X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

MANIFESTACIÓN EN LAS CALLES DE VALÈNCIA

La escuela concertada carga la bala de Bachillerato para disparar contra la política de Marzà

Foto: EVA MÁÑEZ
7/05/2017 - 

VALÈNCIA. Lo habían proclamado por tierra, mar y aire; tras la distribución de los distritos, el decreto de plurilingüismo, y finalmente, el arreglo escolar. El sector de la educación concertada no está contento con la política educativa llevada a cabo por la Conselleria de Vicent Mar. La supresión de unidades de Bachillerato en centros de carácter concertado, concretamente hasta 31, tan solo ha sido la chispa que ha detonado un malestar latente. Es por ello que miles de personas, entre familias, profesores y alumnos de la Comunitat, se han manifestado este sábado por las calles del centro de València

Foto: EVA MÁÑEZ

Lo han hecho en una marcha que ha salido desde la Porta de la Mar y ha desembocado en la Plaza de San Agustín, tras ocupar las principales vías de la ciudad y la plaza del Ayuntamiento. Durante la misma se han podido escuchar pitidos y tambores, además de observar pancartas con la foto de Marzà y el lema "represor de la concertada". El letrero de cabecera era 'Por la libertad educativa', de modo que no solo se criticaba el recorte efectuado en Bachillerato, sino que también había más alusiones. Sobre la educación en lenguas, por ejemplo, se ha exigido un "33% en inglés, 33% en castellano, 33% en valenciano".

Foto: EVA MÁÑEZ

Los portavoces de la red de centros concertados han reclamado al conseller de Educación, Vicent Marzà, una mayor solidaridad con un sector que se ha sentido “atacado” y “despreciado”. Si bien es cierto que el titular de la Generalitat siempre ha manifestado su apoyo a los centros de carácter público, siendo partidario de concertar “solo donde no llegara la pública”, este año se acercaron posturas con la red subvencionada y se establecieron negociaciones para la renovación de conciertos de Bachillerato. El resultado no ha llegado a buen puerto, sino que ha saltado del candor de los despachos al frío asfalto.

Al mismo tiempo, y a diferencia de la gran protesta que tuvo lugar el año pasado, los convocantes han querido desvincularse de la política, de modo que la organización a la cabeza no fuera la Mesa por la Educación en Libertad, donde está incluido el PP. Sin embargo, la manifestación ha contado con la presencia de varios de sus dirigentes, entre ellos, la presidenta regional del partido y portavoz en Les Corts, Isabel Bonig. También ha estado presente el diputado de Ciudadnos, Toni Cantó.

El sentimiento es compartido por las diferentes asociaciones concurrentes. Tras la cita se encuentran la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Valencia (Fcapa) y la Federación de Enseñanza del sindicato USO-CV, además de Libertaddeenseñanza27.1. Esta última constituye una plataforma de reciente creación compuesta por quince centros de València y Castellón afectados por el arreglo escolar en los niveles de Bachillerato. Su portavoz, José Javier Sebastián (Libertad de Enseñanza 27.1) considera que los criterios contemplados en el decreto de conciertos son "poco transparentes y poco claros".

"No es un tema aislado, sino un ataque a la educación concertada valenciana desde un punto de vista ideológico", convenían los portavoces a Valencia Plaza. Mientras que Vicente Morro, portavoz de la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Valencia (Fcapa), incidía en la importancia de preservar la red privada "también sostenida con nuestros impuestos. Por su parte, Eduardo Hervás, del sindicato USO-CV), recordaba que todas las unidades que se dejan sin concierto están llenas, con ratios superiores a los 30 alumnos.

Foto: EVA MÁÑEZ

También Infantil

Cuando se publicaron los datos del arreglo escolar, la Generalitat hizo hincapié en el crecimiento de aulas en otras etapas educativas, como Infantil y Primaria. En estos niveles, la provincia de Valencia arroja un saldo positivo de 12. También se ve beneficiada la Formación Profesional, que gana cinco, al pasar de 629 a 634 unidades. Ahora bien, los centros, sindicatos y asociaciones no tardaron en alertar de que las pérdidas podrían afectar a otros niveles, como es el caso de Infantil.

Concretamente, el colegio Pureza de María del Grao dice haber recibido un informe de la Conselleria de Educación sobre la renovación de conciertos, donde se anuncia la intención de eliminar una unidad de infantil de 4 años para el próximo 2017-2018 y una de 5 años para el curso 2018-2019. El Colegio Argos alerta también de la supresión de un aula de 3 años para el curso que viene, así como otras dos de 4 y de 5 respectivamente para el siguiente.

Foto: EVA MÁÑEZ

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email