GRUPO PLAZA

el delegado del gobierno aboga por plantear la condonación de la deuda

Moragues dice que el PP pactará con "cualquier" partido "que esté dentro de un marco constitucional"

22/10/2015 - 

VALENCIA (EP). El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha afirmado que "las mayorías absolutas se han acabado", con lo que el PP, su partido, buscará en las próximas elecciones generales pactos y acuerdos con "cualquier" fuerza política "que esté dentro de un marco constitucional".

Moragues, que se ha pronunciado en estos términos durante su intervención en un desayuno de Fórum Europa, ha realizado un análisis sobre el nuevo mapa político en España, que "ha cambiado mucho", ha insistido.

Al respecto, ha indicado que ahora mismo hay dos grupos de partidos: unos que han tenido experiencias de gobierno --PP y PSOE--, y otros que "no han tenido esa responsabilidad", ha dicho. En este punto, sobre el PP, ha subrayado que es un partido "fiable y seguro" que ha gestionado la peor crisis, que lo ha pasado mal y "le ha dado la vuelta al marcador".

En el segundo grupo --ha proseguido-- "unos empiezan a tener responsabilidades en gobiernos autonómicos y locales, y hay otros partidos emergentes que son dulces al oído, atractivos a la vista y no han querido formar parte de gobiernos, han querido dirigir la política desde la distancia", ha lamentado.

En política por "vocación"

"La próxima legislatura --ha añadido-- es muy distinta a las anteriores, y yo la defino como la del consenso, porque las mayorías absolutas han acabado". "Nosotros nos planteamos como un partido abierto y dialogante buscando pactos y acuerdos con cualquier fuerza política, siempre que esté dentro de un marco constitucional. Un partido que debe estar centrado para llegar al mayor número de personas posibles y un partido que siga con las reformas económicas y también políticas", ha aseverado.

"La autonomía financiera pasa por un necesario cambio del modelo de financiación"

En relación con la elaboración de las listas al Congreso, interpelado por si finalmente irá en esas listas, ha reiterado que no depende de él. Ha recordado que su participación en política es "vocacional y temporal" y que cuando acabe este periodo, regresará a su plaza de inspector de Hacienda: "Lo mejor para el país --ha añadido-- es que Rajoy siga siendo presidente y donde entienda que puedo resultar útil, ahí estaré".

Por último, Moragues, preguntado por si comparte al 100% la línea seguida por la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha opinado que ésta "está haciendo un gran trabajo" y que es una persona "con principios, convicciones, fuerza y que está uniendo el partido y las direcciones provinciales".

Aboga por plantear la condonación de la deuda autonómica

Por otro lado, Moragues, se ha mostrado partidario de que el Ejecutivo central, presidido por Mariano Rajoy, condone la deuda de la autonomía: "Es algo que estaba encima de la mesa cuando yo era conseller de Hacienda y soy partidario de plantearlo", ha aseverado.

En su análisis sobre la situación financiera de la Comunitat, Moragues ha afirmado que hay un diagnóstico "claro", y es que la autonomía "está mal financiada", aunque ha resaltado que "tiene resueltos los problemas financieros". "Otra cosa es conseguir autonomía financiera, que pasa por un necesario cambio del modelo de financiación", ha apostillado.

Moragues ha explicado que los problemas están "resueltos" porque actualmente el Gobierno central paga los intereses de la Generalitat, así como a los bancos y a los proveedores. "Esto es una quita de la deuda". "Si ya hemos llegado a una quita de intereses o a una mutualización de intereses, ¿Por qué no podemos llegar a una mutualización de la deuda?", ha preguntado.

Tras lanzar esta pregunta, a Moragues se le ha preguntado si se muestra entonces favorable a que el Ejecutivo condone la deuda a la Comunitat, a lo que ha respondido: "Nos tendremos que sentar y hablar de la situación de la deuda".

También ha afirmado que una de las cosas "más importantes" para él es la "coherencia", con lo que antes como conseller de Hacienda y ahora como delegado del Gobierno tiene que "decir lo mismo", porque de lo contrario "pierdes toda credibilidad como político", ha aseverado. Así, ha recordado que como conseller ya puso encima de la mesa la quita de la deuda de la Comunitat, con lo que ahora "la situación tiene que ser la misma y por supuesto que soy partidario de plantearlo", ha destacado.

Moragues asegura que le "aterra" que Pedro Sanchez pueda ser el interlocutor para negociar el modelo de financiación

Así mismo, Moragues ha afirmado que "ahora toca" cambiar el modelo de financiación, algo a lo que --ha recordado-- se ha comprometido Rajoy en el primer semestre del año 2016. Al respecto, ha confesado que le "aterra" cuál va a ser la negociación por parte de los responsables políticos y en el caso de sea el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el interlocutor en Madrid, porque él votó a favor del modelo actual que supone una desventaja para la Comunitat, ha puntualizado.

   "Me aterroriza --ha proseguido-- que pueda estar en las manos de Sánchez el futuro de los valencianos y que aluda a federalismos asimétricos y singularidades catalanas". Así mismo, espera que los interlocutores de la Generalitat Valenciana "estén a la altura" porque "nos jugamos el futuro de la sociedad valenciana".

Por otro lado, Moragues se ha referido durante su intervención a infraestructuras importantes para la Comunitat, como es el Corredor Mediterráneo. Al respecto, ha dicho que está "claro" que las obras "avanzan, están ahí y son palpables". "Es una infraestructura --ha añadido-- que en mayor o menor tiempo estará a disposición y tenemos que trabajar todos para que ese mismo día se pueda cargar mercancías y de el servicio que tiene que dar".

Sobre la AP-7 ha destacado que el Gobierno se ha comprometido a no renovar la concesión, que vence en 2019; y en relación con la línea ferroviaria Sagunto-Teruel, ha recordado que hay una consignación en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 40 millones de euros.

Por otro lado, preguntado por si piensa, en referencia a unas afirmaciones del arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, que los refugiados no son trigo limpio, ha respondido que "son personas que viven en un entorno bélico y lo están pasando mal". Al respecto, ha indicado que se están manteniendo conversaciones con autoridades responsables de los traslados de estas personas para "adelantar la llegada de los refugiados, que son personas y tenemos que estar a su lado".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email