GRUPO PLAZA

La conselleria de Vivienda gasta los 18 millones del programa en 381 solicitudes

Más de 2.000 comunidades de vecinos se quedan sin ayudas a la rehabilitación por falta de presupuesto

Foto: EDUARDO MANZANA
9/05/2022 - 

VALÈNCIA. La rehabilitación se ha convertido en uno de los principales ejes sobre los que pivota las nuevas políticas de la Conselleria de Vivienda al calor de los fondos europeos. El parque inmobiliario residencial valenciano está envejecido, ya que la mitad de los edificios -unos 420.000, según la Generalitat- cuentan con más de 50 años de antigüedad, lo que también ha llevado a este departamento a priorizar su adecuación para cumplir con los objetivos de sostenibilidad y eficiencia energética actuales. 

Para ello, se han lanzado diferentes convocatorias de ayudas que han despertado un gran interés entre las comunidades de propietarios. Sin embargo, no todas las solicitudes se han podido atender. Este ha sido el caso del Programa de ayudas al fomento a la conservación y la accesibilidad de los edificios, enmarcadas en el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que en el pasado ejercicio recibió 2.901 solicitudes, pero se concedieron 381 ayudas, principalmente por falta de presupuesto.

Dotado con 18 millones de euros, de los que casi tres millones millones correspondían a la Generalitat y los 15 restantes al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el plan iba destinado a comunidades de propietarios, cooperativas o los propietarios únicos de edificios de viviendas, así como las administraciones públicas y demás entidades de derecho público que sean propietarias de inmuebles a rehabilitar. 

Sin embargo, la fuerte demanda ha provocado que se agotara el presupuesto sin poder atender todas las solicitudes. En total, se registraron 2.901 peticiones, de las que se concedieron 381 ayudas, mientras que otras 389 se denegaron por incumplir con los requisitos exigidos y 2.131 , se tuvieron que quedar fuera por agotarse la partida presupuestaria, pese a contar con todo lo que se exigía. Fueron cerca de 1.400 solicitudes rechazadas en València, unas 540 en Alicante y cerca de 200 en Castellón.

Una circunstancia que criticaron desde el Consejo Valenciano de Colegios de Administradores de Fincas de la Comunitat, ya que señalaron que únicamente se han atendido "una de cada diez solicitudes". Por ello, reclamaron, en un comunicado, un aumento de las partidas destinadas por el Gobierno Valenciano para la conservación y accesibilidad de edificios. "La legislación estableció la obligación de hacer accesibles todos los edificios en un plazo que ya ha vencido con creces, y todavía existe un porcentaje muy elevado de edificios que tienen pendiente realizar esas obras", remarcaron desde la institución.

Foto: EDUARDO MANZANA

Entre las actuaciones subvencionables del programa estaban aquellas enfocadas a la mejora de la seguridad y la accesibilidad como la instalación de ascensores, rampas u otros dispositivos adaptados a las necesidades de personas con discapacidad, así como la incorporación de otros elementos de información o aviso y dispositivos electrónicos de comunicación. El procedimiento de concesión de estas subvenciones ha sido por concurrencia competitiva y la ayuda podía llegar a cubrir hasta un 85% del presupuesto total protegible, según la baremación obtenida.

"Las bases no responden a las expectativas de la ciudadanía"

Los Administradores de fincas creen que "se ha creado en la ciudadanía una expectativa de que el mero hecho de la realización de las obras de accesibilidad da lugar a ser beneficiario de las ayudas", pero lamentaron que las bases para su concesión "distan mucho de responder a esa ilusión"."La puntuación que se estipula para estas actuaciones, si no se combina con obras de conservación, y se añaden factores personales y económicos de los residentes en el edificio, no permite obtener las citadas ayudas", insistieron en el comunicado para incidir en la necesidad de cambiar las bases y dotar a la partida de mayor presupuesto.

De hecho, la propia Conselleria de Vivienda reconocía la "notable afluencia" a la convocatoria que, a su juicio, "evidencia la necesidad de rehabilitar y mejorar la accesibilidad de un parque de edificios de viviendas notablemente envejecido que requiere de una intervención integral de urgencia". Por ello, subraya que aquellos que han solicitado la ayuda, pero que no han podido acceder a ella en esta convocatoria, pueden optar a los fondos europeos para la rehabilitación de edificios de viviendas, cuyo plazo estará abierto hasta el 1 de diciembre de 2022.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme