X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

una cervecería para turistas en la histórica tienda

Patatas bravas y nachos: Paños Mallent se transforma en Bear Club

Foto: KIKE TABERNER
8/02/2019 - 

VALÈNCIA. Lo anunció en 2017 su propietario, José Mallent: la tienda que durante 76 años de existencia ininterrumpida dio servicio en el centro de València, a un paso del Mercado Central, no concluiría 2018. Y así fue. En su día el propietario de la tienda de ropa, un clásico entre un sector de la burguesía valenciana, anunció también que iría un restaurante. Ahora ya se sabe cuál. Será el segundo Bear Club que abra en la ciudad, tras el que se encuentra en Valle de la Ballestera. 

Foto: KIKE TABERNER

El Bear Club no es un franquicia, cierto, aunque su imagen no tiene nada que ver con la de la tienda de ropa, que se ajustaba a la del histórico edificio de Borso di Carminatti. El local de Valle de la Ballestera es muy popular en Campanar por ser lugar de encuentro de los aficionados valencianistas de la zona. Este jueves noche mismo, el Bear Club de Campanar estaba atestado de aficionados que disfrutaron del empate del Valencia en campo del Betis, en las semifinales de la Copa del Rey.

Uno de los carteles que ya se han dispuesto en el nuevo Bear Club anuncia en inglés que tienen las mejores cervezas de la ciudad. El local combina tapas y servicios habituales en los bares tradicionales españoles con servicios de pubs anglosajones y cervezas de importación. Es un sitio donde se pueden comer patatas bravas y nachos. Su misma estética de hecho remite a este tipo de locales. Ahora, en lugar de los anuncios de telas y trajes, de ropa y vestidos, las paredes evocarán un local dublinés o londinense.

No hay fecha aún de apertura. En principio se manejaba el 20 de febrero, según explican fuentes cercanas a la propiedad, pero se ve difícil llegar a tiempo porque, dicen, aún queda mucho trabajo por delante. Lo que sí que daban por seguro es que podría estar abierto antes de Fallas y ofrecer un servicio encaminado y pensado principalmente en la miriada de turistas que se aproximan al centro de València cada día. Los tiempos han cambiado, en todos los sentidos, y en lugar de un pedazo de la historia de la València del siglo XX habrá un nuevo espacio de restauración con aires británicos. ¿Quién dijo Brexit?

Foto: KIKE TABERNER

Noticias relacionadas

Foto: KIKE TABERNER
el muro

Es Economía

Nos estamos quedando sin tiendas de proximidad, cierres silenciosos bajo el discurso de un falso progreso del que nadie se hace cargo ni aparece en el argumentario político

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email