GRUPO PLAZA

La Ley Celaá, UPyD, el satélite Ingenio y Pitingo, protagonistas en las redes sociales

Ponga un lazo en su vida

Foto: PP
22/11/2020 - 

VALÈNCIA. Lazos los hay de todos los colores: negros, rojos, azules verdes, violetas, amarillos y como no, también de color naranja. Todo color se significa con una causa y este último, el que nace de mezclar los colores amarillo y rojo,  ha canalizado las reivindicaciones durante unos meses por parte de los centros de educación concertada en contra de la aprobación de la Lomloe

La conocida popularmente como la Ley Celaá ha centrado la atención de la semana en el Congreso de los Diputados y por ende, en el debate que se ha generado en las redes sociales. La realidad se sucede y las plataformas sociales la interpretan. Todo lo que tenga que ver con la crispación, división, el desconocimiento y la insurrección visceral, explosiona con facilidad cuando se moja en pólvora política. Y en este caso, la educación ha sido el tema en cuestión.

Reacciones se han dado muchas durante estos meses bajo el hashtag #StopLeyCelaá y en donde el Partido Popular ha estado hábil en su capitalización tomando la delantera al resto de fuerzas de la derecha política. En este caso, el hashtag mencionado ha recogido en Twitter un total de 163.000 tweets desde que se lanzó el pasado mes de mayo , conviviendo con diversos repuntes significativos y volviendo a posicionarse el pasado 6 de noviembre como la primera tendencia en España, siempre a modo de protesta. 

Mientras, esta semana en el albor de la noticia, el aséptico #LeyCelaá ha cosechado algo más de 25.000 tweets canalizando las impresiones -desde un prisma más neutro y no de campaña- ofreciendo así un impacto sujeto a la actualidad informativa que esta legislación educativa ha generado. Pero más allá del dato, era evidente que  el cierre de filas del gobierno junto a las fuerzas de la izquierdas y nacionalistas poco iba a hacer tambalear una ley vistosa para para lucimiento de los diputados en el estrado, siempre a la búsqueda y captura de un golpe viral. 

Así pues, como era de esperar, los discursos bailaron mucho de un lado a otro. Del incendio a la reflexión, la amplitud de intervenciones fue abriéndose cual pai pai sacado de un bolso. De la ministra Isabel Celaá sacando brillo a su ley  y puso en el sitio a una oposición bronca y vociferante, mientras que Joan Baldoví aprovechó la cuestión a debate para explicar en clave valenciana en qué lengua se puede educar, vivir o amar.

Rosa, que nos cierran UPyD 

No obstante, el golpe fuerte de la política española ha llegado esta semana con el conocimiento de la sentencia que obliga - salvo que surja la viabilidad económica de forma milagrosa- a la desaparición de UPyD como partido político al no poder hacer frente a una deuda económica. La criatura política de Rosa Díez pasa sus peores días, agonizando y sin un euro en la cartera, mientras ella mira a la derecha sin remordimiento alguno. Vamos, mucho presumir de cofundadora de UPyD en su bio de Twitter pero ni un mísero tweet para hablar de algo que lo sentiste como un hijo, ya te vale. 

Nada, sigue a la tuya con el PSOE y su muerte. 

Y es que, mirando atrás, UPyD pasó de pintar el futuro de España en color magenta a ser un invitado de relleno en cualquier sarao que se precie. Vale que la culpa directo no fue directamente de ellos, sino de la torpeza política y  de la OPA  con aroma a naranja ciudadano lo que dejó en el filo del abismo a la formación que ahora dirige Cristiano Brown. Fue ilusionante, breve y apunta que con final doloroso. Pero, ¿ quién sabe si serán estos mismos los que les ofrezcan la salvación final? Los guiños de las últimas generales son casi una señal en el horizonte, por mucho que lo nieguen. Seguiremos expectantes el desarrollo de los acontecimientos.

Pedro Sánchez y los eufemismos

Por cierto, que ni un sábado tranquilo puede tener Pedro Sánchez en su Twitter. En esta ocasión ha sido por escribir terroristas en vez de ETA.  Todo ha venido dado por el tweet de recuerdo que el Presidente del Gobierno ha lanzado en su cuenta oficial hacia la figura de Ernest Lluch, asesinado a manos de la banda terrorista ETA. Un comentario en donde no pocos 'contrincantes' han visto un blanqueo de terminología hacia la condena de la actividad de la banda armada y han intentado articular su respuesta bajo un unísono #FueETA . Como no, entre muchos otros, el siempre activo Toni Cantó no ha perdido la oportunidad de azotar a Pedro Sánchez. 

El 'Ingenio' de Twitter dura más de 8 minutos

Pero esta semana, mientras los políticos discutían en el parlamento, gente de bien ponia en marcha un satélite 100% español que duraba en órbita 8 minutos. El tiro salía por la culata y se dice que la culpa parece ser que fue de la parte que tocaba a los franceses. Vale que aquí un servidor no pondría ni en vuelo ni una cometa en un dia de pascua... Pero, vamos, que ha sido un fail de manual que ni hecho a propósito. 

Aun así, no todo iba a ser malo ya que Twitter necesitaba el incidente del 'Ingenio' para recuperar su colmillo, su mala baba y como no, la creatividad del personal para sacar punta a la actualidad.  Tanto sorprendió el hecho que horas después de conocerse la noticia, apareció una cuenta de tributo al satélite y dejó estas joyas para el disfrute del personal. 

Pitingo desencadenado

Y ya para concluir, un poco de variedades y jolgorio musical. En la vida ocurren cosas extrañas, como el síndrome de los artistas que se hartan de los aplausos en el escenario y prefieren los silbidos -y pitidos de oídos- que te puede generar un buen incendio en Twitter o cualquier otra plataforma social.

Sino se lo pueden preguntar a Pitingo. Sí, el creador de un estilo que dice ser 'souleria' -antaño música de de ambiente en un evento- al que ahora le ha dado por ganar protagonismo a través de su Twitter y clamar contra el Gobierno de España. Aun así, atendiendo a los hechos, por ahora solo serviría para inspirar una serie B de 'Django Desencadenado' en versión patria y por soulerias contra todos sus enemigos, los que tenía y los que está haciendo. 

Así, el cantante empezó la semana con una cruzada textual contra comunistas, independentistas, yihadistas y el gobierno de Pedro Sánchez.  Luego continuó su ristra de ataques poniéndose un lazo naranja contra la Ley Celaá,  tuvo el privilegio de ser replicado y retuiteado por el insurrecto cantante José Manuel Soto y ya para colmo, sus hazañas diarias se han salpicado de tweets y canciones dedicadas a aquellos que le cuestionan sus palabras y amor a la patria española.

Vamos, que Pitingo está dando una lección de manual de lo que un artista no debe de hacer en sus redes sociales si no desea chafar su carrera musical. Otra cosa es que lo vea como una oportunidad para acabar en un reality de Mediaset, que sería licito y respetable, por supuesto. 

Pitingo por favor, da el cante en los escenarios, por tu bien. Vivirás más tranquilo. Pero eso sí, que nadie olvide que tu le cantaste a Michelle y a Barack Obama, que la memoria es muy corta y traicionera. Sigue alcanzando tus sueños.






Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme