GRUPO PLAZA

CRÓNICAS POR LOS OTROS / OPINIÓN

Miradas cruzadas

Soy Lucy Polo Castillo, colombiana y psicóloga. Llegué a España en abril de 2001. Debido a los problemas de violencia que atravesaba mi país y las situaciones de amenaza y peligro que afrontaba mi vida, tomé la decisión de viajar a España y solicitar inmediatamente asilo político

14/05/2016 - 

"Me erradiqué en Madrid durante el primer año, el cual estuvo lleno de miedos y, a la vez, de muchas expectativas respecto a lo que iba a ser de mi vida. Pasé grandes dificultades y mucha tristeza por dejar a toda mi familia atrás, y me sumí en una situación de depresión y desestabilización emocional. Hay dos aspectos importantes en los que una persona inmigrante se sumerge: la búsqueda de un objetivo para su vida y la adaptación a la sociedad de acogida.

Al comienzo es difícil el proceso de adaptación. No se tiene tiempo para pensar, porque la vida se divide en dos: una parte está en este país y la otra está con la familia que se dejó atrás. De vivir en una casa con todas las comodidades y necesidades cubiertas, pasé a compartir una habitación con una persona desconocida.

A finales de 2002 decidí trasladarme a Valencia. Es entonces cuando enfrento la dificultad de la lengua esta tierra, el valenciano, a lo que se suma lo que supuso para los valencianos el inicio de un proceso migratorio importante en la Comunidad Valenciana. A partir de ese momento, mi prioridad fue traer a mis hijos, para lo que tuve que trabajar muy duro en labores que nada tenían que ver con mi profesión.

Es en el año 2008 cuando, apoyándome en el conocimiento y experiencia adquirida en Colombia, donde dirigí durante muchos años entidades públicas del sector social, me planteo la necesidad de crear una organización que sirviera de ayuda y apoyo a las mujeres inmigrantes. Surge así, en el año 2009, la Asociación Por Ti Mujer.

Desde entonces y con la asociación constituida mi compromiso es trabajar por buscar alternativas a las mujeres inmigrantes que en este momento están en mayor situación de vulnerabilidad, debido a la falta de empleo, la pérdida de cobertura sanitaria y el consiguiente impedimento de poder regularizar su situación legal en el país".

Esta es la historia de Lucy. Una historia en que muchas mujeres migrantes se pueden ver reflejadas. Y es que hay muchas "Lucys" que se han visto obligadas a abandonar su país y empezar una vida nueva desde cero." Lucys" que han trabajado y luchado como si no hubiera mañana. Lucy va a participar en las jornadas sobre migración llamadas Miradas Cruzadas.

Las jornadas

Para Lucy estas jornadas organizadas son un gran acierto. Asegura que era necesario mirar la inmigración con la lupa y la voz de los protagonistas, plantear propuestas y establecer una adecuadas políticas migratorias en la Comunitat y tener en cuenta las necesidades de los actores. De esta manera los procesos son más enriquecedores y participativos.

Desde la Cátedra Tierra Ciudadana de la Universitat Politècnica de València y UITC se organizan a partir del lunes estas jornadas donde durante tres días todos los actores implicados en movimientos migratorios desde su experiencia y su conocimiento podrán definir conjuntamente propuestas concretas y viables que supongan un avance en los derechos de los migrantes en general y de las mujeres migrantes en particular en el marco de la Comunidad Valenciana.

Según su organizadora, Gloria Bigné, es muy importante la participación de la comunidad universitaria que, sensibilizada y consciente, denuncie la vulneración de los derechos de los inmigrantes y reivindique una mayor justicia social. Afirma que un mejor conocimiento del otro nos ayudará a cambiar también nuestras actitudes personales para ayudarnos a eliminar los prejuicios nacidos del desconocimiento. Todos somos extranjeros en casi todo el mundo.

Gloria es Licenciada en Historia y con master en políticas europeas. Su interés por analizar y comprender el porqué de los procesos políticos y sociales le ha permitido unir su vida profesional a sus convencimientos personales defendiendo la necesidad de que todas las personas puedan disfrutar de los derechos inherentes al ser humano. Haber vivido y trabajado en un entorno internacional le han demostrado la corresponsabilidad de la comunidad internacional y por lo tanto de todos nosotros en cualquier situación de inequidad, vulnerabilidad y pobreza en el que las personas, privadas del ejercicio de sus derechos, son vulnerables.

Organiza estas jornadas porque desde la Cátedra Tierra ciudadana quieren promover que la comunidad universitaria, sensibilizada por haber compartido estas jornadas con los principales actores de la Comunidad Valenciana, pueda sumarse a la movilización social existente en torno a la vulneración de derechos de los inmigrantes.

Y es que su mayor satisfacción sería:

  • Que los participantes en las mismas valoraran el trabajo conjunto y se llegara a formular unas propuestas consensuadas que pudieran ser tenidas en cuenta en las políticas municipal y autonómica sobre la inmigración.
  • Que todos los actores sientan su contribución, desde un verdadero diálogo.
  • Que la comunidad universitaria entendiera la necesidad de incidir y defender los derechos de los inmigrantes.

Para ello quieren conseguir como resultado elaborar un decálogo de propuestas que puedan ser consideradas en las políticas y estrategias públicas valencianas; un activismo universitario y un cambio de actitudes (prejuicios, obstáculos) en los participantes. Porque los estudiantes de hoy día son los verdaderos agentes del cambio, los verdaderos agitadores sociales y los verdaderos responsables del futuro de este país.

Estas jornadas van a ser un punto de encuentro y de intercambio especial donde todos los agentes y actores tienen voz y donde la administración, asociaciones de inmigrantes, universidad, ONGs, plataformas y medios están al mismo nivel; unas jornadas con propuestas consensuadas y unas jornadas con monitoreo de acuerdos alcanzados. Unas jornadas que van a crear diálogo para aprender, para crecer, para abrir mentes, para conocer historias, para descubrir personas y para crear entre todos espacios de reflexión que enriquecen nuestra sociedad, la hace más humana.

* Datos sobre inmigración de la Comunitat (Informe Ceinmigra 2015): 

700.000 extranjeros, de los cuales 66.208 están en paro.

90.415 alumnos en las ulas, más del 10% de la población escolar

Más de 100.000 personas no tienen cobertura sanitaria

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email