GRUPO PLAZA

resignificar los recuerdos

Muerte, danza y folclore: Luz Arcas trae 'Toná' a València

La bailarina Luz Arcas, también conocida como La Phármaco, trae a València Toná, una obra en la que salva al imaginario popular de su inevitable muerte a través de la danza, la música y los efectos visuales. El próximo sábado 21 de enero la bailarina presenta esta propuesta escénica en el Teatre el Musical, donde en apenas una hora y media introduce al público en un viaje a su infancia guiado por el folclore

16/01/2023 - 

VALÈNCIA. A través de la danza Luz Arcas, La Phármaco, encuentra la manera de liberarse del dolor y de la pena que le acompaña. Inspirada por los viajes que hacía a Málaga para visitar a su padre, que en ese momento se encontraba bastante enfermo, recuerda todo ese imaginario de iconos, símbolos y referencias que se encontraban en su hogar y conformaban el “folclore de su infancia”. Ahondando en esta historia tan íntima le surge casi como una pulsión la idea de generar su espectáculo propio con el que hablar del folclore andaluz, y transformarlo al lenguaje universal de la danza, a través del que se convierte en un espectáculo por su propio peso: “El folclore es esa encarnación de la cultura popular pero vivida personalmente, de una forma concreta”, explica la artista, “fuera de elementos generales e instituciones el folclore es de quien lo vive”, y se lo regala al público a través de sus pasos. 

Foto: VIRGINIA ROTA

Su forma de recuperar el imaginario de su infancia es a través del cuerpo, en el espectáculo encuentra un sentimiento único en el que la muerte es la celebración de la vida, y donde la fiesta que va por dentro puede dar el salto a las tablas:  “Me aproximo a esta cultura y la recupero, de la forma en la que mi cuerpo quiere y como lo necesita”. Es acercarse al imaginario con nuevos ojos lo que le permite ver que es lo que admiraba de verdad de todos los elementos que llenaban en su momento la casa de su padre en Málaga. Como un adulto que redescubre las imágenes de su adolescencia La Phármaco realiza un viaje solo de ida al rescate del folclore malagueño, y la historia andaluza que se cuenta a través de diversos elementos que suben con ella al escenario: banderas, mantillos, un vestido de luto… todos esos iconos van más allá de lo particular para contar la historia de una persona y un pueblo, y Arcas se apropia de estos para darles una nueva vida: “Estos símbolos significan algo muy concreto, cogerlos y hacer que renazcan es lo más parecido a hacerlos míos”, muestra su resignificado íntimo. 

La representación del imaginario y apropiarse de este es lo que permite que se haga un trabajo que bien tiene que ver con la relación entre lo personal y lo creativo en el que “hay menos de lo doméstico” y “se trabaja mucho la idea del símbolo y la iconografía”. Por ejemplo: la virgen, que se suele mostrar de forma pagana en según qué zonas de Andalucía. Subirla al escenario le libra de los significados que le da la autoridad y la institución, esas explicaciones que según la artista “aportan significados cerrados a símbolos que son de todos”; por lo que su lucha es poner en valor los símbolos a través del lenguaje universal: “El folclore hermana entre todos, cuando la obra se fue a Perú se comprendió perfectamente con todo lo que a esta rodeaba”, explica orgullosa.

Foto: VIRGINIA ROTA

El lenguaje común que se sube al escenario es el de la cultura y la danza, que permite que una virgen, por ejemplo, se pueda convertir “en un personaje muy cercano”, así de repente. Para ello la conversación se hermana entre los pueblos y los cuerpos, y gracias a la cantaora y la violinista que acompañan a La Phármaco pueden comprenderse las celebraciones de la tradición de nuevo. Toda esta catarsis se justifica al mismo tiempo en la muerte, la metafórica de los símbolos que se resignifican para acercar al público valenciano a la infancia de Arcas, y que teletransportan el Teatre el Musical al hogar del padre de Luz, en una experiencia poética y agitada, donde los elementos inertes cobran vida a través del recuerdo y gracias a la cultura, eso siempre. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme