GRUPO PLAZA

tribuna libre / OPINIÓN

Por la unidad de Les Corts en defensa del Derecho Civil Valenciano

La Associació de Juristes Valencians se pronuncia a favor de una ponencia en Les Corts que prevea la reforma constitucional

24/05/2016 - 

De cuando en cuando, algún político o algún medio de comunicación de Madrid recuerda que en la “inolvidable” batalla de Almansa–inolvidable porque, pese a lo que diga el actual rey Felipe V de Valencia, VI de España, sus consecuencias, como acaba de explicitar el TC, todavía perduran– las únicas tropas valencianas que participaron fueron los 300 soldados del regimiento “Valencia”, y lo hicieron del lado borbónico.

Con ello concluyen erróneamente que los valencianos no lucharon en la defensa de sus intereses. Se olvidan de que en toda guerra civil –como fue la de Sucesión– hay dos bandos, y en los territorios de la Monarquía la población se dividió entre los partidarios de uno y otro; así, los valencianos alineados con el archiduque Carlos acabaron defendiendo Barcelona en 1714, por ejemplo. Lo único que demuestra la presencia de valencianos en la batalla de Almansa es que el título usado por Felipe V para abolir los fueros –el de la rebelión- era falso.

Aun así, no son pocos los que, fuera de nuestra tierra, se acogen a él para justificar el que no podamos legislar en materia de derecho civil, como si aquella circunstancia meramente histórica se hubiera de convertir en una maldición de siglos que nos privara de un elemento sustancial de nuestro ser como pueblo. 

Los miembros de l'Associació de Juristes Valencians estamos consternados todavía por la miopía política del actual Presidente del Gobierno

Lo que sí compartieron todos los valencianos de entonces, fuesen botiflers o maulets, fue la consternación y la rabia por una abolición que siempre juzgaron injusta y despótica. Eran conscientes de que les afectaba –y perjudicaba– a todos, no sólo a los partidarios del bando derrotado: en el castigo, todos fueron iguales. Aquel sentimiento les unió y les llevó a pedir una y otra vez la devolución de los fueros, lo que la Corona nunca concedió.

La catastrófica sentencia del Tribunal Constitucional sobre la Ley de Régimen Económico Matrimonial también ha producido una sensación general de frustración, pues somos mayoría los valencianos que queremos tener un derecho civil propio, moderno, vivo y de acuerdo con los valores constitucionales. Por eso hemos de seguir incidiendo en la reivindicación de lo que dice nuestro Estatut d’Autonomia, vigente y no recurrido: hemos de defender, más unidos que nunca, la competencia de la Generalitat para legislar en materia de derecho civil.

Los miembros de l'Associació de Juristes Valencians estamos consternados todavía por la miopía política del actual Presidente del Gobierno, y por la inactividad y desdén de los integrantes de su gobierno, que incluso frente a las peticiones constantes de la cúpula valenciana de su propio partido, no ha retirado los recursos planteados por el ex Presidente Rodríguez Zapatero y él mismo, contra las leyes valencianas de Régimen Económico Matrimonial, Custodia Compartida o Uniones de Hecho.

Este miércoles, 25 de mayo, se debate en Les Corts una Proposición No de Ley promovida por el PPCV para constituir una Ponencia y establecer una Comisión Bilateral de Cooperación Estado-Comunidad Valenciana para resolver las divergencias surgidas entre ambas administraciones. Lejos de frustraciones y melancolías, nuestra postura como AJV es la de seguir luchando y avanzando, abiertos al diálogo entre todos y tratando por cualquier medio a nuestro alcance de conseguir la necesaria unidad de todos los valencianos en torno a este proyecto común. Por ello, la AJV apoya la Proposición No de Ley al entender que profundiza en la búsqueda de soluciones al conflicto con el Estado.

Ahora bien, como juristas creemos necesario que, junto con las vías que se exponen en la PNL, se incluya como una más la futura reforma de la Constitución que ha de garantizar la singularidad de nuestro derecho civil. Y, también, que el establecimiento de la Comisión Bilateral de Cooperación lleve aparejada la suspensión inmediata de la tramitación de los recursos de inconstitucionalidad contra las leyes de Custodia Compartida y Uniones de Hecho, como gesto de buena voluntad por parte del Ejecutivo estatal.

Es necesaria la unidad de todos en defensa de nuestro derecho civil para evitar, como pasó tras Almansa, una nueva derrota

Con estas condiciones, pensamos que la creación de la Ponencia –cuyos trabajos deberían estar concluidos en octubre- y el establecimiento de la Comisión Bilateral de Cooperación no pueden sino fortalecer la reivindicación de nuestra competencia para legislar en materia de derecho civil. Y, en ese sentido, juzgamos imprescindible la unidad de los cinco grupos políticos con representación en Les Corts Valencianes.

Es necesaria la unidad de todos en defensa de nuestro derecho civil para evitar, como pasó tras Almansa, una nueva derrota, una nueva merma de nuestro autogobierno que, como entonces, nos arrastre a todos, sin distinción de partidos o filiaciones. No queremos que nuestras leyes sigan proscritas, cuando las de los aragoneses, catalanes, baleares, navarros, vascos e incluso gallegos siguen vigentes, algunas de ellas con el marchamo de la dictadura franquista.

Aunque muchos pensamos que la competencia recogida en el Estatut tenía perfecta cabida constitucional, como se demostró a través del voto particular de uno de los magistrados, es hora de que, unidos los valencianos, evitemos una segunda Almansa, y de que los políticos y medios de comunicación con sede en Madrid tomen nota de la energía y persistencia de esta reivindicación. Que sepan, en fin, que después de tres siglos de lucha, no vamos a rendirnos ahora.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme