GRUPO PLAZA

toma de contacto

Mazda MX-30 Full Electric: elegancia y futuro

30/12/2020 - 

VALÈNCIA. Mazda MX-30 Full Electric: elegancia y futuro. El fabricante japonés ha empezado su estrategia de electrificación con uno de sus buques insignia. Plaza Motor ha podido conocer de primera mano las prestaciones del primer modelo 100% eléctrico. El SUV eléctrico de Mazda destaca por la su versatilidad y supone un paso en firme de Mazda a la creciente demanda de vehículos eléctricos entre los europeos más concienciados con el medio ambiente. 

El nuevo Mazda MX-30 está equipado con la tecnología de propulsión eléctrica e-Skyactiv1 desarrollada por Mazda. Bajo el capó combina un motor eléctrico síncrono de corriente alterna de 107 kW (145 CV) con una batería de iones de litio de 35,5 kWh, lo que permite ofrecer al nuevo SUV una autonomía de unos 200 km (ciclo WLTP combinado).

La batería está dimensionada para ofrecer un equilibrio óptimo entre una autonomía de conducción que dé seguridad al conductor y unas bajas emisiones de CO2 (considerando la totalidad del ciclo de vida). Se carga al 80% en 40 minutos aproximadamente con carga rápida de corriente continua.

Los elementos Skyactiv-Vehicle Architecture de este modelo se han adaptado de manera específica a la suavidad de conducción típica de los vehículos eléctricos. Estos elementos se combinan con un amplio equipamiento de seguridad activa i-Activsense para ofrecer a los clientes una experiencia de conducción extraordinariamente silenciosa y fluida. Precisamente, esa era una condición indispensable para los ingenieros, porque la conducción de este vehículo eléctrico tenía que ser tan extraordinaria como la de cualquier otro Mazda.

Pero sin duda, uno de los principales valores del nuevo modelo eléctrico de Mazda es su diseño, que supone la expresión más avanzada de la filosofía Kodo que le ha valido a Mazda tantos premios, como son el World Car Design otorgado al Mazda3 o los Red Dot de diseño de producto concedidos al Mazda MX-30 y al Mazda CX-30.

En este caso, el diseño refuerza el nuevo rumbo que ha adoptado la marca con el desarrollo de tecnologías eléctricas. El estilo es claramente minimalista y transmite la belleza del vehículo como un cuerpo sólido. Las puertas freestyle sin pilar central y la carrocería en tres tonos resaltan el carácter abierto y espacioso del habitáculo.

La ergonomía del interior es excelente, con un puesto de conducción centrado en el conductor, una consola central flotante y una pantalla táctil de 7 pulgadas desde la que se controla el climatizador (es la primera de este tipo que monta Mazda). Un entorno de acabados artesanales y de alta calidad en el que no faltan los materiales respetuosos con el medio ambiente, como el corcho o los guarnecidos de las puertas, que incorporan fibras obtenidas a partir de botellas de plástico recicladas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email