X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Nokia dará en código abierto una compresión logarítmica ultrarrápida de vídeo

23/06/2019 - 

VALÈNCIA (EFE). Nokia España ha estrenado un nuevo método de compresión ultrarrápida de imágenes de vídeo que reduce la latencia incluso a menos de un milisegundo, que ha sido realizado mediante saltos logarítmicos (inteligencia sintética) y que lo ofrecerá en código abierto (con uso gratuito por otras empresas).

El director de proyectos de innovación de Nokia España, José Javier García Aranda, ha explicado a Efe en Global 5G Event -un encuentro de expertos en telecomunicaciones celebrado esta semana en el Palacio de Congresos de Valencia- que la codificación ha sido desarrollada para videojuegos por "streaming" (en directo por internet), aunque cabrán ulteriores aplicaciones.

El método ha sido desarrollado por un equipo de 6 ingenieros durante 3 años y forma parte de Virtuose, un proyecto para la virtualización de servicios de vídeo del que forman parte 19 empresas e instituciones de Alemania, Turquía, España, Rumanía y Finlandia y que cuenta con financiación del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Gobierno español.

"Es una tecnología de codificación de vídeo totalmente nueva y que ofrecemos en 'open source' (código abierto)", ha explicado el directivo de Nokia España, quien asegura que la empresa no espera ningún retorno directo de la inversión, pero sí un avance en las técnicas de compresión informática para la mejora del "streaming". 

Según García Aranda, la velocidad de codificación, transmisión y decodificación (los tres pasos requeridos para un envío masivo de datos) ha aumentado unas diez veces respecto a las usadas tradicionalmente para la compresión informática.

El método de empaquetado de datos ha sido denominado LHE (codificación por saltos logarítmicos, por sus siglas en inglés) y está basado en un algoritmo creado por personas (inteligencia sintética), ya que no hubiera sido posible mediante "machine learning" (aprendizaje por máquinas) ni inteligencia artificial (computación neuromórfica).

García Aranda ha explicado que toda compresión de datos conlleva pérdidas de información y la cuestión era crear un algoritmo logarítmico que seleccionase qué elementos de la imagen podían sufrir una reducción (un color del fondo, por ejemplo) para ganar celeridad de envío.

Es algo que puede crear un ingeniero por fórmulas matemáticas pero no es posible -con garantías- por ordenadores, que emplean "fuerza bruta" en su aprendizaje y no desvelan el recorrido de sus decisiones, en opinión del director de innovación de la filial española de la tecnológica finlandesa.

Esa ganancia en latencia es crucial en un videojuego, puesto que el software desconoce las decisiones que toma el jugador y no pueden predecirse imágenes ni degradados de información, lo que se suma a los 100 milisegundos del tiempo de respuesta humana mínimo.

Codificación

En el futuro, podría ser aplicada también la codificación por saltos logarítmicos a la retransmisión digital de televisión en directo (mediante el códec de vídeo H.264 o MPEG-4), que adolece de esos problemas en algunos casos.

El ejemplo clásico de ese fallo es apreciado en las retransmisiones por televisión de la caída del confeti en una celebración, pues la visión se convierte en borrosa debido a la impredecibilidad del movimiento de los trozos de papel de colores en el aire.

El nuevo algoritmo elige en cada imagen cuál es la pérdida de información menos importante antes de la necesaria compresión de los datos y así se logran lapsos de pocos milisegundos (al codificar, transmitir y decodificar), para que el jugador no detecte desfases que superen su tiempo de respuesta natural.

El algoritmo creado por el equipo de García Aranda detecta dónde están las fluctuaciones de información de cada imagen y el nuevo reto para los próximos proyectos será detectar los patrones que siguen esas fluctuaciones, con el objetivo de reducir la latencia a pocos microsegundos (millónesimas partes de un segundo).

García Aranda trabaja para Nokia desde hace 19 años, es ingeniero de telecomunicaciones por la Politécnica de Madrid desde 1996 y se doctoró en esa misma universidad en 2015, con una tesis sobre un nuevo algoritmo de compresión multimedia mediante la codificación por saltos logarítmicos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email