Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Los números rojos aumentaron un 44% en 2014

Nefinsa eleva sus pérdidas a 119 millones y el auditor mantiene las dudas sobre su viabilidad

20/09/2015 - 

VALENCIA. Nefinsa, el holding industrial controlado por los valencianos Javier y Gonzalo Serratosa, incrementó sensiblemente sus pérdidas consolidadas en 2014 hasta 119,46 millones de euros. La cifra representa un empeoramiento del 44% respecto al ejercicio precedente, cuando los números rojos de la sociedad dominante, una vez descontado el resultado atribuido a los socios externos de las participadas, ya se elevaron a 83 millones de euros. El deterioro de sus participadas, fundamentalmente Uralita, unido a la elevada deuda financiera que arrastraba al cierre del último ejercicio (873,6 millones) provocan que el auditor mantenga sus reservas sobre la viabilidad de la sociedad, como ya expresó en relación a las cuentas de 2013.

Según recoge la sociedad en el informe de gestión que acompaña a sus cuentas consolidadas, el último ejercicio estuvo marcado por la pérdida de la participación de control en la aerolínea Air Nostrum y por la mala evolución del negocio de su principal participada, el grupo de materiales de construcción Uralita, situación que ha culminado con la cesión a su principal acreedor, el fondo KKR, del negocio de aislantes. La operación se cerró en mayo, por lo que las cuentas de 2014 sólo dan cuenta de la marcha de las mismas hasta el 31 de marzo de este año. 

Los gestores aseguran en su informe que las pérdidas en las que ha incurrido el grupo se deben a la situación de los sectores en los que opera, fundamentalmente el de materiales de construcción, y a los costes derivados de su deuda financiera, "que han afectado significativamente a la estructura patrimonial del Grupo y a las expectativas de su evolución futura".

El auditor subraya "indicios" de deterioro en el fondo de comercio por la participación en Uralita

El informe da cuenta de la negociación abierta con sus principales acreedores financieros (KKR) para reestructurar la deuda tras un 2014 en el que el grupo Uralita -del que Nefinsa controlaba un 79%, acciones que son su principal activo- no cumplió las expectativas en margen y en volumen de ventas, en particular en la división de aislantes (URSA).

El auditor explica que el balance consolidado adjunto incluye un fondo de comercio de 367 millones de euros, generados en la toma de control de Uralita sobre los que "existen indicios de deterioro del valor por el que se encuentra registrado dicho fondo de comercio", debido a la coyuntura económica y la crisis del sector en el que opera esta participada.

Las proyecciones financieras y los test de deterioro en los que se justifica ese fondo de comercio no contemplan, a juicio del auditor, "todos los escenarios posibles que podrían derivarse como consecuencia de esta situación en relación con la evolución futura y sus impactos en la valoración de los negocios otorgada en el momento de la toma de control". Por ello, Deloitte concluye que no es posible "estimar de manera fiable el importe del deterioro que resultaría necesario registrar" sobre el mencionado fondo de comercio.

Como consecuencia de las abultadas pérdidas que arrastra desde 2009, el auditor considera que existe una "incertidumbre significativa" sobre la capacidad del grupo para continuar su actividad, un hecho que condiciona el resultado de la negociación con KKR, que concluyó con la cesión del negocio de aislantes, la rama del negocio más potente de Uralita, y también a la evolución futura de sus actividades.

Pérdidas por la participación en Air Nostrum

Durante el ejercicio 2014 Nefinsa perdió la mayoría accionarial de de Air Nostrum, la aerolínea de la que el holding controlaba un 75% a través del Pool de Activos. La dilución fue consecuencia de la ampliación de capital prevista en el plan de reestructuración financiera de la aerolínea que culminó con la toma de una participación mayoritaria del hasta entonces consejero delegado, Carlos Bertomeu. La participación de Nerfinsa quedó reducida al 7% actual.

Las operaciones realizadas por Air Nostrum hasta la fecha en la que Nefinsa perdió el control de la misma generaron sobre las cuentas consolidadas del holding unas pérdidas de 2,11 millones de euros. El deterioro acumulado por esa participación hasta el pasado año ascendía a 45,2 millones de euros.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email