GRUPO PLAZA

crónica por los otros / OPINIÓN

Mi teta y yo

Mi hija Leo-Khadija ha mamado hasta los tres años de edad. Aunque ya hace un año del destete todavía hoy sigue pidiendo teta de vez en cuando y yo le doy. La teta de su mamá, o sea mi teta,  le calma, le tranquiliza, le da seguridad y le da el apego que necesita ella, que necesitamos las dos

5/10/2019 - 

La lactancia es cosa de dos, de la madre y de su bebé. Asunto de nadie más. Aquí termina mi debate en torno a este tema. Soy muy respetuosa con cualquier decisión que se tome al respecto, tanto las personas que deciden dar de mamar como quienes prefieren no dar pecho. Soy de las que piensa que mientras tomemos decisiones con toda la información en la mano, cualquier decisión es válida. Así que igual que respeto cualquier decisión,  no me gusta que opinen sobre mi decisión de haber sido una mamá lactante hasta bien tarde. 

También soy consciente que he podido llevar a cabo una lactancia a demanda tan prolongada porque no volví a mi trabajo ni los horarios laborales hasta que mi hija cumplió 18 meses. Si no hubiera sido así no sé cómo lo habría hecho. Queda muchísimo trabajo por hacer. 

Mientras no se sigan las indicaciones de la Organización Mundial de Salud (que recomiendan un mínimo de 6 meses de lactancia exclusiva a demanda)  y se amplíe las bajas maternales a los 6 meses, se seguirán perdiendo lactancias que se inicien y aumentarán las  tasas de abandono a los 3 meses. 

Recordamos que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda las lactancias prolongadas de un mínimo seis meses de la lactancia exclusivamente materna y a demanda, y partir de los 6 meses complementarios hasta los 2 años de vida. 

Las organizaciones  OMS o Unicef, aseguran que la lactancia prolongada podría prevenir la muerte de más de 823.000 niños y niñas y 20.000 madres cada año en el mundo. Desde la asociación Amamanta se defiende que la lactancia materna es una de las mejores inversiones que se puede realizar para salvar vidas, mejorar la salud y el desarrollo social y económico de individuos y la comunidad. Esta recomendación de la OMS es totalmente incompatible con las 16 semanas de permiso por baja maternal. 

 

La lactancia exclusiva a demanda durante 6 meses supone un sacrificio y un coste profesional muy elevado para las mujeres trabajadoras que no tienen más opción de acogerse a permisos sin sueldo o excedencias forzosas.

Las instituciones y organismos correspondientes deberían facilitar medidas reales y acordes a las recomendaciones de la OMS. Por tanto, es necesaria una acción conjunta que permita alcanzar el objetivo de la Asamblea Mundial de la Salud de al menos un 50 % de lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida para el 2025.

Para mí dar de mamar ha sido fácil. Recuerdo nada más nacer  ese momento  “piel con piel” cuando mi hija siguió su instinto más básico y lo primero que hizo fue cogerse a la teta y nunca más se soltó. Fue un instinto muy natural y animal al mismo tiempo. Y desde ese momento aprendimos las dos  a encontrarnos y a disfrutar de la lactancia hasta que poco a poco y sin traumas empezamos el destete. 

El destete fue de lo más natural, las dos estábamos preparadas para ello y no ha sido nada traumático para ninguna de las dos. Hace ahora un año que mi hija no mama de manera habitual pero de vez en cuando necesita tocar y mamar. Bien es cierto que he notado cierta alerta y sorpresa social cuando ven a una niña de tres años que corre, habla y come perfectamente… y que pide teta. Cuando ella era bebé, no me sentí nunca cuestionada, hoy día no siento lo mismo. Me da la sensación que cuando más crecen los bebes, menos se acepta la lactancia en lugares públicos. Puede que cada vez la gente tenga un poco más de conocimiento sobre lactancia y dónde encontrar apoyos, pero sólo un poco más. 

Hay  un mayor interés de los profesionales sanitarios por apoyar y defender la lactancia materna, sobretodo de las nuevas generaciones de sanitarios pero queda mucho trabajo por hacer. 

 

Esta es mi experiencia, como digo un auténtico regalo haber disfrutado de la lactancia tanto tiempo. Para mi dar de mamar a mi hija ha sido un regalo de la vida, un placer y una conexión total. La manera de mamar cambia y pasa por diferentes etapas. No es igual la lactancia cuando son recién nacidos que cuando ya van creciendo.  A mí me han gustado todas y cada una de las etapas, cada una con sus particularidades. En mi caso la lactancia ha sido una elección que ha hecho mi vida y mi crianza más fácil en todos los sentidos aunque ha sido dedicación absoluta. La maternidad con apego y lactancia a demanda es más sacrificada pero a mí me ha valido la pena en todos los sentidos y lo volvería a hacer.

Yo siempre tuve facilidades y asesoramiento para dar de mamar desde el primer día en el Hospital La Fe de València También es cierto que hay madres que no pueden o no quieren dar pecho y no debería ser traumático.  Lo más importante, en mi opinión,  es disfrutar de la maternidad como venga porque hay alternativas. Y dicho esto, esta semana se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2019. La asociación valenciana Amamanta participa activamente en esta celebración. 

Amamanta

Amamanta nace como grupo de apoyo a la lactancia materna en el año 2000, desde el  seno del primer taller de lactancia creado en un Centro de Salud, en Vilamarxant de la mano de su matrona Rosario Rozada y con 6 madres que estaban criando a sus bebés.

Este pequeño grupo de mujeres se reunía cada lunes en el gimnasio del Centro de Salud. Al principio, su matrona les propuso hacer gimnasia con los bebés, la actividad discurría amena entre ellas, que aprovechaban la ocasión para compartir sus dudas e inquietudes sobre la lactancia de sus bebés. Fue por ello que Rosario, su matrona, decidió dejar la gimnasia de lado para darle la importancia a lo que realmente se estaba gestando allí: un taller de lactancia, y se convirtió en el primer taller de lactancia dentro de un Centro de Salud.

El primer taller de lactancia fue creciendo y consolidándose. Las madres originarias continuaron asistiendo y pese a que sus bebés crecían sintieron que su implicación con la matrona y con el taller requería un avance más.

Por ello empezaron a buscar información, preparar papeles y buscar un nombre, así en 2002 nació Amamanta esta vez como asociación legalmente constituida y registrada en el Registro de Asociaciones de la Comunitat Valenciana. Actualmente Amamanta ha pasado de 6 madres (socias) a más de 400, de 1 taller a 27 talleres de lactancia vinculados, realiza voluntariado hospitalario en 3 hospitales de Valencia (La Fe, Manises y el Clínico) y participa en los comités de lactancia de 5 hospitales, además de los anteriores, está el Hospital General y el de La Ribera. 

 

Amamanta está a punto de firmar la renovación del Convenio de colaboración con Conselleria de Sanidad y Salud Pública, que se ampliará a los 8 Departamentos de Sanidad en los que Amamanta realiza actividad (hospitales y talleres de lactancia de centros de salud).

Amamanta pertenece al Comité Nacional y Ejecutivo de la IHAN (Iniciativa para la humanización del nacimiento y la lactancia). Tienen firmados convenios de colaboración con la Universidad de Valencia, la Católica San Vicente Ferrer y la Europea, para que los alumnos de psicología y de máster en salud perinatal realicen sus prácticas de final de grado en nuestros talleres de lactancia

 La semana de la lactancia materna

Este año con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, se ha elegido el lema de ‘Empoderémonos ¡Hagamos posible la lactancia materna!'.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna es una campaña mundial coordinada por la Alianza Mundial pro Lactancia Materna (WABA) que tiene como objetivo informar, anclar, involucrar y galvanizar la acción en lactancia materna y temas relacionados, y en Europa se celebra a lo largo de la primera semana de octubre.

Existen muchas barreras para la lactancia materna óptima, siendo una de las mayores la falta de apoyo a las madres, los padres y las familias en el trabajo. Este es el camino en el que trabajan los grupos de apoyo a la lactancia materna como Amamanta y otros colectivos sanitarios y agentes sociales. Todas se reúnen mañana domingo 6 de octubre en los Jardines de Viveros de Valencia en La Gran Fiesta de la Lactancia, a partir de las 10.30 y de entrada libre y gratuita. 

La semana que viene… más! 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email