GRUPO PLAZA

el cudolet / OPINIÓN

Nadie, y digo nadie, salvará la huerta de València

1/10/2022 - 

Me costó hacerme con Juanvi ' El Palleter'. Este joven agricultor de la Ribera es archiconocido por ser el azote en las redes sociales de las grandes superficies y de las nefastas políticas de la Unión Europea en materia de agricultura. El Robin Hood de los vegetales me concedió una entrevista para analizar los altos costes de las verduras. La cita no podía ser de otra manera que a pie de huerta, es decir, en la arena, la de El Recatí, famosa por sus deliciosos  tomates y exquisita rúcula.

La charla la dividimos en cuatro bloques. Inflación, productos de proximidad, cooperativas y distribución. Aperturamos con el asunto que nos atañe al bolsillo, el alza de los precios, traducido en materia económica, inflación. En este apartado Juanvi fue muy contundente. "La subida de precios se debe en gran medida a las malas políticas de los políticos de la Unión Europea". Somos dependientes de ellos. Siguió en este asunto señalando a las demasiadas manos por las que pasan las hortalizas encareciendo aún más la cesta de la compra. Recalcando que pese al incremento de ellas, el labrador gana lo mismo o menos que la temporada pasada.

El segundo bloque fue analizar e informar al consumidor de la importancia de adquirir productos frescos directamente a los agricultores, mercados o comercios de frutas y verduras especializadas. Así se gana en calidad y precio. El consumidor paga lo justo y el agricultor recibe lo necesario. Las cámaras frigoríficas anulan el olor y reducen el sabor de las piezas recién collidas del campo.

En el tercer apartado conversamos del futuro de las cooperativas. A las ya tradicionales o veteranas, han surgido en los últimos años, almacenes que encargan producción a los agricultores locales para exportar verduras al extranjero. Gracias a este sistema, por ejemplo en localidades como El Perellonet, El Perelló o Mareny muchos de ellos cosechan verdura china salvando las campañas de invierno a muchas familias. "Podemos comer". La comunidad china es una de ellas en esta tierra de fabulosa arena.

En el último y para cerrar la entrevista, Juanvi y el autor reflexionamos sobre la València del pasado, la de la huerta y el río. El Turia se esfumó de la ciudad, y la huerta ha ido desapareciendo por ese afán constructor aferrada al ladrillo de una generación que rompió el modelo agrícola de sus antepasados. A esto hay que añadir que hemos construido una generación de universitarios dependientes de la titulitis, perjudicando al sector agrario nacional y beneficiando a otras nacionalidades. En materia de distribución y ante la falta de inversiones, otras comunidades han aprovechado este hueco situándose en cada barrio siendo lideres en la venta de frutas y hortalizas.

Sino fuera por esa resistencia valenciana de labradores y defensores de la huerta, València habría asfaltado ya toda su rica, variada y extensiva agricultura. Hay que resaltar que el gobierno actual de la ciudad ha intentado potenciar la promoción de los mercados municipales y la puesta en marcha de una " tira de contar " en cuatro barrios, que esperemos de sus frutos esta campaña. Aún así es insuficiente. Nos despedimos con hasta la próxima. Habrá próxima y hablaremos de la agenda 2030.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme