GRUPO PLAZA

la movilidad se moderó a comienzos de año por las medidas contra la tercera ola

Los valencianos, a la cabeza en visitas a locales de hostelería y ocio tras suavizarse las restricciones

9/05/2021 - 

VALÈNCIA. La Comunitat Valenciana vive este domingo su primera jornada tras el decaimiento del segundo estado de alarma, y con él se abre un nuevo escenario que suprime restricciones a la movilidad como el cierre perimetral y acorta el ‘toque de queda’. Es una etapa que afrontan con esperanza los sectores vinculados al turismo y la hostelería, que ansían recuperar cierta sensación de normalidad que solo estuvo cerca, en términos de visitas, durante un corto periodo del pasado verano. No obstante, y tras la relajación paulatina de las medidas contra la tercera ola de la covid-19, la autonomía valenciana ya ha escalado hasta situarse entre las regiones que ahora registran, en espacios como restaurantes, cafeterías o centros comerciales, los niveles de actividad más próximos a los habituales en las semanas anteriores a la pandemia.

Así lo evidencian los informes de movilidad que Google actualiza desde hace más de un año, y que comparan el volumen de visitas a determinados lugares con los niveles de las semanas anteriores al estallido de la crisis sanitaria. De este modo, y pese a haber sumado en febrero menos de la mitad de los movimientos que eran habituales entonces, la ampliación de los horarios de la hostelería y la modulación de otras medidas a finales de abril han provocado que estos desplazamientos sean ahora solo un 21 % inferiores. Un registro que sitúa a la Comunitat, junto a Andalucía, Murcia o Madrid, a la cabeza en la recuperación de la movilidad en estos lugares.


Aunque todavía lejos de los registros más cercanos a la normalidad, las visitas de los valencianos a enclaves comerciales y de ocio vuelven a estar, cerca de tres meses después, por encima de la media nacional. Era algo que había sido habitual desde antes del inicio de la ‘nueva normalidad’, y que se había mantenido prácticamente invariable hasta finales del pasado enero, coincidiendo con el último cierre total de la hostelería y la limitación de la apertura de comercios. Entonces, los desplazamientos a restaurantes, tiendas e incluso a cines y museos cayeron hasta situarse a niveles comparables a los de las últimas semanas del desconfinamiento.

En este sentido, solo en cuatro comunidades, como son Asturias, Castilla y León, Baleares y Cantabria, las visitas a locales vinculados al ocio han mejorado en algún momento los registros previos a la pandemia. Una situación a la que podrían aproximarse quizás otras autonomías en los próximos meses, ya que con el fin del estado de alarma se prevén más desplazamientos no solo interiores sino también entre regiones. Es lo que han trasladado ya desde entidades como Hosbec, que ha detectado un incremento del interés por viajar por parte del mercado nacional. Una cuestión que, además, influye en los alojamientos a la hora de programar su reapertura.

También desde finales de abril, y justo cuando entraba en vigor la nueva normativa que alargaba hasta las 22.00 horas la apertura de la hostelería, se registra un incremento de las visitas de los valencianos a espacios públicos como parques, jardines o playas. En los últimos días, de hecho, el volumen de desplazamientos a estos lugares ya supera al habitual en las semanas previas a la pandemia, aunque en este caso el incremento es menos significativo porque, tal y como reconoce Google, el periodo de referencia se sitúa en invierno y, por lo tanto, es más habitual que la afluencia oscile con los cambios estacionales.


En cualquier caso la Comunitat no se encuentra entre las autonomías que poseen los niveles más elevados en este apartado, ya que en Baleares o Galicia los movimientos en zonas públicas son al menos un 25 % superiores a los contabilizados antes de la crisis sanitaria. De momento, y como era de esperar, el mayor número de visitas a estos espacios en territorio valenciano coinciden con las vacaciones de Semana Santa, mientras que solo Canarias ha contabilizado desplazamientos muy por debajo de lo habitual durante prácticamente toda la pandemia.

El uso del transporte público, por debajo de la media

En cambio, si existe un aspecto en el que la Comunitat Valenciana registra un índice de movilidad inferior a la media estatal, es sin duda el de los desplazamientos a estaciones de metro, tren o autobús. Hasta una decena de regiones presentan niveles más próximos a los inmediatamente anteriores a la pandemia, aunque solo una autonomía, Extremadura, registra más afluencia que entonces. En el caso del territorio valenciano, podría decirse que la tendencia cambió con el avance de la tercera ola, ya que fue en ese momento cuando se desplomó la movilidad hasta contabilizar casi la mitad de los traslados usuales antes del estallido de la crisis sanitaria.


En relación a ello, cabe destacar que precisamente a comienzos de año el transporte público padeció en la Comunitat su mayor pérdida de pasajeros desde el final de la desescalada, con una caída de más del 55 % respecto al mismo periodo del año anterior. En el caso de la ciudad de València, este escenario se reflejó tanto sobre raíles como en el asfalto, ya que los pasajeros que usaron los servicios de Metrovalencia decrecieron cerca de un 56 % en enero y los de la EMT lo hicieron casi un 59 %.

 Por último, y sobre los desplazamientos a los espacios de trabajo, que nunca han vuelto a presentar niveles similares a los contabilizados en las semanas previas a la pandemia, se sitúan en la Comunitat un 15 % por debajo de lo que era habitual entonces. Con todo, este es uno de sus registros más elevado de todo 2021.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email