Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

collage

Piernas y volcanes: Yao Flores resignifica las imágenes que el mundo quiere desechar

9/03/2020 - 

VALÈNCIA. En un mundo lleno de imágenes, con unas redes sociales que necesitan engullir nuevos contenidos todo el rato todo los días, la gente desecha rápido aquello que le sobra. Que Marie Kondo ya suene muy 2019 en realidad es un buen reflejo para el tratamiento que la sociedad actual le da las imágenes: somos iconoclastas por definición, pero devaluamos al poco tiempo cualquier intento de perdurar. En este contexto los rastros o cualquier intento de "recuperar" aquello que la gente ya no quiere, deviene en un acto de nostalgia.

Yao Flores estudió Comunicación Audiovisual, pero un hobby "totalmente intuitivo" se ha ido haciendo grande. La semana pasada inauguró su segunda exposición individual, Playground, en el Centro Cultural Mario Monreal de Sagunto. Horas antes del acto, abrió las puertas de su casa para que Culturplaza pudiera retratar su proceso creativo.

Foto: ESTRELLA JOVER

Ella misma cuenta que descubrió el mundo del collage “por accidente”, cuando un verano se suscribió a una revista en papel “sin querer” y se encontró con un montón de revistas que no quería. La pregunta fue entonces: “¿lo tiro o qué hago con todo esto?”: “de manera intuitiva, tal vez lo vería por Tumblr o Pinterest, me puse a recortar imágenes y a hacer composiciones”. Nunca se leyó un solo artículo, confiesa. Todo esto ocurrió en verano del 2015, cuando produjo un buen puñado de collages, pero lo dejó aparcado y fue el año pasado cuando empezó a retomarlo.

Las referencias de Yao Flores son totalmente contemporáneas y están básicamente en las redes sociales, donde hay una cantidad de artistas que enseñan sus composiciones, ya sean analógicas o digitales. Pero a la hora de iniciarse, la artista en realidad quiso tirar más desde su propia exploración: “empecé utilizando unas tijeras normales y pegamento de colegio”; solo después, al ver cómo lo hacía la gente más pro, se buscó un cúter más profesional y la esterilla verde y reglada sobre la que posa los recortes.

Conforme le van haciendo las fotografías para el artículo, va sacando carpetas con recortes que no utilizará, otra con selecciones ya hechas, otra con los collages ya hechos… Y un puñado de revistas, claro. Las temáticas de sus piezas son, principalmente dos: mujeres y naturaleza. En el fondo, un volcán escupe lava con fuerza, sobre esa escena, dos piernas femeninas se colocan estratégicamente para que la fuente de lava sustituya la entrepierna. Otra escena: un fondo de helechos se parte en dos para descubrir una penetrante mirada femenina en blanco y negro.

Aunque todo tiene sus lecturas, la artista niega que tenga un discurso formado que quiera plasmar en sus piezas, su motivación se la debe más a Stendhal que a Carol Vance (“miro las formas y los colores”, pero no renuncia a ello: “al final, busco haber creado algo bonito y divertido, y me doy cuenta de que, de manera inconsciente, estoy hablando de algo. Yo le muestro mis piezas a la gente y me gusta que me cuenten qué les parece, qué nuevo sentido le dan”. Su materia prima son libros y revistas de naturaleza y también pornográficas, una exploración a épocas pasadas “que es divertido y melancólico, nostalgia de lo no vivido”.

- ¿Te sorprende que la gente se deshaga de esas revistas?
- No, me sorprendo yo quieréndolas.

Resignificar la representación sexual en aquellas revistas, aunque en un primer momento sea de manera inconsciente, es posicionarse sobre ellas: Yao Calvo lo hace en contra, y la da la vuelta a la ausencia del placer femenino convirtiéndolo en su objeto de estudio.

Playground, que se puede ver hasta el 29 de marzo en el Centro Cultural Mario Monreal de Sagunto, llama directamente al juego. Juego entendido desde la simplicidad del proceso (“es algo que llevamos haciendo desde el colegio, cortar y pegar, pero desarrollado”) y también como la diversión de quien juega con imágenes y con significados.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email