GRUPO PLAZA

compromís exige a pedro sánchez que actúe cuanto antes

¿Otra vez tarde? El Gobierno se plantea cancelar los vuelos con Latinoamérica por la cepa brasileña

Foto: EP
2/02/2021 - 

VALÈNCIA. El temor de muchos expertos a que distintas mutaciones del coronavirus puedan complicar la lucha contra la pandemia es evidente. Recientemente, el jefe de Microbiología del Hospital Clínico, David Navarro, expresaba su preocupación en una entrevista concedida a Valencia Plaza respecto a las variantes británica, sudafricana y brasileña, si bien no existía constancia de que la última de ellas hubiera llegado a España. "Habrá que continuar haciendo vigilancia epidemiológica molecular para ver si estas nuevas variantes u otras que puedan emerger aparecen por aquí o no", comentó el especialista.

La preocupación es lógica, especialmente después de ver cómo la cepa británica ha comenzado a extenderse con mayor rapidez que la covid original. El propio director del Centro de Emergencias, Fernando Simón, admitió días atrás que esta variante podría ser predominante en España la próxima primavera. Ahora bien, la única buena noticia sobre esta cuestión es que, según las pruebas realizadas por suministradoras farmacéuticas, tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna -las autorizadas y distribuidas por el Estado a día de hoy-, sí mantendrían un alto grado de efectividad respecto a esta mutación.

Ahora bien, no existe todavía un análisis concluyente respecto a las otras dos cepas citadas. Es decir, todavía no hay garantías de que las vacunas que se están administrando en España tengan un comportamiento eficiente respecto a estas variantes, lo que podría comprometer la contención del virus y el propio ritmo de vacunación si llegaran a extenderse. Bien es cierto que los expertos consideran que, de producirse esta situación, las farmacéuticas no partirían de cero y tendrían la capacidad de reformular su producto posiblemente en unas semanas para adaptarlo, pero este escenario implicaría un obstáculo importante que obligaría a replantear todo el calendario de vacunación.

Ante esta situación, conviene recordar que el Gobierno de España prorrogó el sábado hasta el 16 de febrero el acuerdo con el Reino Unido que limita los vuelos directos y buques de pasaje. Una medida precisamente dirigida a frenar la expansión de la cepa británica que, no obstante, ya está presente en España.

La ministra Arancha González Laya en una sesión del Congreso. Foto: EP

Sin embargo, para el resto de países de riesgo se mantienen las medidas adoptadas el 23 de noviembre en las que se requiere a los pasajeros una PCR o de una TMA para SARS-CoV-2 con resultado negativo, realizada en las 72 horas previas a su llegada a España. Un control que podría resultar insuficiente para garantizar la no intromisión de las temidas variantes.

En este sentido, la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, adelantó este lunes en La Sexta que el Gobierno sopesa adoptar en los próximos medidas para frenar la llegada a España de nuevas cepas del coronavirus que están apareciendo en otros países como Brasil o Sudáfrica. Así, la ministra señaló que estudia limitar la movilidad con algunos países terceros "buscando aislar de la manera más quirúrgica cepas que van a apareciendo".

Compromís pide el cierre de inmediato

Por su parte, desde Compromís, el senador Carles Mulet presentó este mismo lunes preguntas sobre esta cuestión para el Gobierno de España. Sobre esto, la secretaria autonómica de Salud Pública, Isaura Navarro, también de la coalición valencianista, se manifestó en la línea de la restricción de los vuelos procedentes de otros países. "En una situación cierre perimetral y de parón de toda actividad de hostelería, establecimientos comerciales limitados...medidas muy duras en definitiva para intentar protegernos entre nosotros, lo lógico es que cerremos las fronteras para que no se altere el trabajo de protección que estamos haciendo", recalcó.

En este sentido, Navarro insistió en estas medidas "más aún" cuando "hay países que están presentando cepas para las que las vacunas en el mercado podrían no ser efectivas". "Este esfuerzo que estamos haciendo tiene que venir acompañado de medidas que nos protejan ya no solo entre nosotros sino también del exterior. No tiene sentido no poder ir a Madrid pero sí viajar por el mundo entero o que vengan de otros países. Hay que ser coherentes para evitar caer en un bucle infinito", zanjó. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email