hoteles de tres estrellas, de 19,4% (10,5 puntos más) para los de cuatro estrellas y de 27,1% (14,9 puntos más) para los de cinco estrellas. Sin embargo, desde Mabrian informan que es una tendencia global, lo que hace suponer que el destino no pierde competitividad.

Pero, ¿a qué se debe el alza entre el 2019 y el 2022? Aunque todavía es complicado hablar de una normalidad absoluta, se asemeja más que a lo que se vivía hace un año. Para la patronal hotelera Hosbec, hay varios factores implicados en la subida de precios. Por un lado, la mano de obra es más cara. Como adelantó este diario la semana pasada, el convenio de hostelería de la provincia de Alicante (donde se concentra la mayoría de hoteles de la Comunitat) incluye una subida salarial del 4,5%, aunque calculan que para los empresarios supondrá un gasto mayor del 6%.

A ello se suman las otras dos circunstancias relacionadas también con la guerra: el coste de la alimentación y bebidas con más de un 20% de incremento y el coste energético con una subida del 150%, tal y como apunta la asociación.

A pesar del incremento de precios, fuentes de la asociación señalaron que el ritmo de reservas va bien, al nivel de 2019. Al mismo tiempo, señalaron que hay viajeros que habrán podido comprar sus estancias con tarifas más bajas ya que la turoperación se cierra con un año de antelación, por ejemplo.

Sube el precio de los vuelos

Pero viajar se ha convertido en un ocio más caro no solo por los alojamientos, sino también por los vuelos. Este mismo informe menciona que la media de los aeropuertos de las tres provincias para junio de 2022 se incrementa con respecto a 2021 y 2019. De nuevo, se dispara en la comparación con el año pasado. En concreto, desde 2019 ha subido un 6,5% para el mercado británico, un 66,4% para Países Bajos, un 16% para Italia y un 52,2% para Alemania. La nota discordante la ponen los vuelos procedentes de España, que son un 10,2% más baratos.

Por lo que respecta al balance con 2021, este año sube un 42,5% para el Reino Unido; un 43,6% para el español; un 89,9% para Países Bajos; un 314,3% para Italia y un 131,8% para Alemania. Para los propulsores del estudio, estos incrementos van en consonancia con la capacidad área: cuanto más reducida esté, más lo nota.

Menos capacidad para británicos

Sobre este asunto se hace un análisis más detallado para el mercado británico para el Aeropuerto de Alicante-Elche. Los datos, actualizados a 24 de mayo, versan sobre los vuelos entre el 1 de junio y el 31 de octubre. En cuanto a los asientos programados, hay 1,43 millones, lo que supone un 13,8% menos que en 2019. En cuanto al número de ciudades conectadas, siguen siendo las mismas 19, sin embargo, hay siete líneas operando, es decir, un 30% menos: en estos últimos tres años han dicho adiós Thomas Cook, Norwegian y Flybe. 

Se incorpora Wizz Air con 23.369 asientos, solo por encima de Vueling, que se queda en 21.600. Como siempre, Ryanair es la líder en la provincia de Alicante con 585.409. Como se decía, siguen las mismas ciudades conectadas, pero la pérdida de asientos se hace notar sobre todo en el retroceso de Londres.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme