X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

AL OTRO LADO DE LA COLINA / OPINIÓN

¿Movimientos tectónicos en la Geopolítica Internacional?

No es ninguna novedad que el mundo está revuelto, y es por eso que vamos a ver nuevas alianzas antaño impensables que tendrán en la reunión de Hamburgo del G20 un buen escaparate, todo ello aderezado con dos temblores previos de los que les vamos a hablar

8/07/2017 - 

VALÈNCIA. En la última semana hemos sufrido varios terremotos en la política internacional, todos focalizados (los más severos) en la costa asiática del Pacifico, justamente sobre el cinturón de fuego del Pacífico (¿quién dice que la política y la geografía no se interrelacionan?, a más de uno le ponía como deberes de verano la lectura obligatoria del Pivote Geográfico de la Historia de Halford John Mackinder).

Empezamos en el fin de semana pasado, cuando Pekín (China Comunista) decidió hacer una demostración de fuerza frente a la provincia rebelde de Taiwán (denominación que le da la República Popular a la isla), tras el acuerdo entre Washington y Taipéi (China Nacionalista/Taiwán) para la compraventa de material de guerra por un valor de casi 1.500 millones de dólares. Ésta consistió en una exhibición de poderío naval al enviar a un grupo aeronaval a través del estrecho de Formosa.

El dato importante a tener en cuenta es el uso del portaaviones Liaoning CV-16 como instrumento de disuasión/amenaza en la política exterior de la China Comunista (es ya la segunda vez que se presiona así a la China Nacionalista); después de que este abril pasado se botara el primer portaaviones, el Shandong CV-17, de construcción totalmente China, pues el primero tenía un origen ucraniano/postsoviético, y está aún previsto, según diversas fuentes, un tercer y un cuarto portaaeronaves.

La posesión y uso de este buque de guerra deriva de un concepto ofensivo en cuanto al uso de la Marina de Guerra como instrumento de proyección del poder Naval sobre la Tierra; recordemos cómo los norteamericanos han tenido siempre alrededor de una decena de grupo aeronavales capitaneados por un portaaviones, como instrumento de su política internacional y liderazgo global. Por eso el hecho de que China Popular desarrolle una estrategia naval de ese tipo nos lleva a pensar que, al igual que los USA, está siguiendo la teoría de Alfred T. Mahan (contraalmirante USA), expuesta en su obra La influencia del Poder Marítimo sobre la Historia, en donde se recogía la idea de que la potencia que tuviera la supremacía marítima alcanzaría la hegemonía mundial.

La anterior afirmación se basaba en la idea de la importancia del comercio en la riqueza de las naciones (Adam Smith dixit); para eso se necesitaba que toda gran potencia contase con un comercio exterior próspero, para lo que se requería de una gran Flota/Marina Mercante que lo apoyase y no tener que depender de barcos de otros países, y por otra parte también era obligatorio contar para su protección con una potente Marina de Guerra que a su vez demandaba para su operatividad de la existencia de una serie de bases marítimas o puertos donde abastecerse repartidas por todo el mundo, principalmente en las rutas comerciales que se dirigían hacia sus mercados (entonces se les llamaba territorios coloniales). 

Si quieren pueden comprobar como China está cumpliendo todos estos supuestos: tiene un gran comercio exterior ¿quién lo duda?, con muchos y variados mercados (nosotros uno de ellos), una gran marina mercante (la naviera Cosco por ejemplo), la proliferación de bases y puertos como es la red de puertos llamado el collar de perlas chino (principalmente en el Índico) que parte de territorio continental, Hong Kong, pasa por la disputada (con Vietnam) isla de Hainan hasta llegar, después de más de una docena de puertos, a Port Sudan a las puertas del Mediterráneo, donde ya tienen dos apoyos para la Marina Mercante, el del Pireo en Grecia (parte oriental) y en la parte occidental una terminal en el puerto de Valencia (desde que la naviera china Cosco comprase el 51% de Noatum Ports), y para finalizar la construcción de una potente Marina de Guerra que se puede visualizar en los portaaviones citados; parece que la profecía de Napoleón Bonaparte puede cumplirse....

El otro temblor se ha producido en Corea, aunque es más bien una replica de aquel gran terremoto/guerra que dividió a esa península en un pais de estilo de vida occidental próspero (uno de los cuatro tigres asiáticos, modelo de desarrollo para el resto de países asiáticos) de una parte y en una dictadura comunista por otra, teniendo de nuevo como epicentro al loco heredero de la primera dinastía marxista de la historia.

Esta vez la ocurrencia del niño grande transformado en líder eterno ha sido felicitar a su chivo expiatorio, los USA, en el día de su independencia con fuegos artificiales en forma de un misil balístico intercontinental, no se preocupen que aquí no llega, y de nuevo disparar la tensión regional internacional.

Es curioso observar y analizar las diferentes reacciones al último exabrupto de Kim Jong-Un. En primer lugar el establishment actual de la Casa Blanca, ya saben que Donald Trump da siempre mucho juego, afirmaba que nunca jamás se había visto nada igual en cuanto misiles y que prometía dar una respuesta "bastante dura", e incluso Nikki Haley, embajadora USA en la ONU, afirmaba que era "una clara y nítida escalada militar". Por su parte el escalón politico-militar representado por el General Jim Mattis, Secretario de Defensa USA, ha quitado presión afirmando que el lanzamiento del misil intercontinental de Corea del Norte "no creo que nos acerque más a una guerra", introduciendo un poco de racionalidad al histrionismo de muchos mandatarios, pues justamente son esos militares los que conocen bien los horrores de la guerra y serán ellos los primeros que quieran evitarla.

Respecto a otros paises interesados en el problema, como son Rusia y China comunista, es curioso ver su posición equidistante entre las dos partes, norcoreana y surcoreana/norteamericana, afirmando que estos últimos deben dialogar con el agresor, algo ridículo pues sería como pretender que la violada negociara previamente la violación con su violador. Aunque algunos aquí en España parece que también quieren estar equidistantes entre el independentista que quiere violar la ley el 1 de octubre y nuestra Constitución y España que sería la violada.

Como ridículo está resultando algunos comentarios y posicionamientos en la cumbre de Hamburgo del G20, pero esa es ya otra historia para el próximo artículo.

Noticias relacionadas

ANGELO CARCONI
al otro lado de la colina

China Comunista versus Santa Sede

Los grandes cambios, en la Historia también, se producen muchas veces sin grandes alharacas ni mucho ruido; este podría ser el caso del acuerdo entre la República Popular China y la Santa Sede, sobre el que les quiero llamar la atención

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email