GRUPO PLAZA

ruptura en el congreso de los diputados

Podemos traiciona el pacto con Compromís al no apurar las opciones del grupo propio

La formación valenciana presenta en solitario su propuesta de grupo propio solo con cuatro diputados y con opciones prácticamente nulas de ser aprobada por la Mesa

20/01/2016 - 

VALENCIA. La alianza entre Compromís y Podemos que tanto costó de fraguar de cara a las elecciones generales saltó este martes tras la fallida negociación para la conformación de los grupos del Congreso. Finalmente, y tras una tarde de conversaciones a contrarreloj e informaciones contradictorias, el cabeza de lista por Valencia, Joan Baldoví (Bloc), acudió al registro del Congreso a falta de dos minutos del cierre del plazo para inscribir una propuesta de grupo con tan solo cuatro diputados: Marta Sorlí (Bloc), Enric Bataller (Iniciativa), Ignasi Candela (Iniciativa) y él mismo. El resto de parlamentarios, cuatro de Podemos y la independiente Rosanna Pastor, prefirieron integrarse en la formación morada.

Una propuesta, la realizada por Compromís, con escasas posibilidades de éxito dado que no está firmada por la totalidad de los miembros de la alianza y que, además, no cumple siquiera el requisito mínimo de estar respaldada por cinco diputados. De esta manera, el breve idilio de la coalición terminaba a las 20 horas: las posibilidades de los cuatro parlamentarios firmantes apuntan a dividirse entre recalar en el Grupo Mixto (así lo han venido anunciando los dos del Bloc) o pedir la entrada en la bancada de Podemos u otra fuerza.

La resolución de este episodio crispó los ánimos ayer, especialmente en el Bloc, el partido que más desconfió de la alianza. Distintas fuentes de la formación nacionalista calificaron de "traición" la maniobra realizada por la formación morada, al considerar que no se ajusta al protocolo firmado cuando se inscribió la candidatura.

En este sentido, recuerdan que en el documento firmado se especificaba en la octava disposición: "Los firmantes se comprometen a formar un grupo parlamentario propio con los diputados y diputadas que resulten escogidos por esta coalición, la cual especificará su condición de valenciana. Igualmente en el Senado". Además, en el mismo epígrafe se subrayaba que si existiera "una interpretación restrictiva del reglamento" por parte de la Mesa del Congreso y se denegara "el derecho de los miembros de la candidatura a constituir un grupo propio valenciano éstos agotarán la vía legal llegando, si es posible, al Tribunal Constitucional". 

Precisamente a estos puntos se refirió el portavoz del grupo, Joan Baldoví (Bloc): "Nosotros hemos querido ser fieles a aquello que firmamos en nuestro protocolo y presentar el grupo parlamentario valenciano que era con lo que nos habíamos comprometido ante nuestro electorado. A partir de aquí, se reunirán los órganos de decisión de Compromís y decidirán que es lo que haremos cuando, previsiblemente, la Mesa deniegue ese grupo parlamentario valenciano", señaló el diputado, quien además añadió que esta formalidad es la "única vía para poder acudir al Tribunal Constitucional".

Pese a que Baldoví aseguró que la situación vivida ayer no implica que Compromís "rompa" con "los compañeros de Podem", y señaló que el PSOE, el PP y C's han sido los que "han robado a los valencianos la posibilidad de tener una voz", el malestar en la formación nacinalista era palpable en distintos dirigentes consultados por este diario.

En la otra orilla, desde Podemos se explicaba la decisión adoptada ante el rechazo tanto del PSOE como del resto de partidos en la Mesa del Congreso -PP y C's- a las propuestas realizadas para la conformación de los citados grupos propios. Sobre esto, fuentes de la formación morada en la Cámara Baja argumentaron su posición ante la "inexistencia de garantías" a integrarse posteriormente en Podemos si se apuraba la opción de conformar el grupo valenciano. Es decir, el temor de esta formación se centraba en que la propuesta fuera rechazada por la Mesa del Congreso y, automáticamente, los nueve parlamentarios fueran enviados al Grupo Mixto sin posibilidad de reengancharse a Podemos.

Al margen de estas explicaciones, no son pocos en Compromís los que creen que la maniobra de la formación morada está englobada dentro de acuerdos superiores de cara al pacto de investidura del socialista Pedro Sánchez. La conformación de cuatro grupos por parte de Podemos se había convertido en un obstáculo más dentro de la negociación: la integración de catalanes y gallegos, además del descarte valenciano, allanan el camino con el PSOE y dejan a la formación morada en la posición de haber cedido en cierta manera en una de sus pretensiones.

Por otro lado, y según informó este partido en un comunicado, la número dos de la lista por Valencia, Àngela Ballester,  ha sido designada como portavoz del, por así llamarlo, subgrupo valenciano dentro de la formación morada. En este sentido, las citadas fuentes apuntan a que están abiertas las negociaciones para que Ballester y sus homólogos de las secciones catalana y gallega de Podemos puedan tomar parte dentro de las Juntas de Portavoces del Congreso de los Diputados.


Compromís decidirá esta semana si sus cuatro diputados van al Grupo Mixto

Por otro lado, según señaló Baldoví, la Ejecutiva de Compromís debe decidir esta misma semana si sus cuatro diputados en el Congreso se integran en el grupo registrado por Podemos junto a sus alianzas territoriales o, en cambio, pasan a formar parte del Grupo Mixto para toda la legislatura.

El diputado, sobre este asunto, quiso descartar la posibilidad de que los cuatro diputados de Compromís sufran una nueva división y tomen caminos diferentes durante los próximos días. "Si fuera Dios no estaría aquí, pero juntos sumamos más que separados y lo que salga de la Ejecutiva nos afectará a los cuatro", comentó.

No obstante, sí que entre ellos hay sensibilidades diferentes y hubo división respecto a la posibilidad de unirse a los diputados de IU-Unidad Popular para formar grupo parlamentario. Esta opción era vista con buenos ojos por el propio Baldoví y su compañera por Castellón Marta Sorlí -ambos del Bloc- mientras que fue rechazada por Enric Bataller e Ignasi Candela, de Iniciativa. "Lamentablemente no era cosa que generara acuerdos, se cerraron caminos y no pudimos seguir", asumió Baldoví.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme