X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

‘XEITO I ESPENTA” DESDE MADRID / OPINIÓN

O Pedro o Sánchez

Foto: OSCAR DEL POZO/EUROPA PRESS

Estamos en pleno vértigo electoral. Salvo sorpresa del resistente Pedro Sánchez, vamos a elecciones generales ya mismo y después segunda vuelta con las municipales, autonómicas y europeas. Fiasco de los Presupuestos Generales del Estado con la presión independentista que en su día le aupó a La Moncloa y ahora le devuelve a la realidad

15/02/2019 - 

Callejón sin salida. Pedro Sánchez, ha tenido que hacerse el harakiri. No sabemos si ha sido Pedro o Sánchez, o los dos a la vez. Es verdad que muchos le dieron/le dimos por muerto políticamente en su batalla partidaria. Pero ya es sabido que resistió y venció. Fue audaz y consiguió sorprender al resiliente por excelencia Mariano Rajoy, y llegó a la Moncloa tras una inopinada moción de censura. Ahora se encuentra en un callejón sin salida. No sé si fue audaz o ingenuo al plantear la versión socialista del diálogo para Cataluña. A Rajoy y a Soraya Sáenz de Santamaría tampoco les funcionó. Sánchez se ha visto obligado por su obstinación, audacia o creatividad a arrepentirse de sus propias promesas. Lo de la hemeroteca deja retratado al más pintiparado. La ecuación diálogo con los independentistas, apoyo de los PGE, continuidad en Moncloa no ha salido. Alguien ha fallado en los cálculos, ha pecado de ingenuidad, desconocimiento o incluso de soberbia. El caso es que nos vemos abocados a una situación casi sin salida, porque el escenario electoral fragmentado, a lo mejor no da con la clave de bóveda.

Incertidumbre. Nos instalamos, si es que no lo estábamos ya en la incertidumbre más absoluta. Han sido unos meses extenuantes, con idas y venidas. El Presidente del Gobierno ha luchado contra viento y marea para resistir en La Moncloa. La operación diálogo ha sido un fracaso para Cataluña y para los propios intereses de Sánchez. Y no digamos para los gobiernos autonómicos que esperaban como agua de mayo, y nunca mejor dicho por la consulta electoral, la aprobación de los PGE. Solo la Comunitat Valenciana perdería 1.185 millones de euros. La volatilidad y dispersión de votos que recogen las encuestas no hacen prever que se pueda salir del impasse en el que estamos. Son muchos factores a tener en cuenta. A saber: el juicio al procés con las declaraciones de los acusados pero también de los testigos, -anotemos entre otros Rajoy, Sáenz de Santamaría, Cristóbal Montoro,-; el desconcierto de los propios socialistas, veteranos, clásicos, pedristas y demás familias; la debacle de Podemos les dará o quitará votos, ¿Qué influencia tendrá Vox en el conglomerado de la derecha? ¿Pablo Casado conseguirá liderar la derecha? ¿Cómo hará Albert Rivera para deslindarse de la triple alianza con PP y sobre todo Vox? ¿Y cómo votaremos los españoles, en clave nacional, autonómica o local? ¿Habrá cambio en La Moncloa? ¿Sánchez, Casado o Rivera?

Campaña singular. Lo de la política y los extraños compañeros de cama lo hemos visto, tan cerca como en el rechazo de los PGE. PP, Ciudadanos y los independentistas han votado juntos en contra de las cuentas del Gobierno. Toda una alegoría a la situación perversa en la que estamos. Nos vamos a encontrar probablemente con medio país en la playa, otro medio país en las procesiones y los ínclitos políticos dando mítines por doquier. Será una campaña curiosa y eterna, muy eterna. Es verdad que el bucle electoral nos persigue en los dos últimos años y ahora ¡ojalá haya suerte! puede concluir en el primaveral mes de mayo. Lo que ocurre es que podemos volver a estar en una situación repetida de paralización. Con los previos demoscópicos nos barruntamos que habrá que pactar y mucho para la Moncloa, para los gobiernos autonómicos y para los ayuntamientos. Así que el verano también va a ser entretenido. El problema es saber si los políticos consiguen dar con la piedra filosofal y salimos del marasmo en el que estamos.

Foto: OSCAR DEL POZO/EUROPA PRESS

El Tablero 

  • PSOE: Pedro Sánchez, o adelanto de generales, o adelanto de generales…¿Y si se le ocurre lo de una moción de confianza? No sé si estamos preparados para más creatividad o soluciones alambicadas. La audacia y el atrevimiento le pueden. La puesta en escena nefasta otra vez. Filtrar como tentativa fechas para adelanto de las generales, silencio en los pasillos del Congreso, gesto apesadumbrado, falta de aritmética porque su socio Podemos se desangra,…muchos se barruntan a futuro una amarga victoria socialista que no sea suficiente para repetir en el gobierno. Y pensar que en los anteriores comicios se llego a hablar del sorpasso de Podemos al PSOE. Ahora incluso tienen problemas para movilizar a su electorado. Tendrán que luchar contra la abstención. Recordemos el precedente de Andalucía. Sánchez intentará rentabilizar electoralmente la exhumación de Franco si es que concluye el culebrón, la subida del SMI, su voluntad negociadora en Cataluña, la división de la derecha que además se ve fagocitada por Vox,… y a lo mejor a esperar algún conejo de la chistera. Para eso se las pinta solo, con la ayuda de su Jefe de Gabinete, el simpar Iván Redondo. Mientras la Ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero puede haber sacado rentabilidad para un futuro a lo mejor no tan lejano para relevar a Susana Díaz al frente de los socialistas andaluces. Se le reconoce su esforzado papel en la defensa de los Presupuestos, pero no ha sido suficiente porque no contaba con las herramientas necesarias.
  • PP: Pablo Casado en su momento. O eso piensa. Se ve liderando el “frente común” con Ciudadanos y Vox. Le puede salir bien o mal. En Andalucía no esperaban lo que ocurrió y cuando Juanma Moreno estaba de salida por las cuitas partidarias sorayistas, resulta que de rebote es el Presidente andaluz con Ciudadanos y el socio incomodo de Vox. Casado se ve como eje central de la alianza y cree contar con el liderazgo para ser el próximo Presidente del Gobierno. Si ya tenían un respiro con la designación de los candidatos municipales y autonómicos, toca ahora Congreso y Senado ¿habrá renovación? Muchos tiemblan ya por su futuro. No hay tiempo porque las listas se tienen que hacer ya. Y como ahora internamente no toca disidencia, todos a una con Ciudadanos y con Vox por muy incomodo que resulte. Ya lo vimos en la concentración de Madrid en la que estuvieron todos, salvo Alfonso Alonso, y en el último momento presencia del gallego Alberto Núñez Feijóo y el andaluz Juanma Moreno que habían excusado su asistencia.
  • UNIDOS PODEMOS: Pablo Iglesias no tiene sitio. Se ha quedado solo. Lo que pierde en esta ocasión lo recupera el PSOE. Y mira que lo ha intentado hasta el último momento. Quería evitar a toda costa las elecciones y se afanó en mediar con el hombre de Waterloo, Carles Puigdemont, que estaba muy ocupado en un tour estrafalario en Alemania. Entregando premios que se devuelven, cenando con las Pussy Riot o con Bob Geldof. El caso es que Podemos tiene que remar dentro de su casa para resolver la fuga de Iñigo Errejón y su otrora candidata, Manuela Carmena y el maremagnun que tiene con sus confluencias y sus delegaciones autonómicas. Ni puede ejercer de mediador, ni de apoyo a Sánchez, su debacle al menos sobre el papel demoscópico no les es propicia.
  • CIUDADANOS: Albert Rivera o como huir de la foto. Es presa de los nervios. Se afanó en colocar a sus correlegionarios en la foto de la concentración para que pareciera que no estaba el líder de Vox, Santiago Abascal, pero la foto haberla, hayla. Y para clarificar el futuro se ha atrevido y dice que no habrá más pactos con Pedro Sánchez. Recordemos que en 2016, Sánchez y Rivera sellaron un acuerdo con luz y taquígrafos y posado cuasi institucional. Otra vez la hemeroteca que es tozuda. Ahora tiene una doble pelea, conseguir liderar la derecha y captar votos de la izquierda. Aquello de la transversalidad y también de la equidistancia, que ahora a lo mejor no da sus frutos. No se puede estar en misa y repicando.

Las frases de la semana

Javier Zaragoza, fiscal del Tribunal Supremo: “No se juzgan ideas, sino acciones. Se pretende transformar en víctimas a quienes han fracturado el orden constitucional y paradójicamente sentar en el banquillo al Estado. Este es un juicio en defensa de la democracia española” ¡Parece mentira que a estas alturas tengamos que estar sentando principios ante lo obvio! 

Jordi Pina, abogado de Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull en el juicio del procés: “Hagan de jueces y no de salvadores de la patria” ¡Sigue la presión a los magistrados y al estado de derecho!

Aitor Esteban, Portavoz del PNV en el Congreso: “Les da lo mismo un relator que un botijo con agua fresca. Casado y Rivera han hecho un piscinazo, estilo Neymar para gritar penalty” ¡Ay el tractor de Aitor, …que se quedan sin el desarrollo de las trasferencias pactadas con Sánchez y por eso piden que las generales sean más tarde. Siempre tirando de pragmatismo económico!

José Luis Feito, Presidente del Instituto de Estudios Económicos: “Dejar la economía en manos de Podemos es como nombrar a Drácula ministro de Sanidad” ¡Pensando en alto, por si llega el caso!

Manuel Mata, Sindíc del PSPV sobre un posible adelanto electoral autonómico: “Todo es posible, eso habrá que verlo, sería una decisión botánica” ¡Ay mare,…que se nos amontona la faena. pero no quedamos que Ximo Puig quería deslindar comicios. Mónica Oltra y Antonio Estañ alucinan!

Mónica Oltra, Vicepresidenta del Consell: “Puigdemont cuelga fotos de comilonas mientras otros entran en prisión” ¡Vaya, pues algo de razón sí tiene! 

Carles Puigdemont: “Te invito a pasar una semana con nosotros. Después podrás opinar y decir lo que quieras, al menos con fundamento. Denigrar a alguien con falsedades es un recurso impropio de demócratas” ¡Como siempre sentando cátedra. ¿Y quién paga la invitación? Necesitamos saber de dónde sale el presupuesto para comilonas, viajes e invitaciones. Patético!

Isabel Bonig, Presidenta PPCV: “Lo bueno del PPCV está ahí, y la gente ahora puede comparar, lo malo no lo podemos borrar, pero hemos aprendido” ¡Mucho camino que recorrer y sobre todo propuestas que hacer si se quiere volver a las instituciones!

Günter Haringer, Director Científico de la Agencia Espacial Europea: “Hay vida inteligente ahí fuera, pero está demasiado lejos” ¡La duda es si hay vida inteligente aquí. A tenor de lo visto con nuestros políticos hay serias dudas. Humor para terminar el artículo que tenemos mucha faena por delante!

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email