GRUPO PLAZA

la señora siempre tiene razón

Pasión mediterránea, pasión negra

26/03/2016 - 

VALENCIA. Seguro que ustedes no saben lo mucho que están ligados a la Sociedad con mayúscula. Incluso la gente de Sociedad con mayúscula y en negrita ignora lo cercanos que están también a la sociedad. Y mucho más después de la gran resaca fallera y en medio del Sábado de la Pasión de Jesucristo, tan similar al sábado con minúscula de los refugiados sirios, con su sufrimiento, su muerte y su Pilatos que se lava las manos…

Doble moral

Pero no adelantemos acontecimientos. Primero hay que explicar que en Valencia siempre hay dos morales: una urbana y otra playera; una veraniega y otra invernal; una por delante y otra por detrás; una de golpes en el pecho y otra que cree en su virginal inocencia. Decía Camba que la moral de una mujer puede influir en su vestido, pero muchas veces es su vestido el que determina su moral. Con un traje por debajo de la rodilla, mantilla y peineta, la virtud no supone esfuerzo alguno. Lo difícil es mantener la virtud desfilando con un hombro al aire, como Ramón Fossati, mientras se reparten besos a la multitud. Con su moral, ni buena ni mala. Su moral orgánica. Su moral lógica. Su moral de barrio marinero en plena primavera.

“Nosotras somos ramonistas” -me dicen dos hermanas consanguíneas durante una procesión- “Él siempre ha apostado por esta celebración durante treinta años, cuando no era una procesión tan conocida. La gente le quiere y, después de todo, es el día de la Resurrección: un día de alegría. ¡Tres años de penalización… por el amor de Dios!”.

Foto: EVA MAÑEZ.

La Semana Santa Marinera

Y es que la Semana Santa Marinera (de interés turístico nacional) no son las fiestas de Moros y Cristianos ni las Fallas, como bien dice el presidente de su Junta Mayor, Francisco Carles. Es una de las Semanas Santas más entrañables y accesibles a las que se puedan asistir en España. No es como la Semana Santa costumbrista de Sevilla, llena de modismos del siglo XVII y apariencias de lacostes, zapatos Castellanos y el pelo engominado hacia atrás. Ni como la que implantó de repente en Madrid el alcalde Álvarez del Manzano, mezcla de censura a los tiempos modernos y de cuadro de Goya. Nosotros somos más latinos, más tropicales, más de chanclas, de señora con bastón que sale a la calle a tocar al Cristo, de celebración con paella y buena bebida; somos más horteras, en el buen sentido de la palabra, es decir, mucho más tolerantes y cirenaicos. 

Este admirable barrio, que a punto estuvo de no poder encomendarse a nada más que a los santos tras los intentos de asalto inmobiliarios, tiene un color que asombra, bañado con la ingenuidad de un conservadurismo benigno y humilde que ha convertido al Pueblo Nuevo del Mar, donde nació mi abuelo, en lo que es hoy, tanto para lo bueno y para lo malo.

Promesas cumplidas

El año pasado, la entonces alcaldesa de Valencia asistía a las procesiones del Lunes Santo acompañada por la práctica totalidad de los concejales de su equipo de gobierno, ahora postrados adoradores del acta. Pero en esta ocasión el alcade Ribó no se ha rasgado las investiduras y ha mantenido su postura de desligar la religión de los actos oficiales del Consistorio. Se ha convertido así, como bien subraya el diario ABC, en el primer alcalde desde 1979 que cumple con lo prometido después de ganar las elecciones, sin temor al “qué dirán” de tiempos ya pasados. Bueno, desligados del todo no: como todos los años, los principales grupos del ayuntamiento han acudido a visitar durante la semana a los cofrades en días distintos, eso sí, para evitar incómodas aglomeraciones.

Foto: EVA MAÑEZ.

Los de Compromís iban por libre, sin que nadie de la Junta Mayor les acompañara. El grupo revelación ha sido el de Ciudadanos que visitó el miércoles pasado varias cofradías y la estatua de la 'Rosa Mística', el personaje bíblico que la cofrade de la Hermandad del Santo Sepulcro, Empar Barrón, encarnaba durante las procesiones antes de que fuera asesinada por su ex-novio. Representando al PSOE, Joan Calabuig, y la concejala de Sanidad, Maite Girau, asistieron a la eucaristía de Acción de Gracias en Honor al Santísimo Ecce-Homo, en la Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles, y a la Procesión del Pretorio.

El Cristo del Salvador y el Amparo, con San Mateo

Yo estuve el Jueves Santo en la calle Barraca número 141 a las siete y media de la madrugada para asistir al encuentro del Cristo del Salvador con del Cristo del Salvador y del Amparo. Mi objetivo, acompañar a la procesión de este último hasta la orilla del mar. Se había congregado allí gente muy del barrio, con alguna cara de sueño, que no de cansancio. “¿No viene tu hermano?”-le dice una chica a otra- “Está reventado; vendrá a la tarde”. La banda, de azul celeste, toca los tambores. “¿Es la misma que anoche?” -le dice una mujer a su marido- “¡Como van tantas no había visto que iban de color.”

En las aceras hay sillas vacías atadas con un cordelito para que nadie las mueva. Los voluntarios se turnan para llevar la Cruz del Cristo sobre el pecho, mientras otros devotos le pasan amorosamente paños por la llaga del costado y las heridas. Un ambiente muy relajado, a pesar de las innumerables cámaras. “Antes veníamos sólo la gente del barrio, ahora vienen muchos de fuera a verlo”.

Al llegar a la playa, el sacerdote cita a San Mateo para pedir por los que perdieron la vida en el mar: “lo que le hagáis a uno de estos, mis hermanos más pequeños, me lo hacéis a mí”. En su oración recuerda a Aylan Kurdi, el niño sirio de tres años que murió huyendo en las playas de Turquía. Después, eleva una plegaria al cielo, frente al mar, por todos los padres, madres, hijos que han perdido la vida en las fronteras de Siria, de Grecia, de Ceuta y Melilla. Curiosamente, el mismo mensaje que dio Mónica Oltra el lunes pasado en La Nau. A unos metros de él, una niña juega con las olas.

El palco de tribuna

Al palco de tribuna de calle de la Reina en la puerta del Ateneo acudieron ayer -y otros lo harán mañana, Domingo de Resurrección, así que los pongo todos juntos- amigos de la Junta y autoridades como el presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera; Pere Fuset, concejal de Cultura Festiva; el subdelegado del Gobierno, Juan Carlos Valderrama Zurián; el secretario autonómico de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, Josep Vicent Boira i Maiques; el Comandante Naval, Enrique Zafra Carme; los diputados José Enrique Aguar Vila y María del Carmen Peris Navarro; La concejala Seguridad Ciudadana, Sandra Gómez López, que es cofrade desde pequeña y ha participado en las procesiones junto a los concejales Maite Girau, de Sanidad y Deportes; Narciso Estellés y Amparo Picó; El ex teniente General Rafael Comas Abad, el General de Brigada Vicente Ripoll; Ángel García de la Bandera, Director-Gerente de Ferrocarriles de la Generalitat; Roberto Zanón, director técnico del Grupo Gervall, Emiliano García de la popular Bodega Montaña del Cabañal-Canyamelar e Isabel Domingo, del diario Las Provincias.

Performance travesti en Semana Santa

El pasado viernes por la noche hizo su particular Vía Crucis la artista Lilí Tras Tras que con la fotógrafa Cristina Fuentes captaron, con sobriedad y en el marco de la perfomance, la reacciones de los asistentes a los pasos de la Semana Santa Marinera ante una propuesta de visibilidad del travestismo. Más información del resultado, la semana que viene.

Como ven, una Pascua abierta, dinámica y llena de actos diversos. Si todavía no han ido a participar junto a los 3.500 cofrades que llenan estos días este valencianísimo barrio, aún están a tiempo de hacerlo hoy y mañana. Pueden consultar la guía de actos procesionales en su página: www.semanasantamarinera.org. Les aseguro que merece la pena.

No es país para negras

La Sala Off de Valencia está de enhorabuena. Además de estar preparando su nueva programación bajo la supervisión de Esther Melo (Cabanyal Íntim, El Musical) se han juntado con el espacio sociocultural United Minds (dirigido por Deborah Ekoka y Ken Province) para organizar un ciclo de arte dedicado a la cultura afroespañola y, en especial, a la mujer.

Foto: Antonio Sambeat.

El pasado jueves 24 fue su presentación. Recitaron poemas Carmen Paulino, Diana y Mole. La actriz Silvia Albert hizo una emotiva actuación de proximidad en el baño de señoras: “¿Me creerían si les digo que todas las mujeres de mi familia tienen carrera universitaria?", "¿tienen amigos negros?”, “¿les han invitado a casa de sus padres?”, “¿alguna vez han pensado que les gustaría ser otra persona?”-preguntaba a los espectadores mientras te miraba a los ojos.

Como remate, hubo un espectacular concierto a voz de la delicada cantante norteamericana Calyce CI acompañada a la guitarra por el valenciano-irlandés Peter Connelly y al cajón por Sergio Martínez, profesor de Contemporary Performance en la escuela de música Berklee. Los músicos de esta escuela no son como los profesores de la película Bola de Fuego de Howard Hawks, sino que nos hacen el inmenso honor de salir a nuestras calles y compartir su arte, algo que si no han presenciado tienen que hacerlo: tan solo basta con curiosear en locales como el Jimmy Glass o en cualquiera que hagan buena música.

Estuvo allí mi negrita favorita, Mayte Ibáñez, de La Nau, incansable buscadora de agradables sensaciones artísticas y el hermano del magistral músico Perico Sambeat, el fotógrafo Antonio Sambeat. Es uno de esos ciclos que uno agradece que le hayan recomendado ir. Además de las delicias gastronómicas de la nueva barra del teatro OFF, hoy sábado y mañana domingo a las 20 horas tienen el segundo pase de la obra No es país para negras estrenada en Barcelona. Después, sólo les quedará el Lunes Santo.

Foto: Antonio Sambeat.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email