Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 26 de octubre y se habla de TOQUE DE QUEDA coronavirus estado de alarma ghatto
GRUPO PLAZA

libros

Media Vaca: el mugido irredento de media vaca 

Alejados del boato editorial de Madrid, apostando por las reediciones y por mantener vivo el catálogo al margen de las novedades, Vicente Ferrer y Begoña Lobo son una leyenda en el mundo editorial. Y los niños como ellos, los más beneficiados

11/10/2020 - 

VALÈNCIA.-En la página web de la editorial Media Vaca, hay un dibujo de un dedo señalando un punto al que acompaña la advertencia de no apretar al botón bajo ningún concepto. La recompensa a contradecir el aviso es un aplauso al niño temerario que todos, más o menos disimuladamente, escondemos dentro: «¡Enhorabuena! ¡Es usted curioso/a y desprecia el peligro! Dos características necesarias para quien desea asomarse a los libros».

Hace veintidós años que la pareja formada por Vicente Ferrer y Begoña Lobo invita con sus publicaciones a maravillarse con la lectura y la recreación en el dibujo. Más de dos décadas, en suma, en las que se han especializado en libros ilustrados para niños contra viento y marea mercantiles, esfuerzo en popa e ilusión en vela.

Trabajan con ideas propias, con propuestas de autores y con la recuperación de obras que juzgan que deberían estar en circulación. Y lo hacen con exquisitez y con mimo, tapa dura y sobrecubierta.

Apenas hay librerías que tengan sus obras, porque la mayoría trabaja con un sistema de depósito, donde la editorial manda gratis sus trabajos. En su momento sí entraron en esa dinámica. Si los ejemplares se vendían, les abonaban su parte. Si no, se devolvían. Con el perjuicio que el tiempo de exposición y manejo de los potenciales compradores ocasionaba. «Es una práctica que nos parece perversa en el caso de nuestros libros, porque cuando vuelven lo hacen abiertos, rozados», lamenta Ferrer.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Pronto repudiaron esa opción por el mentado deslustre, el farragoso cometido añadido de revisar albaranes y porque, en la mayoría de ocasiones, los únicos beneficiados eran los transportistas que llevaban y devolvían los tomos, intactos en su partida y deteriorados al término de su periplo.

La veteranía es un grado que en su caso se traduce en libreros prendados de sus proyectos que solicitan uno o dos ejemplares sin retorno. O que directamente cuentan con clientes prestos a encargarlos, con lo que no llegan a estar a disposición de desconocidos. 


* Lea el artículo completo en el número de octubre de la revista Plaza

Noticias relacionadas

YA A LA VENTA EL NÚMERO 72

María José Félix, directora general de Helados Estiu, portada de la revista Plaza

Por  - 


De su padre ha heredado la dirección de Helados Estiu y su sentido del humor. María José Félix recibe a Plaza y le explica el secreto del crecimiento de la firma y cómo han conseguido sortear la covid-19. Además, hablamos de alcoholismo, de la relación entre el sexo y la ciencia, de la editorial Media Vaca y de muchas cosas más

alcoholismo

A una copita de cruzar el límite

Por  - 

Sin el estigma social que persigue a los adictos a otro tipo de sustancias, una enfermedad tan grave como el alcoholismo apenas tiene repercusión mediática. El bebedor compulsivo y su familia están casi solos

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email