GRUPO PLAZA

la opción de iu se desvanece tras el bloqueo de podemos

Oltra lleva al límite la negociación del grupo propio de Compromís en el Congreso

Compromís exporta a Madrid su estilo de apurar los plazos: este martes a las 20 horas expira el registro de grupos en la Cámara Baja

19/01/2016 - 

VALENCIA. Este martes a las 20 horas expira el plazo para que las diferentes fuerzas políticas inscriban su propuesta para conformar grupo parlamentario en el registro del Congreso de los Diputados, si bien luego quedarán tres días para que los diputados de adscriban a los mismos y también cabrían en este espacio alegaciones. La reivindicación por parte de los socios de Podemos (los gallegos de En Marea, los catalanes de En Comú Podem y los valencianos de Compromís-Podemos-És el moment) de tener un grupo propio viene agitando en los últimos días la actualidad política nacional. PP, Ciudadanos y PSOE se han manifestado públicamente en contra de esta posibilidad, al considerarla contraria al Reglamento y, lo más importante, alejada de sus intereses políticos, dado que las ventajas económicas y estratégicas de disponer de un grupo propio en la Cámara Baja son notables.

Los argumentos jurídicos para el rechazo a esta opción por parte de estas fuerzas contrastan con otros casos en los que la Mesa del Congreso ha hecho la vista gorda. Sin ir más lejos, ERC y DL no cumplen el requisito mínimo de haber obtenido al menos el 15 % en cada provincia donde han concurrido (no lo lograron concretamente en Barcelona) y lo tendrán. De hecho, los socialistas le han prestado senadores a estas formaciones para formar grupo en la Cámara Alta. En cambio, en la pasada legislatura, Amaiur no cumplía este requisito en Navarra al cosechar un 14,86% de los votos y no le fue concedido el grupo en el Congreso.

Un mero ejemplo, hay muchos más, para entender que este debate a menudo se adentra más en el terreno político que en el jurídico. En esta línea, la vicepresidenta del Consell y referente de Compromís, Mónica Oltra, publicó este lunes un artículo en El País reclamándole que el PSOE cediera un diputado para que las citadas tres alianzas pudieran tener sus propios grupos. "Si tres diputados le resulta demasiado gravoso (a Pedro Sánchez) bastaría con que ceda uno para poder formar un grupo En Comú Podem, Compromís-Podem-És el Moment y En Marea", propuso, para añadir: "Mire qué fácil solución. Y después nos sentamos a hablar de las políticas que necesita este país y, si hay acuerdo, hablamos del gobierno. Que ya va siendo hora".

Un relato que, posteriormente, Oltra se prestó a explicar en los diferentes medios a los que atendió este lunes: "Más que una propuesta, es un intento de desenmascarar que el tema de la legalidad es una excusa para perpetrar un atropello democrático", subrayó.

De esta manera, la número dos del Gobierno valenciano irrumpió ayer en la política nacional a la búsqueda de cumplir con el objetivo marcado en la hoja de ruta de Compromís que, fiel a su estilo, tratará de apurar hasta el límite las negociaciones para conseguir, en este caso, el grupo propio o, al menos, integrado con los otros socios de Podemos. Una estrategia utilizada a menudo en sus propios debates internos y que recuerda a los momentos más tensos de las conversaciones para el Pacto del Botánico: "Hablemos del qué primero, y luego del quién", decía Oltra en aquellos días, un concepto que ahora empieza a repetir.

En este caso, su maniobra en el ámbito nacional, interpelando directamente a Pedro Sánchez, se encuentra enmarcada dentro de una negociación global: si no hay concesión del grupo propio, no solo apunta al rechazo a una hipotética investidura del líder del PSOE por parte de Compromís, sino a aplicar la máxima presión posible en el Congreso para dificultar esa posibilidad.

Por su parte, el líder de los socialistas valencianos y presidente de la Generalitat, Ximo Puig, respondió de forma conciliadora a preguntas de los medios sobre lo manifestado por Oltra: "Aunque el reglamento lo impide, el PSPV le cedería un diputado a Compromís para que hicieran grupo". En esta línea, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, salía al paso poco después para mostrarse dispuesto a "estudiar vías de solución" para que las citadas tres alianzas tengan "voz propia" en la Cámara Baja. En este sentido, fuentes del partido admitieron a este diario que la federación valenciana también ha entrado en la mediación para buscar posibilidades para facilitar la fórmula.

La opción de un pacto con Izquierda Unida, apartada por Podemos

Por otro lado, este lunes se registraron este lunes como grupo parlamentario de carácter "técnico, no político" Esquerra Republicana, Izquierda Unida-Unidad Popular y EH Bildu. La opción de que IU lo conformara con Compromís se había puesto sobre la mesa en los últimos días dado que cumplía con los requisitos exigidos y, según fuentes de ambas formaciones, contaba con luz verde por parte del PSOE. No obstante, no se llegó a un acuerdo para que los diputados de Podemos de la alianza firmaran un pacto que el Bloc sí veía con buenos ojos, no tanto Iniciativa. En este sentido, además del propio líder de IU, Alberto Garzón, fuentes de la formación nacionalista señalaron que fue la dirección del partido morado quien dio órdenes a sus parlamentarios de no firmar este pacto, con lo que la opción -que contaba con buenas perspectivas para ser aprobada- fue rechazada. Algunas de las fuentes consultadas ven en esa maniobra el deseo de evitar dar oxígeno a IU e impedir, al mismo tiempo, que Compromís pueda volar solo.

Una situación que aboca a Compromís, una vez más, a una jornada de infarto. Los representantes del Bloc en la alianza, Joan Baldoví y Marta Sorlí, ya han dicho que no se integrarán en Podemos y acudirán al Grupo Mixto si no hay grupo propio. Enric Bataller e Ignasi Candela, los dos representantes de Iniciativa, el partido que lidera Oltra, no se han pronunciado públicamente. Si fracasan todas las vías, el grupo de Podemos acogería a los que desearan su entrada de estas alianzas -ahí entrarían en juego los llamados subgrupos- y el resto acabaría en el Mixto. Las otras opciones pasan por que se avance en acuerdos globales de mayor calado global que permitan la concesión de los grupo solicitados o, al menos, un grupo conformado por las alianzas valenciana, catalana y gallega. Esta opción, parecía la más factible en la tarde noche de ayer según las distintas fuentes consultadas, si bien quedaría por convencer también a Ciudadanos para su apoyo en la Mesa.

En última instancia, en Compromís -especialmente en el Bloc- hay quien no descarta incluso que Podemos pudiera reconsiderar la opción de IU para el grupo valenciano, aprovechando el plazo de alegaciones para modificar la inscripción de los grupos. Precisamente la Ejecutiva del Bloc emitió este lunes un comunicado en el que se instaba a los diputados elegidos a "formalizar la demanda de la constitución del grupo parlamentario valenciano ante la Mesa del Congreso y llegar hasta las últimas consecuencias legales, incluida la instancia constitucional, para conseguir una voz propia y diferenciada". Un mensaje que parece dirigido a que los parlamentarios de Compromís no entren en el grupo de Podemos si fracasan las posibilidades citadas anteriormente.

En definitiva, un abanico de posibilidades que, a buen seguro, irán mutando hasta que se cierre el registro a las ocho de esta misma tarde.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme