GRUPO PLAZA

cuando había uhf

Mazinger Z, el robot de los puños de oro

Sigue siendo considerada una de las series de anime más importantes del género. En España, su impacto fue absoluto. Hay varias generaciones marcadas por Mazinger Z, el robot gigante que protegía a la humanidad de villanos sin escrúpulos

19/09/2021 - 

VALÈNCIA.- A mediados de los setenta se produjo el desembarco del anime en la televisión española, que por aquel entonces no era más que una estatal y con dos canales. Primero llegaron los dramas infantiles, con Heidi y Marco haciendo llorar a miles de familias con sus desdichas, que no eran moco de pavo. Y cuando los niveles dickensianos parecían insuperables, hubo un cambio de rumbo a la nipona y Mazinger Z apareció en nuestras pantallas.

Del costumbrismo melodramático pasamos a la ciencia ficción de la mano de un robot que medía dieciocho metros y podía alcanzar una velocidad de 360 km por hora si corría. Estrenada originalmente en Japón en 1972, la serie llegó a España el 4 de marzo de 1978 y arrasó. Un año después, el robot ya formaba parte de la falla que el artista Vicente Luna creó para la plaza del Ayuntamiento. Mazinger Z se convirtió en una figura icónica casi desde el primer momento, con las canciones de la serie cantadas en español por grupos como Los Chiquitines. Más de cuarenta años después, su imagen sigue presente en camisetas, láminas, mochilas y cualquier tipo de merchandising habido y por haber. De tanto en tanto, aún se le puede ver en alguna falla.

La serie nace a partir de una adaptación del manga del popularísimo autor Go Nagai, que ya había creado a héroes como Devilman. Obsesionado con los robots gigantes por culpa de la serie Gigantor (1963) y con personajes espaciales como Astroboy, Nagai dio carta de naturaleza a un género manga llamado Mecha, cuya principal característica es que los protagonistas de los cómics son robots gigantes conducidos por seres humanos.  

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Algunas de sus secuelas más reconocibles pueden rastrearse en Aliens (1986), cuando la teniente Ripley se sube a un robot de carga y descarga para enfrentarse a la reina Alien, o en Pacific Rim (2013), de Guillermo del Toro. Mazinger Z lo pilotaba un crío llamado Koji Kabuto quien, cuando llegaba el momento de la acción, se subía a una especie de cápsula planeadora, volaba hasta la cabeza de Mazinger y, al acoplarse sobre ella, activaba al robot; que se ponía a lanzar rayos fotónicos y pegar mamporros como si no hubiese un mañana.

* Lea el artículo íntegramente en el número 83 (septiembre 2021) de la revista Plaza

Noticias relacionadas

emprendedores

La tecnología da la vuelta a la industria deportiva

Por  - 

La transformación digital ha llegado al deporte no solo como entretenimiento, sino que atañe a todas las áreas: la salud y el rendimiento de los jugadores, el equipamiento deportivo, los clubes, los patrocinios o los lazos con los aficionados

el dedo en el ojo

Colomer y la cruzada de la tasa turística

Por  - 

Francesc Colomer, secretario autonómico de Turismo, ha amagado con un portazo si se aprobaba la tasa turística. Al final, el impuesto se ha aprobado pero nadie lo aplicará. Todos contentos

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email