X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El Gobierno asumirá la deuda de la Marina de València en los Presupuestos o vía decreto-ley

18/12/2018 - 

VALÈNCIA (EP). El Estado asumirá la deuda del Instituto de Crédito Oficial (ICO) del Consorcio Valencia 2007 -formado por el Gobierno, la Generalitat y el Ayuntamiento de València- e intentará incluirlo como proyecto de ley en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019, aunque en caso de no aprobarse no descarta opciones como el real decreto.

Así lo han acordado este lunes las tres administraciones en la reunión del Consejo Rector del Consorcio Valencia 2007, a la que han acudido el alcalde de València, Joan Ribó; el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, y la secretaria de Estado de Hacienda, Inés María Bardón.

El Consorcio Valencia 2007 fue creado para gestionar la Marina Real de València y organizar la America's Cup, para lo que la Generalitat contrajo con el ICO una deuda que fue avalada por el Tesoro público y cuya devolución se supeditaba a la obtención de ingresos de la explotación de las infraestructuras, que no generan el retorno necesario para atender dichos pagos, según una iniciativa de 2017 de Les Corts para solicitar la condonación de la deuda.

PGE o decreto-ley

Por parte del Gobierno, Bardón ha resaltado que el Estado ha asumido "su parte de responsabilidad" en cuanto a las deudas y cumplirá con el compromiso de subrogación de la deuda, para lo que necesitan un proyecto con rango de ley: "Impulsaremos la actuación necesaria para dar cumplimiento al compromiso en un proyecto de ley".

En este sentido, la secretaria de Estado ha explicado que la intención es incluir el proyecto en los Presupuestos de 2019, donde "sería oportuno" incorporarlos. Ha admitido que "siempre hay otras opciones" en caso de que las cuentas no salgan adelante, como un real decreto, que ha señalado que "siempre es más difícil porque su tramitación es más compleja".

Por parte de València, Ribó ha calificado los acuerdos de "muy positivos" y ha desgranado que han conseguido el "compromiso" del Estado para asumir la parte de la deuda de ICO, que asciende a 370 millones. Paralelamente, los 65 millones de deuda con Banco Santander antes y ahora Taconic Capital Advisors (TCA) serán abordados por las tres administraciones con una proporción de 40%-40%-20%, respectivamente, mientras que las tasas al puerto las abordará directamente el Consorcio de sus ingresos.

"El Consorcio, si separamos los problemas de deuda, está funcionando de manera adecuada. Cada vez más, representa todo el nivel de innovación de la ciudad, que cada día es más potente. El esfuerzo que hemos hecho hoy pone la cimentación definitiva para que tire adelante", ha aseverado el primer edil.

"Cambio de clima"

El conseller de Hacienda ha resaltado el "cambio de clima" en el Consejo Rector con la incorporación de la nueva representación del Estado y ha destacado que la deuda era "plomo en las alas" porque el consorcio "funciona": "Es una parte de la ciudad cada vez más viva, pero es evidente que con las deudas que acumulábamos era imposible que pudiera funcionar y tirar adelante".

"Esto era un espacio desértico de la ciudad cuando abandonaron la Fórmula 1 y ahora es un espacio muy vivo. Queremos que esto sea no solo el presente sino también el futuro", ha sostenido Soler, quien ha apuntado que era "unánime" entre los valencianos que la deuda de este "espacio singular" fuera asumida por el Estado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email