GRUPO PLAZA

reitera su intención de negociar 'amistosamente' las cláusulas suelo

Manuel Menéndez, CEO de Liberbank, deja la puerta abierta a nuevos cierres de oficinas bancarias

El consejero delegado de la entidad advierte de la densidad de las oficinas bancarias, por lo que el proceso de la capacidad instalada "puede tener aún cierto recorrido"

21/04/2016 - 

MADRID (EP). El consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, ha defendido la legalidad de sus cláusulas suelo y ha reiterado el interés de la entidad por negociar "de manera amistosa" con los clientes cuyos contratos pudieran ser objeto de modificación, evitando "innecesarios procesos judiciales, largos y costosos para ambas partes".

Durante su intervención en la junta general de accionistas que se ha celebrado en Madrid, Menéndez ha reconocido que la tendencia actual "parece poner en cuestión" la aplicación de esta condición en los contratos hipotecarios.

El directivo se refería, entre otras, a la sentencia del Juzgado de lo mercantil número 11 de Madrid que anuló las cláusulas suelo de 40 bancos y cajas de ahorros al considerarlas poco transparentes.

Menéndez ha insistido en que la entidad ya ha venido trabajando para llegar a acuerdos con aquellos clientes en cuyos contratos se dan las condiciones adecuadas para modificar el préstamo, alcanzando acuerdos "equilibrados y justos para ambas partes".

Bajas incentivadas

Para hacer frente a las contingencias legales derivadas de las cláusulas suelo y a los costes del plan de bajas incentivadas "concebido para compensar el impacto de la finalización del ERTE en 2017, el banco ha realizado dotaciones a provisiones por 182 millones de euros en 2015.

Durante el pasado ejercicio, el beneficio neto atribuido a la sociedad dominante creció un 9,9%, hasta los 129 millones de euros, a pesar de haber llevado a cabo saneamientos por 403 millones de euros.

Gracias a esta evolución, el banco podrá destinar 40,4 millones de euros a dividendo, una propuesta que ha recibido el apoyo de la junta de accionistas.

El margen de intereses de la entidad se incrementó un 5% y el margen comercial minorista creció hasta el 16,7%, debido a la contención de los costes financieros. En 2016 es previsible que la recuperación de los volúmenes de actividad prosiga y que se mantenga tanto la presión sobre los precios de créditos como la contención de los costes minoristas.

Los ingresos procedentes de comisiones se redujeron un 2% debido a las menores comisiones de EPA (esquema de protección de activos) y de Sareb, pero mejoró la contribución de los negocios de seguros y de fondos de inversión.

La evolución de la acción de Liberbank se vio afectada el pasado ejercicio por la incertidumbre acerca de las cláusulas suelo, por los bajos tipos de interés y por la menor liquidez de los títulos, que afecta en mayor medida en entornos de fuerte volatilidad.

Retos futuros

Por último, Menéndez ha hecho un resumen de los retos a los que se enfrenta el sector financiero en el futuro próximo, señalando especialmente la adaptación a un nuevo marco regulatorio, la aparición de nuevos competidores (sobre todo en el ámbito digital) y el peso de las nuevas tecnologías.

También ha considerado que la densidad de las oficinas bancarias en España "continúa siendo superior" a la media de la Eurozona, por lo que el proceso de reducción de la capacidad instalada "puede tener aún cierto recorrido".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme