Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

nuevo DELIVERY en valencia

Nomad Kitchen, el delivery Plant-Based que está conquistando a los valencianos

Ellas son Alicia y Marta, empezaron el 3 de febrero y no imaginaban que sus neveras se quedarían sin el stock de toda la semana en pocas horas

| 12/02/2021 | 5 min, 8 seg

Rebobinamos. ¿Quiénes son Nomad Kitchen? Esta Dark Kitchen está formada por Alicia y Marta. Alicia estudió sociología y políticas para cambiar el mundo, pero se dio cuenta de que el cambio se da en las pequeñas decisiones cotidianas y no hace falta llegar a ningún organismo para ello. Por ese motivo, hace 10 años dejó la carne de lado y hace 5 se pasó a una dieta 100% vegetal, la cual no solo generaba un menor impacto en el medio ambiente sino que también a su salud.

Por su parte, Marta, aparte de dedicarse a la comunicación es profesora de yoga. Ha trabajado en Australia, Londres y Barcelona, destinos en los que comprobó que la alimentación basada en plantas está muy a la orden del día y no se considera ningún estigma. Y es que Australia es un absoluto paraíso vegetal.

Ambas unieron sus pasiones en un retiro de yoga y vieron sus enormes posibilidades. Pero no fue hasta el confinamiento cuando decidieron juntar sus caminos para formar lo que es ahora Nomad Kitchen. Marta dejó su trabajo en Barcelona, se vino a Valencia y unieron fuerzas para lanzarse a la aventura. Y es que era ahora o nunca.


Desde el 3 de febrero que abrieron no han parado de dar servicio. Ubicadas en una cocina ciega en pleno centro, ambas se reúnen allí todos los martes para preparar la semana ya que dan servicio miércoles, jueves y viernes a mediodía. Pero nunca imaginaron que los domingos ya tendrían la mayoría de las reservas hechas. Y es que no me extraña porque cocinan de maravilla.

Menú cerrado

Cuentan con un menú temático a un precio más que accesible. Oferta clara, cerrada y pequeña. Cuantas menos opciones, más fácil es elegir. Además, es una forma de evitar el desperdicio de alimentos. Entre sus maravillas cuentan con su plato “The Indian”, un cremoso curry rojo estilo tikka masala con verduras de temporada, garbanzos, cilantro, arroz basmati aromatizado, rodajita de lima y pan de pita casero. Lo he probado y doy fe de que está espectacular. Otras de las opciones que tienen es su famosa Black Bun Burger, hecha con remolacha y soja texturizada a la que suman queso vegano, salsa de mostaza dulce, brotes de soja entre dos panes caseros hechos de carbón activo. ¿Cómo es comerse una burger con pan negro? ¡Brutal! Esta probablemente sea su opción estrella de la carta.

Y todo cocinando con producto fresco del Mercado Central.

Y para rematar, dulce

Los postres caseros, como todo, vaya. Alicia tiene unas manos de oro, y eso que no ha estudiado cocina nunca, es autodidacta. El mundo dulce de Nomad Kitchen se divide entre tres opciones: la cheesecake de arándanos sin gluten, hecha con harina y copos de avena, anacardos, yogur de soja y cubierta con una mermelada de arándanos. La segunda opción es la tarta de chocolate, espectacular. Está cubierta con una ganache de chocolate y es súper esponjosa, la reina de la carta sin duda para mi. Y la tercera opción, un banana bread de harina integral de espelta. Todos endulzados con azúcar de coco o panela integral.

Por cierto, aunque no es apto para celíacos, todos los platos pueden hacerse sin gluten, incluso el pan de la hamburguesa.


¿Delivery o Take Away?


Ambas. Aunque me comentan que no trabajan con ninguna plataforma de reparto. Cuentan con dos riders de confianza quienes se encargan de hacer prácticamente todas las entregas, ya que las del Carmen las hacen ellas mismas con su "Nomad Bike". Y lo han decidido así en primer lugar, porque les permite organizar la ruta de los riders con antelación ya que suelen saber con antelación todas las entregas de cada día. Además, ahora mismo no podrían abastecer una gran demanda ya que solo trabajan 30 pedidos al día. Y otro de los motivos es que les resulta mucho más gratificante trabajar con las mismas personas, ya que genera menos estrés por la facilidad y además se preocupan de cuidar bien el plato en el trayecto. Eso sí, para los envíos no aseguran una entrega exacta, dan márgenes de entrega, por eso lo ideal es pedir con tiempo. Y la gente lo sabe tan bien que a fecha de domingo ya han reservado casi todas las entregas de la semana. 


El packaging es totalmente compostable. Pero no solo el envase, también el pegamento, las tintas y las pegatinas que pueda llevar, además de veganas. Actualmente trabajan tanto el Delivery como el Take Away, solo hay que avisar y acercarse al local para recoger el pedido.

Todo un éxito

¿Y cómo va la cosa?¿Éxito o fracaso? Hasta ahora todo un exitazo. Al final del día no les queda comida ni para ellas mismas, se conforman con rebañar algo de pan en los restos de salsa. Y es que, aunque la primera semana empezaron con una oferta de 20 pedidos al día, ha sido tal la demanda que la segunda semana han tenido que subir a 30 pedidos al día, y aún así antes de llegar el día se quedan sin stock. 


Sus planes cara al futuro son, primero, dar a basto con los pedidos y poder ir ampliando la oferta, preparar nuevos platos y seguir sobreviviendo en medio de esta marea. Pero en cuanto pase, tienen la vista puesta en un obrador, un lugar donde preparar su comida casera, los postres, panes, repostería y que incluso puedas tomártelo allí en algún rincón o llevártelo a casa.


Sobra decir que es imprescindible probar, ¿no? Eso sí, no te esperes al día de antes porque igual pierdes la oportunidad.


Comenta este artículo en
next