GRUPO PLAZA

música de señora

Paquita la del Barrio: Las mujeres mandan

18/07/2021 - 

VALÈNCIA. “¿Me estás oyendo, inútil?”. Esta frase forma parte inseparable de la gran figura que es Paquita la del Barrio. Nadie ha cantado a los hombres como lo ha hecho la mexicana. Francisca Viveros Barradas (Veracruz, 1947), su verdadero nombre, rompe con el estereotipo de la mujer abnegada, dócil y sumisa y lo hace con un vozarrón grave y potente, un físico contundente, una actitud desafiante y unas letras en las que expone sin pudor las debilidades y traiciones de los hombres.

En ‘Taco placero’ la desilusión tras esperar una noche de placer y obtener un encuentro insípido; ‘Viejo rabo verde’, la burla al gusto de los hombres mayores por las jóvenes y ‘Pobre pistolita’, la historia de un amante, que se quedó dormido antes del acto sexual son algunos de sus temas más controvertidos.

Las canciones de la veracruzana y su vida personal están tan entrelazadas que es fácil entender la naturalidad con la que las interpreta. La artista del género ranchero y estilos populares reconoce que  ha vivido en carne propia a “esas malditas cucarachas” a las que canta con tanta pasión y sentimiento.

En su web relata que a los 15 años mientras trabajaba en el Registro Civil de su pueblo natal, se enamoró y tuvo hijos con un hombre 30 años mayor que ella, quien le ocultó que era casado. “Rata inmunda, animal rastrero, escoria de la vida, infrahumano, maldita sabandija, alimaña, deshecho de la vida…”, la canción ‘Rata de dos patas’ es imprescindible en el cancionero del desamor y en su repertorio.

Aunque, según confesó su autor Manuel Eduardo Toscano, el tema no trata de una relación sentimental. Se inspira en Carlos Salinas de Gortari, presidente mexicano entre 1988 y 1994, que llegó al poder en medio de unas elecciones muy cuestionadas, tomó decisiones que hundieron al país en una de sus crisis económicas más difíciles, y durante cuyo mandato se alzó en Chiapas el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).  

Su segundo amor también es digno protagonista de temas como ‘Tres veces te engañé’ y ‘Me saludas a la tuya’. Paquita ha revelado que mientras se forjaba una carrera como cantante y regenteaba su negocio de comidas y variedades Casa Paquita, ubicado en Ciudad de México, su marido le era infiel con diversas mujeres, entre ellas, una de las camareras del local.

En una entrevista televisiva, la mexicana confesó que mientras cantaba en su negocio, vio entrar a su marido, que había desaparecido durante todo el fin de semana, y se le ocurrió decirle el ya famoso “¿Me estás oyendo, inútil?”, que la distingue. 

Un pasado de pobreza y desgracias

Detrás de esa imagen de mujer fuerte, que puede con todo,  hay  un duro pasado, no solo por los desengaños amorosos.  Paquita nació y creció en la pobreza en un pequeño pueblo del sur de México: “Yo fui como dicen allá ‘hija robada’, así  le dicen a los hijos que no son de matrimonio”, ha recordado en una entrevista por televisión.

La cantante conoció a su padre a los 8 años, cursó únicamente la educación primaria y ha trabajado sin parar para mantener a su familia. La muerte de sus gemelos recién nacidos, poco tiempo después de que muriera su madre, fue uno de los momentos más difíciles de su vida.

A pesar de todas las dificultades, Paquita ha conseguido que la música de arrabal, de cantina, se cuele en todos los estratos, gracias a la difusión que le ha dado su aparición en los medios masivos de comunicación. Sus letras atrevidas y su estilo picaresco trascienden fronteras. Cuenta con una amplia legión de fans en Estados Unidos  y ha girado por España en varias ocasiones.

Tras su primera actuación en un popular programa de la televisión mexicana, comenzaron a acudir a su local grandes personalidades del espectáculo, entre los que se encontraban  Joaquín Sabina, Luis Miguel y Salma Hayek.

Televisión, cine y política


Su popularidad la han llevado tanto al cine como a las telenovelas. Una de sus apariciones más conocidas fue en la serie Narcos de Netflix donde le dedica “Rata de dos patas” a Pablo Escobar. Y por si fuera poco, Paquita ha incursionado en la política como candidata a diputada en los últimos comicios. Aunque no alcanzó el triunfo en las elecciones, la seguiremos escuchando y defendiendo que ‘Las mujeres mandan’.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email