Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

I+D PARA EL PUEBLO

Misión Foodtopia: La olla exprés móvil que ofrecerá guisos a menos de euro en El Cabanyal

Comida sana, abundante y asequible para todo el mundo. El centro social autogestionado Cabanyal Horta será el primero en España que aplica este sistema de economía local resiliente. Ha llegado la hora de pasar a la acción en los barrios

Por | 23/10/2020 | 3 min, 21 seg

Tiene ruedas incorporadas, un enchufe y un “abrigo térmico plateado” que le da un rollo sci-fi muy apropiado para los tiempos que corren. Sus creadores la definen como una “máquina para la resiliencia”; una especie de gran olla exprés concebida para cocinar grandes cantidades de comida en poco tiempo, con bajo gasto energético, y a un precio asumible para todo el mundo. El pasado 16 de octubre nos desplazamos a la sede de Cabanyal Horta, un centro social autogestionado que lleva años desarrollando una encomiable labor cultural, social y solidaria en el barrio. Allí conocimos a Jesús Pagán, cofundador del proyecto de economía resiliente Foodtopía, y “padre” del invento.

“Esta máquina nace para evitar que un bien común imprescindible como la comida esté en manos de la caridad -señala Pagán, mientras comprueba la temperatura de un recipiente estanco donde se cuece un guiso-. La amenaza climática, la desigualdad, la escasez de recursos energéticos, el crecimiento demográfico y, ahora, la crisis económica por el coronavirus, nos ha situado al borde del abismo. Mucha gente se verá obligada a hacer cola para pedir comida, que es algo terrible, porque estigmatiza a las personas. Esta máquina, que en realidad no utiliza ninguna tecnología que no existiese antes, demuestra que es posible ofrecer platos saludables y sostenibles a precios justos”.

Llega el momento de girar y levantar la tapa -requiere de una llave inglesa, eso sí-. Se respira cierta expectación: ¿estará bueno el potaje, o entrará en el ámbito de lo “comestible”? Un reconfortante aroma se propaga en el ambiente. Garbanzos y avena bien cocinados, espinacas, cebolla… Sorpresa: no está, pero que nada mal. En una hora y media, la extraña máquina ha cocinado 110 raciones de un plato nutricionalmente completo.


Las “ollas exprés” de Foodtopía –que no se venden, sino que se alquilan a los centros, asociaciones o empresas que lo requieran, a un precio de 3 euros al día- abre un interesante abanico de aplicaciones. Sobre todo, si tenemos en cuenta que estos artefactos se transportan de forma similar a un carrito de la compra de dos ruedas, y no requieren ningún tipo de infraestructura; pueden cocinar en cualquier lugar exterior o interior dotado de un enchufe común. “Llegas, lo conectas, introduces la proporción de ingredientes que indicamos en las recetas de nuestra web, y a esperar”, nos explica Pagán, experto en termodinámica aplicada a la industria agroalimentaria desde hace más de cuarenta años.

Cabanyal Horta, pioneros

València es la primera ciudad de España donde se presenta este proyecto, y los vecinos del barrio de El Cabanyal-Canyamelar serán los primeros en beneficiarse de él. Silvia Sánchez, de Cabanyal Horta, nos explica cómo van a ponerlo en práctica: “Vamos a abrir ahora un periodo para que se apunten las familias del barrio que quieran participar. En enero nos gustaría empezar a cocinar una olla al día, que equivale a unas cien raciones. El precio es el de coste, entre 50 céntimos y un euro, según la receta. Los asociados al proyecto podrán combinar los platos base con toppings para quien quiera variar. O pueden traer los recipientes y ya en casa se lo completan con arroz blanco o lo que quieran”.



Abandonamos el local con buenas sensaciones. Una vez, comprobamos que la buena comida -rica, nutritiva, sostenible y asequible- no tiene por qué ser “comida de rancho”.

Comenta este artículo en
next